Tremañes. El aliento industrial de Gijón.

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Fusión Asturias   
Lunes, 29 de Septiembre de 2014 10:23
Tremañes. El aliento industrial de Gijón. 5.0 out of 5 based on 1 votes.

Tremañes respira industria. En más de un millón de metros cuadrados de superficie se distribuyen doce áreas empresariales, de las cuales son un buen ejemplo Mora Garay, Bankunión y Somonte.

El área de Tremañes se ubica en la zona oeste y suroeste de la ciudad de Gijón, localidad a la que pertenece desde el año 1981, cuando dejó de ser una parroquia para formar parte de sus límites territoriales. La cercanía a una población destacada ha facilitado que -aunque inmersas en un gran paisaje industrial- se hayan desarrollado también nuevas residencias que conviven con un antiguo barrio obrero. A un lado ArcelorMittal, a otro la zona centro de la ciudad y entre medias polígonos tan destacados como Mora Garay, Bankunión, Los Campones, La Peñona, Somonte o La Lloreda albergan un importantísimo tejido empresarial, beneficiado además por la cercanía al puerto del Musel. Un salpicado mosaico industrial que se busca unificar desde la administración, creando una red de servicios que apoye la creación de nuevas iniciativas y también renovando su imagen con necesarias tareas de limpieza y mantenimiento. No hay que olvidar que, aunque algunas de estas áreas son de iniciativa privada, la mayor parte es de titularidad municipal.

Polígono industrial de Mora Garay
El polígono de Mora Garay es uno de los polígonos que crecen al abrigo del núcleo gijonés y uno de los más grandes de la zona. Cuenta con un Centro de Servicios financiado en gran parte por el proyecto URBAN y dispone de todos los servicios necesarios. Se halla delimitado por la autopista a un lado y por las instalaciones ferroviarias de la FEVE al otro. La proximidad del tren es una gran ventaja para el área industrial pero también una fuente de preocupaciones, dada la precariedad de los accesos que ya se han cobrado vidas humanas. Por eso una de las principales reivindicaciones de la Asociación de Empresarios del polígono, Asembagal, es la creación de dos apeaderos que faciliten el acceso al polígono de forma segura. "Es necesario hacer un apeadero de la línea Gijón- Ferrol para que los usuarios no tengan que cruzar las vías del tren para llegar al polígono, y otro en el de Gijón a Puente Los Fierros ya que en invierno es especialmente peligroso. El Ayuntamiento se ha comprometido a hacer las gestiones necesarias para arreglarlo", afirma Ángel Iglesias Breijo, presidente de Asembagal. La crisis ha afectado fuertemente a este polígono, y han sido varias las empresas que han cerrado sus puertas, pero desde el colectivo de empresarios siguen luchando para que se mantenga la misma calidad de los servicios de un polígono que experimentó una importante puesta a punto en el año 2009. A través de un convenio con el Ayuntamiento, hay presupuesto para necesidades básicas como la limpieza y la conservación del polígono, aunque a pesar de su buen estado general hay todavía problemas por resolver. "Desde el Ayuntamiento -añade Breijo- nos han ofrecido arreglar unas vallas que están deterioradas y podar los árboles de la calle Juan de la Cierva, ya que la carretera tiene tan sólo cinco metros y cuando se cruzan dos camiones tienen problemas para transitar".
La novedad de mayor interés y proyección futura para el polígono es que, tras varias conversaciones, el Ayuntamiento ha expresado su intención de comunicar el polígono con la Avenida de Portugal (a través de la calle Marie Curie) mediante la creación de un túnel subterráneo. "Esto sería fundamental para nosotros, porque nos ponemos en un minuto en el centro de Gijón. Está previsto que este año se haga el proyecto y la obra, en 2015".

Poligono industrial de BankuniónEl polígono de Bankunión es el veterano por excelencia pues se creó hace 49 años, cuando todavía no existían las áreas industriales tal y como hoy están conceptuadas. La promotora fue la Unión Industrial Bancaria, de ahí el origen de su denominación. Ahora, tras el término de Bankunión se encuentran dos áreas, una de gestión municipal (Bankunión I) y otra a cargo de una comunidad de propietarios (Bankunión II). Para esta última se aprendió de la experiencia, y en ella se aprecian evidentes mejoras respecto a la primera: calles más anchas y mejor organizadas, mejores aparcamientos... La gestión del recinto está a cargo de una Asociación de Empresarios integrada por todos los propietarios del polígono. El área está cerrada y dispone de sistemas de seguridad (circuitos de televisión y vigilancia) que aumentan el atractivo de sus instalaciones. Además de disponer de todos los servicios básicos, cuenta con un punto limpio y zonas verdes bien conservadas.
La última de las mejoras llevadas a cabo es la puesta en marcha de una sede para la Asociación, que ha sido posible gracias a una subvención del Ayuntamiento. "El nuevo equipamiento cuenta con una sala para reuniones con capacidad para 35 personas y otra sala para formación", describe Ricardo Sánchez, directivo del colectivo empresarial. Entre los próximos proyectos que se desarrollarán en Bankunión II se encuentra la renovación del alumbrado mediante luces led, que se financiará gracias a una subvención del Idepa.
A pesar de las dificultades globales, el polígono de Bankunión sigue siendo una de las opciones más demandadas por los empresarios. De hecho Sánchez confirma un dato positivo: el aumento de empresas que están operando en el área, con un número que ya ha llegado al centenar.

Polígono de SomonteEl polígono de Somonte, ubicado en la parroquia rural de Cenero, es otra de las áreas de referencia en Tremañes. Este núcleo industrial es de una creación relativamente reciente -se formó a raíz de una demanda que los empresarios hicieron en el año 2002 al consistorio gijonés-, de ahí que cuente con una mejor estructuración: calles amplias, zonas de aparcamiento, buena señalización y buenos servicios. Como la mayor parte de las zonas industriales de la región ha acusado la crisis, y se percibe un descenso en las empresas que operan en su superficie y en el número de trabajadores totales que acuden al polígono. Aún así, este polígono municipal mantiene una buena actividad y dispone de buenas comunicaciones, incluyendo transporte público en tren y autobús. La mejora de los accesos al área es una reivindicación ya muy repetida, pero Jose Antonio Menéndez, presidente del colectivo de empresarios, no es muy optimista: "si no lo conseguimos antes, cuando había mucho más movimiento de empresas, es difícil que lo consigamos ahora que las necesidades del polígono son menores. El problema principal de Somonte es el que tiene toda España y toda Europa: la crisis económica". A pesar de todo, el colectivo empresarial se muestra satisfecho con las mejoras que se están planteando desde el Ayuntamiento, con el que mantienen muy buenas relaciones. "Nos pusieron una marquesina en la parada del autobús, se mejoró la señalización del polígono y hace unos meses hicieron una limpieza del entorno del polígono. Lo siguiente será asfaltar la calle principal y reparar el alcantarillado, ya que todas las arquetas están hundidas".

scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p