Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 569 invitados conectado(s)

IDEPA. “Las empresas tienen claro que hay que innovar”.

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Lunes, 27 de Septiembre de 2010 12:37
Como Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias, el IDEPA tiene la difícil misión de potenciar la empresa asturiana de una forma racional, eficiente y sostenible. Su director general, Víctor Marroquín, nos habla de ello.

Víctor Marroquín, director general del IDEPA.-Desde que nació, el IDEPA siempre ha apostado por la innovación en la gestión empresarial. ¿Se percibe que en la actual situación económica esta apuesta se ha convertido en un recurso imprescindible, más que en un valor añadido?
-Absolutamente. En los últimos años ha habido un esfuerzo importante por parte de todos los agentes, tanto del gobierno regional, nacional y europeo, como de las asociaciones empresariales, para apoyar la difusión de la innovación en Asturias, y realmente las empresas tienen claro que hay que innovar. Ahora el mercado ha cambiado mucho, y las empresas han notado que sus mercados tradicionales, tanto en productos como en extensión, han cambiado.
-¿En qué se aprecia este cambio?
-No hay más que mirar las cifras: estamos a la cabeza en España en crecimiento de penetración internacional en los últimos meses, pero también en innovación. Ha sido una evolución espectacular, porque en innovación hemos pasado en muy pocos años de estar a la cola a duplicar la tasa de crecimiento español, aunque hay que contar con que todavía no llegamos a la media nacional, fundamentalmente porque hay una distorsión de concentración de I+D+i en determinados lugares como Madrid, Barcelona, Navarra, etc.
Todos los parámetros que manejamos de I+D+i indican que el empresario asturiano ha apostado claramente por poner en marcha determinadas prácticas innovadoras, primero porque ha bajado la facturación y tiene más tiempo y recursos para dedicar a esto, pero también por una apuesta de futuro. De hecho en la recuperación del índice de producción industrial de Asturias va a la cabeza de España, y esto viene dado en gran medida por la exportación de productos que son muy competitivos. Ahí es donde estamos incidiendo y estamos obteniendo resultados esperanzadores.
“La política del IDEPA es siempre que la empresa tiene que marcar el camino. Nosotros podemos hablar, dialogar, plantear posibilidades, pero si el empresario no quiere seguirlas no es posible hacer nada”
-¿Qué ha llevado al empresario asturiano a tomar esta conciencia, tan rápida y en tan poco tiempo, de la necesidad de innovar?
-La necesidad real de ese cambio de mercado que ha producido la crisis. En el momento en el que el mercado nacional se ha contraído, la única posibilidad que tienen las empresas de continuar su actividad es la de reestructurar tanto mercados como productos. No hay otra opción. Y, se ve en las solicitudes de inversión de los proyectos, que ha habido una apuesta del empresariado asturiano por innovar y por invertir, para meterse en este nuevo ciclo.
-También ante los efectos negativos en esta crisis, muchas empresas aparcan sus proyectos innovadores. ¿Cómo convencerlas de que en I+D+i puede estar la clave de la recuperación?
-Yo creo que una empresa sabe muy bien lo que tiene que hacer en cada momento, cuáles son sus oportunidades y sus posibilidades. El I+D+i, como todo, tiene sus tiempos. Dentro de una situación complicada, se ha apostado por lo necesario y lo urgente, y se han parado proyectos que a lo mejor no tenían mucho sentido en el momento actual. No se puede generalizar y hacer que todo el mundo vaya en la misma dirección.
-El pasado año 2009 se apoyaron desde esta institución 278 proyectos. ¿Cómo ha evolucionado la trayectoria de apoyo a la innovación empresarial desde que surge el IDEPA?
-Los recortes que se han planteado en el Principado son fundamentalmente en cuanto al gasto, no a la inversión; por tanto este año seguimos teniendo una buena cantidad de dinero para apoyar proyectos que tengan que ver con la innovación, tanto en empresas como en organismos, en programas especiales o en clusters, que yo creo que son uno de los factores más importantes que se han producido en los últimos años en este tema. Están poniendo el germen de una política industrial y coherente a largo plazo, que permita a las pymes tener masa crítica para emprender proyectos de envergadura. Y esto ya está pasando: tenemos una serie de clusters que están trabajando bien y que se apoyan de una forma muy decidida desde nuestra organización.
“Todos los parámetros que manejamos de I+D+i indican que el empresario asturiano ha apostado claramente por poner en marcha determinadas prácticas innovadoras”
-Información, sensibilización, asesoramiento, financiación... ¿A qué facetas se presta mayor interés desde el IDEPA?
-Yo creo que una empresa lo necesita todo, nosotros trabajamos con subvenciones, pero también con apoyos no reembolsables, como puede ser a través de ASTURGAR o el SODECO. Y además tenemos firmados convenios con diferentes entidades, como el ISA, el ICO o el CDTI. Ahí nosotros somos la puerta de entrada de las empresas asturianas, incluso colaboramos en la certificación y la preparación de proyectos para que sean entregados a estas entidades que dan apoyos específicos.
¿Qué tipo de empresas apoyamos? Pues todas aquellas que quieran ser competitivas. Efectivamente, somos una entidad que por fundación, por vocación y por programa operativo tiene el sector industrial como referente, pero queremos que las prioridades respecto a los sectores las fijen los propios sectores, porque quien mejor conoce la oportunidad de un negocio es el propio empresario; de modo que no queremos forzar determinado tipo de políticas voluntaristas. La política del IDEPA es siempre que la empresa tiene que marcar el camino. Nosotros podemos hablar, dialogar, plantear posibilidades, pero si el empresario no quiere seguirlas no es posible hacer nada.
-El año pasado el Informe Cotec situó a Asturias por debajo del esfuerzo en I+D+i medio, sin embargo la inversión en este campo hecha por el Principado crece cada año. ¿Cómo deberíamos leer estos datos?
-No quiero criticar el informe Cotec, pero me parece que en Asturias hay que cambiar los parámetros de valoración de estos temas. Cotec me parece muy respetable, y su trabajo es una referencia a nivel internacional, pero yo me fío de mí y de la información que tengo encima de la mesa. Quiero decir que los informes de este tipo hay que ponerlos en su contexto.
Evidentemente, tenemos que seguir trabajando, pero estamos alcanzando una situación que Asturias perdió hace muchos años y que tiene que recuperar. Mirando los datos con respecto a la convergencia europea estamos en el 96%, y hay que mirar los datos de posiciones relativas respecto a España y respecto a Europa, porque estamos creciendo en todos los parámetros más que la media nacional. El Programa Marco es clarísimo: de tener un 0,37% de participación en 2007 pasamos a un 3,70%, aunque es un dato provisional de 2010 y por tanto hay que cogerlo con precaución. Seguimos progresando, seguimos haciendo los deberes, con lo cual la visión es positiva.
La Escuela de Desarrollo Comercial para Tecnólogos, creada en 2006, es una apuesta directa del IDEPA.
“Yo creo que es el ejemplo de un éxito, de una necesidad que se cubrió. Asturias en su momento era una región que tenía una dependencia excesiva de la demanda de la gran empresa, y había poca cultura comercial, incluso se asimilaba a una cultura comercial de bajo nivel. Pensamos que había que crear algo que valorase el papel del comercial, que sirviese como germen para que las empresas comenzasen a prestar atención a esa parte y para que los profesionales viesen en el mundo comercial una posibilidad de desarrollo brillante para su carrera. Entonces convocamos a todos los agentes implicados en la innovación a nivel regional, y pusimos en marcha este proyecto.
El planteamiento fue la venta de tecnología: cogimos a gente que venía de ese mundo, de la investigación y el desarrollo, y les ofrecimos la posibilidad de desarrollar una vertiente comercial. Y ha sido un éxito: el nivel de contratación es de más de un 99%. Esto es fundamental, porque creo firmemente que una empresa cambia por las personas. La forma de crear departamentos comerciales potentes, con proyección internacional tiene mucho que ver con la existencia de personal que conozca la materia, pero que a la vez tenga un conocimiento y una preparación comercial adecuada”.
Pinche aquí para ver más contenidos del I+D+iscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p