Etapa 2: Llanes - San Esteban de Leces

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Miércoles, 04 de Mayo de 2016 11:38
Distancia: 33,9 km
Playa Santa Marina. Ribadesella

La ruta:

Salir de Llanes por la AS-263 en dirección a Ribadesella. A partir de aquí vamos encontrando diferentes pueblos y aldeas con encanto: Poo, Celorio, Barro, Niembro... En Naves seguimos los pasos de un antiguo Camino Real; al fin y al cabo, los senderos tradicionales tendían a escoger la ruta que más facilitara el paso y por tanto es fácil que coincidan en tramos. Una vez pasada la parroquia de Pría se atraviesa el pueblo de Cuerres y el puente medieval del Guadamía, entrada en el concejo de Ribadesella. En la villa se atraviesa el barrio histórico de El Portiellu y, después de callejear, toca buscar "el Puente" para vadear el Sella. Siguiendo la línea de la larguísima playa de Santa Marina dejamos atrás la zona más urbana hasta llegar a San Pedro, Abéu y San Esteban de Leces, con una iglesia de origen románico y un albergue que sirve de final de etapa.

Para no perderse:

Si hay marea alta, la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, en Barro, se refleja en el agua de la ría como en un espejo, y ofrece una foto que no por típica deja de asombrar. Siguiendo ruta, la Playa de Gulpiyuri, Monumento Natural, es una de las curiosidades de la zona ya que no tiene salida al mar. El agua entra por una cueva hasta este arenal, a unos 100 metros de la costa, creando un rincón único al que sólo se puede acceder caminando. Sin alejarnos de la costa, en la zona de Pría también hay unos bufones, probablemente los más conocidos del concejo.
Al igual que Llanes, Ribadesella tiene una altísima ocupación en temporada alta, y justifica una parada en condiciones. Como poco, habrá que visitar la cueva de Tito Bustillo (con reserva previa) y el Centro de Arte Rupestre que sirve como centro de interpretación. A la sombra del multitudinario Descenso Internacional del Sella han surgido cantidad de empresas de turismo activo y deportes de aventura; con ellos se puede contratar las piraguas para surcar el río desde Arriondas a Ribadesella, en una actividad asequible para todos los públicos. Sin salir de la villa, recorrer el paseo del puerto y la subida hasta la Capilla de la Guía es bien recompensado con preciosas vistas de todo el entorno. Por ejemplo, enfrente se ve sin esfuerzo el paseo de Santa Marina y sus chalets y casas señoriales, origen del "veraneo" en Asturias. También se puede visitar la lonja de la mano de la Cofradía de pescadores para ir familiarizándose con la estrella de la gastronomía local, de merecida fama: los productos del mar.

Pinche aquí para ver más artículos sobre este reportajescroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p