Boal. Un Paraíso que necesita conectarse

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Jueves, 04 de Octubre de 2018 10:53
La tierra cuyo paisaje está modelado por los meandros del Navia y la sierra de Penouta ofrece paisajes espectaculares y productos como la miel, famosa dentro y fuera de Asturias. El concejo de Boal tiene en el sector turístico una baza fundamental pero los vecinos necesitan una mejora de la conectividad para que éste siga creciendo.

Embalse de Doiras y pueblo de Silvón (Boal)
Cualquier cosa que puedas pedir es fácil encontrarla en este concejo ubicado en el interior del occidente asturiano. Si buscas un entorno tranquilo en el que poder disfrutar de senderos en plena naturaleza, la oferta pasa por rutas que recorren lugares de gran valor como el Castro de Pendía, uno de los más importantes del concejo por su rareza. Posee un foso, restos de una torre y de casas y también unas construcciones que se suponen eran utilizadas como termas rústicas u hornos de incineración. Otra opción interesante puede ser la que conduce al Penedo Aballón y los túmulos funerarios datados en la Edad de Bronce, así como la que lleva a Froseira y a la Cova del Demo donde se representan antropomorfos, zoomorfos y signos geométricos que pueden fecharse en el 1.500-1.100 a. C. En este recorrido también se puede conocer el Castro de La Escrita que, aunque está parcialmente tapado, conserva el foso, restos de rampas y algunas casas. La Ruta de La Pena del Mesón pasa por el lugar donde a mediados del siglo XIX se detenían a descansar y comer los "veneiros", que eran los encargados de acarrear vena de hierro desde Doiras hasta la fundición de Meredo. Una caminata por la Sierra de Penouta nos permitirá disfrutar de unas vistas panorámicas sobre los valles que descienden hacia la rasa costera así como de diferentes pueblos de la marina.
Pero hay un itinerario que muestra uno de los elementos que más definen la personalidad del municipio boalés: la Ruta de la Miel. La ruta se inicia en la Casa de la Apicultura, un centro de interpretación y divulgación que cuenta con una sala de audiovisuales, una biblioteca técnica especializada y una exposición permanente en la que se muestran un centenar de piezas antiguas y modernas enmarcadas en la apicultura fijista y movilista. Y también se completa con una visita a una planta de extracción y envasado de miel donde se puede acceder a un colmenar. Las instalaciones se encuentran situadas en una antigua escuela que fue financiada por la Sociedad de Naturales del Concejo de Boal en la Habana en los años 30.
No hay duda que el concejo encuentra en el turismo una considerable fuente de ingresos, y existe una red de alojamientos turísticos que lo confirman
Para los amantes de los deportes náuticos y la pesca, Boal cuenta en su territorio con la presencia de dos embalses: Arbón y Doiras. En ambos casos el acceso está perfectamente acondicionado y existen diversos puntos de amarre para embarcaciones.
Si una jornada en la naturaleza de Boal es una buena propuesta para un rato de ocio, no lo es menos recuperar energías sentándose a la mesa y disfrutando de la gastronomía local que ofrece como productos estrella las carnes, las hortalizas y las fabas. Y de postre hay que reservar un hueco para los cereixolos, la venera, el requesón, los suspiros o las cocadas.
No hay duda que en el turismo el concejo encuentra una considerable fuente de ingresos y existe una importante red de alojamientos turísticos que lo confirman. La hospitalidad que el turista encuentra en este rincón asturiano unido al paisaje y lo que éste ofrece convierten a Boal en un lugar de destino al que se quiere volver una vez probado.

Los peligros de la brecha digital

Motivos no faltan para conocer este concejo que en 2014 consiguió ser Pueblo Ejemplar gracias al trabajo de una importante red asociativa. Ahora esta misma red es la que denuncia una situación que, si hasta ahora fue subsanable, amenaza con erigirse en un estigma insuperable: la deficiencia en comunicaciones digitales que afecta no solo a la red internáutica si no también a la cobertura de móviles, por impensable que parezca.
Capitaneando las reivindicaciones se encuentran principalmente los colectivos Forum Boal 3000 y Destino Boal, aunque cuentan con el apoyo de colectivos de todo el Valle del Navia que sufren de primera mano las desventajas de la incomunicación tecnológica.
Senderista frente al río Urubio (Boal)En Boal, como ocurre en otros concejos rurales de Asturias de orografía montañosa, el acceso a una red competitiva está todavía lejos de conseguirse. De momento impera una 'internet rural'. Fernando Rodríguez, presidente del colectivo de turismo Destino Boal, explica lo que hay detrás de este concepto, "hablamos de una internet satélite, que funciona muy mal y que tiene los datos limitados, lo que para nosotros supone un coste importante".
Rodríguez explica que su agrupación hace tiempo que se interesó por este tema, "porque somos los que más notamos esta deficiencia. Antes nuestros clientes no les hacía falta tener wifi e internet, pero ahora esto está cambiando de forma radical y es lo primero que te preguntan. Han cambiado las costumbres, ahora llegan a su destino y preparan lo que harán al día siguiente descargándose las aplicaciones móviles de la zona, y conociendo el entorno a través de internet".
En 2014, Boal consiguió ser Pueblo Ejemplar gracias al trabajo de la red asociativa local, la misma que ahora reclama a las administraciones regional y estatal que eliminen la brecha digital
El colmo del despropósito viene como consecuencia del incremento de los servicios que se imponen desde la administración regional, ya que las empresas han de realizar notificaciones y pagos de forma telemática. "Nuestras comunicaciones respecto al Servicio Tributario, Seguridad Social o la Guardia Civil a la que tenemos que enviar el registro de datos de nuestros clientes son vía internet. Es un contrasentido que te exigan que lo hagas así y que luego no te facilitan la conexión". Para el presidente de Destino Boal lo que hay en juego es una carrera contra el tiempo, ya que si no se ponen soluciones a corto plazo los pueblos del concejo se quedarán sin gente. "Ahora mismo la población tiene una media de edad muy alta, así que en diez años no habrá nadie y al final todo esto será monte si no se dan alternativas".
Para visibilizar el problema, el colectivo Forum Boal 3000 ha puesto en marcha una recogida de firmas en la plataforma change.org. El manifiesto por una conexión a internet de calidad en la comarca rural del Alto Navia está firmado por veintitrés asociaciones, incluyendo algunas de concejos cercanos como Pesoz, Grandas de Salime, Illano y Villayón. En él denuncian que "en la comarca del Alto Navia aún quedan zonas sin posibilidad de conexión y que la calidad de la misma en muchos puntos se queda muy por debajo de lo que estaría considerado como un servicio de calidad y que resuelva de forma eficiente las necesidades". Para este colectivo, la infraestructura es imprescindible para luchar contra el despoblamiento rural.

A vista de dronDron
Los drones de Martín García Fernández sobrevuelan habitualmente los paisajes del Valle del Navia. Este joven natural de Villanueva empezó a aficionarse al uso de esta tecnología hace cinco años con la que consigue bonitas fotografías del concejo. "Siempre fui muy aficionado al radiocontrol, y luego aprendiendo a través de internet fui metiéndome en el mundo de los drones". Actualmente tiene dos aparatos (Dji inspire y Dji phantom 4 pro) con los que consigue perspectivas totalmente nuevas de los paisajes de su entorno. Gracias a su trabajo de panadero Martín conoce muy bien la zona y en cuanto tiene tiempo libre aprovecha para dar rienda suelta a su hobby. Utiliza un sistema basado en un dron y una cámara conectada mediante un estabilizador que elimina todo movimiento, a traves del iPad visualiza las imágenes y siempre tiene la telemetría bajo control y geolocalizado el aparato mediante GPS. Ante cualquier problema el aparato vuelve al punto de despegue. "Volar con estos drones es realmente fácil ya que son profesionales y prácticamente 'vuelan solos', eso sí, siempre respetando la normativa, que actualmente es nuestro quebradero de cabeza", añade.
La habilidad de este joven de 31 años para desarrollar y utilizar tecnología también está a la vista con otra de sus aficiones, las impresoras 3D. "Tengo dos impresoras montadas por mí y con ellas se pueden hacer infinidad de objetos y piezas, tanto descargadas como diseñadas por uno mismo".


Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p