Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 367 invitados conectado(s)
Asturias Empresarial Otros reportajes Empresa asturiana: recuperando terreno

Empresa asturiana: recuperando terreno

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Fusión Asturias   
Viernes, 09 de Diciembre de 2016 13:34
Empresa asturiana: recuperando terreno 5.0 out of 5 based on 1 votes.
Tras varios años sumidos en una crisis económica que ha causado estragos en el tejido empresarial nacional y de la cual Asturias no ha salido indemne, las cifras de la recuperación empiezan a salir a flote. El futuro a medio y largo plazo en la empresa asturiana pinta ahora más amable. Empresa asturiana: recuperando terreno
Los indicadores que hablan del comienzo de una etapa diferente son visibles ya en distintos sectores. Aunque eso sí, la prudencia es la norma general a la hora de pregonar por los cuatro costados la tan ansiada recuperación porque aunque las cifras hablan por sí mismas, cierto es que todavía son muchos los empresarios y empresarias que aún no han visto reflejado el cambio de tendencia en sus balances particulares.
"La constitución de empresas y el dinamismo empresarial está creciendo y Gijón es un ejemplo de ello". Rubén González, gerente del Centro Municipal de Empresas de Gijón.
En Asturias, la crisis de los últimos años ha dejado tras de sí unas cifras demoledoras. Tal vez por ello el indicador más esperado es el de la creación de nuevas empresas en un tejido empresarial actualmente formado por 67.675 empresas activas, según datos aportados por el DIRCE del Instituto Nacional de Estadística. El informe publicado por la Federación Asturiana de Empresarios explica que "en el último año, la región ha sumado 224 empresas activas más (0,33%) cerrando el segundo ejercicio positivo consecutivo (2,0% más en dos años)". De esta forma se ha roto una tendencia de seis años consecutivos de pérdida de empresas. También añade que "la densidad empresarial en relación al PIB y la población activa es superior a la media española, ocupando una decimotercera posición por delante de La Rioja, Cantabria, Navarra y Extremadura" aunque por otro lado, la empresa asturiana -que supone el 2,09% del conjunto nacional- se halla por debajo del peso regional en términos de población y ocupación.
"Hay un incremento en el nivel de ocupación de los centros de empresa" Marta Pérez, gerente de Valnalón.
Una radiografía al tejido empresarial asturiano revela el alto grado de atomización del mismo, con un 96,5% de micropymes, un 0,44% de medianas empresas -de entre 50 y 199 trabajadores- y tan solo un 0,1% de grandes empresas con más de 200 trabajadores.
Respecto a la distribución por sectores, la FADE concluye que en Asturias es el sector servicios el que aglutina mayor número de empresas, un 82%, y el único que ha sufrido un repunte desde el año 2009 traducido en 660 nuevas empresas. El segundo y tercer puesto en relación al número de empresas lo ocupan la construcción con un 13% y la industria, con un 5%.
Los datos hablan de que en los dos últimos años Asturias ha conseguido revertir la tendencia recesiva de periodos anteriores, aunque bien es cierto que su recuperación es algo menos intensa que la experimentada en el conjunto nacional. Sobre este respecto, Rubén González Hidalgo, gerente del Centro Municipal de Empresas de Gijón, explica que es peligroso compararse con entornos totalmente diferentes al nuestro porque aunque "Asturias pueda tener problemas que quizás otros puntos de España no tengan, en el contexto en el que nos encontramos realmente estamos mejorando. Esa es la primera afirmación. No se puede decir que vayamos por detrás sino que estamos yendo hacia adelante".
"La subida de los índices de siniestralidad en Asturias, es inferior a la del resto de España". Belén García, Instituto Asturiano de Riesgos Laborales.
Los datos del concejo de Gijón también ratifican esta trayectoria, con una tendencia estable en constitución de empresas respecto al periodo 2011-2015, un incremento del 11,8% en el año 15 respecto al 14 y una evolución positiva en el primer semestre de 2016 de un 7,4% de incremento respecto del mismo periodo del año anterior.
"La constitución de empresas y el dinamismo empresarial está creciendo y Gijón es un ejemplo de ello, los datos objetivos están ahí, pero con respecto a la constitución de empresas hay dos cuestiones que hay que separar. Una es relativa a dónde se está formando el empleo ahora que no es en grandes fábricas que contratan a 100 o 200 profesionales si no en proyectos individuales. El nuevo nicho de mercado es el autoempleo, esa es la gran fábrica. Y no hablamos de start ups, ni de innovación ni de tecnología, hablamos de personas que buscan qué pueden hacer y a qué proyectos pueden asociarse para obtener un sueldo. La segunda cuestión tiene que ver con un cambio cultural, un cambio de paradigma porque estamos hablando de emprendimiento, de gente con ansia de trabajar para sí misma, de hacer proyectos empresariales innovadores que signifiquen algo para la sociedad y para el mercado. Ambos fenómenos se dan a la vez pero hay que interpretarlos por separado porque obedecen a lógicas distintas. El conjunto de los dos es lo que da de forma cualitativa la evolución en positivo de la constitución de empresas".

Calle en polígono

Los polígonos hablan

La actividad y el dinamismo de las áreas empresariales asturianas es uno de los termómetros que a pie de calle atestiguan que la recuperación económica empieza a ser una realidad. Marisa Negrete, gerente de la Federación de Polígonos Industriales de Asturias (APIA) explica que "la recuperación es un hecho y se observa diariamente la mejoría, aunque no sea más que porque ya no cierran empresas y no hay numerosos despidos de trabajadores. Sin embargo es lenta porque muchas de las empresas, especialmente pymes que han podido permanecer en actividad, han tenido menos facturación e incluso se han endeudado para poder mantenerse operativas en los últimos años".
El aumento de tráfico en las áreas industriales tanto en horarios de entrada y salida como de movimientos durante la jornada de trabajo o la escasez de aparcamientos en algunos polígonos es uno de los síntomas que apuntan desde la Federación. También la mayor ocupación de naves y oficinas que habían quedado vacías y un incremento en consultas sobre las mismas. La demanda de espacios se centra especialmente en naves ya construidas que permiten una actividad casi inmediata tanto en régimen de venta como de alquiler, en detrimento de la petición de datos de suelo industrial, que además requiere una inversión en la urbanización y construcción.
"Con los años de crisis y las dificultades para sostener una estructura de personal y recursos, muchas pequeñas empresas y emprendedores han optado por el autoempleo como forma de salir adelante, -explica Negrete-. En este caso sí se observa que pequeñas empresas buscan una ubicación en los polígonos y, sobre todo, si son actividades que no requieren mucho almacén, taller o zona de producción se decantan por oficinas y pequeñas naves de espacios más reducidos".
Dentro de las organizaciones que forman parte de APIA también se aprecia una mejoría en la situación de impagados, así como en las altas de empresas que se incorporan a naves que estaban cerradas.
Otro de los indicadores de la recuperación tanto por observación directa como por testimonios de empresarios que regentan servicios en polígonos como restaurantes, gasolineras, etc. es el aumento en el número de clientes, que acuden a las áreas industriales de la región tanto de forma esporádica como de consumo habitual.

Actividad en el semillero de proyectos de Valnalón

Emprendedores, los héroes de 2016

En las cifras de la recuperación juega un papel relevante la figura del emprendedor, a pesar de que no siempre es lo suficientemente reconocida. Marta Pérez, gerente de la Ciudad Tecnológica de Valnalón en La Felguera, añade que "emprender ahora es cosa de héroes, porque estas personas están arriesgando no solo su dinero si no también su prestigio. En ocasiones, sólo nos percatamos de los grandes empresarios y no damos el suficiente reconocimiento a los pequeños empresarios, a la persona que nos vende el periódico, el taxista, la médica, etc." La clave para salir adelante la traduce en constancia, planificación, formación y el compartir las dudas y la idea empresarial con otras personas que puedan orientar.
La Ciudad de Valnalón alberga uno de los mayores centros de promoción emprendedora de Asturias. En este 2016 son 248 las personas que están utilizando el semillero de proyectos de Valnalón, el lugar donde los futuros empresarios estudian y maduran sus proyectos empresariales antes de ponerlos en marcha. La gerente de la entidad langreana explica que "algunos emprendedores ya han decidido dejar sus ideas para una mejor ocasión pero a día de hoy hay 117 proyectos empresariales que se están estudiando y ya se han constituido 41 empresas".
El tiempo de maduración de un proyecto difiere de la complejidad del mismo pero en el centro de promoción emprendedora la media oscila entre 3 y 6 meses, "normalmente hablamos de pequeñas empresas, autoemprendedores que generan su propio puesto de trabajo", añade Pérez, que 'sin tirar voladores' observa una predisposición más optimista que en años anteriores. "Hay una cuestión que está ayudando y es que en estos momentos parece que está fluyendo mejor la financiación de proyectos. En todo caso, a no ser que sean empresas grandes que requieran de una gran inversión somos partidarios de que las ayudas sean retornables, de esta forma vuelven a estar en el circuito para otras futuras personas que quieran beneficiarse de los préstamos".
Respecto a los indicadores de la recuperación, Pérez añade que "un termómetro son los semilleros de proyectos. Hay un incremento en el nivel de ocupación de los centros de empresa, ahora las naves están completas mientras que hace dos o tres años había algunas libres. También ha aumentado el número de consultas de personas que vienen por vocación y no porque se vean obligados a ello, así que sí se observa un cierto movimiento".
La gerente de la ciudad industrial insiste en la importancia de invertir tiempo en el estudio de las ideas empresariales antes de realizar una inversión. "Es vital que los emprendedores pasen por los distintos semilleros de proyectos que hay en Asturias y que estudien su empresa, porque es bueno hacer esa maduración empresarial con más personas que te va a dar distintos puntos de vista a los de uno, y de esta forma se aprecia si hay que reforzar algún aspecto como pueda ser la formación, el marketing y la financiación".
La experiencia de Valnalón indica que la mayor parte de las empresas que están iniciando su actividad lo hacen en el sector servicios, referidos a servicios a las personas y a las empresas en forma de mantenimiento. "También hay un porcentaje interesante de empresas relacionadas con el sector primario, algo de hostelería y también de transformación agraria".

La prevención en la recuperación

Los datos económicos que indican que la economía asturiana crece podrían tener su reflejo en la incidencia de la siniestralidad laboral. Aunque no es posible establecer una relación directa, los datos que ofrece el Instituto Asturiano de Riesgos Laborales apuntan que el índice de siniestralidad en Asturias se ha incrementado en 2014 y 2015 con respecto a ejercicios anteriores. En 2015 fue de 3,663, en 2014 de 3,702, mientras que en el periodo 2010 - 2013 evolucionó cayendo desde el 4,861 hasta 3,514. "El sistema preventivo que tenemos no funciona adecuadamente, por lo cual al aumentar la actividad laboral se incrementa la siniestralidad, esto significa que se hacen más horas, se trabaja más rápido, o que se dedican menos recursos a la prevención porque se invierte en otras cuestiones. Pero esto son sólo hipótesis", añade Belén García Calzón, jefa del área de planificación y programación del Instituto Asturiano de Riesgos Laborales. Desde el IAPRL explican que la subida de los índices de incidencia en el resto de España fueron superiores a los obtenidos en Asturias, un dato que podría explicar la inferior velocidad de la recuperación en la región con respecto a la que están experimentando en otras comunidades."Si la actividad a nivel nacional mejoró más que a nivel de Asturias, parece que también tiene lógica que nuestros índices de incidencia, asciendan menos que los de la media nacional, pero en los dos casos ascendieron" añade Calzón.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p