Cangas del Narcea. Tierra de fuego

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Jueves, 29 de Junio de 2017 11:44
La Descarga, la fiesta más atronadora de Asturias, es la excusa perfecta para acercarse a conocer un territorio que además de fuego regala un paisaje natural excepcional, donde todavía habita el oso pardo.

La Descarga de Cangas del Narcea

Entre montañas del suroccidente asturiano se ubica la villa de Cangas, en la confluencia de los ríos Narcea y Luíña se encuentra el mayor núcleo de población del concejo y el único que ofrece todo tipo de servicios a visitantes y vecinos. Una localidad que incrementa sustancialmente su población en el mes de julio debido a las fiestas en honor al Carmen, La Descarga. Esta, la de los voladores, es la fiesta por excelencia y por unos días acapara el protagonismo festivo en la región asturiana.
Pero no es todo lo que ofrece el mayor concejo de Asturias, que inmerso en el medio rural sabe cómo tratar al visitante y lo acoge con grandes dosis de hospitalidad. Una gastronomía contundente con el pote de berzas o el jabalí con patatinas como abanderados, acompañados de los famosos caldos vinícolas de la zona redondean un apartado culinario de lo más interesante.
La guinda del pastel son los espacios naturales que es posible recorrer en este territorio, aunque entre todos ellos sobresale la reserva integral de Muniellos. Es el mayor robledal de España y uno de los mejores conservados de Europa, alberga una gran riqueza faunística y vegetal y es posible visitarlo previa reserva. Y no es el único enclave recomendado para los amantes de la naturaleza. El municipio de 825 kilómetros cuadrados está dominado por diversas serranías y coronado por cimas como el Cueto de Arbás (2.007 m.), la mayor altura del concejo, Caniellas (1.924 m.), El Cabril (1923 m.) Bosque en Muniellos (Cangas del Narcea)
o el Alto del Corzo (1.637 m.). Más de treinta picos sobrepasan los mil quinientos metros configurando una geografía escarpada en la que abundan los bosques autóctonos de haya, roble, abedul o castaño. Y en este entorno se guarecen especies cinegéticas propiciando que la caza, junto con la pesca, sea una de las actividades de mayor atractivo. El avistamiento de especies como el oso pardo es otra de las señas de identidad de este territorio, que encuentra en un creciente turismo de naturaleza el mayor de sus aliados.

Paseando por Cangas... no olvidesVendimia en Cangas del Narcea
Conocer sus viñedos y probar el Vino de Cangas. Estos caldos cuentan con Denominación de Origen Protegida y están cosechando grandes reconocimientos en el panorama vitícola nacional. El Museo del Vino, en la villa de Cangas, te ilustrará sobre la gran tradición viticultora de la zona.

Empaparte de sus tradiciones. Como la cerámica negra que elabora en Llamas del Mouro la última familia de alfareros que trabaja este tipo de cerámica en el occidente asturiano.

Visitar el Escorial asturiano. El monasterio de San Juan Bautista en Corias, hoy reconvertido en parador, es un impresionante conjunto monumental fundado en 1032 y reconvertido entre los siglos XVI-XVII.

Caminar por sus espacios protegidos. La visita a la reserva natural de Muniellos, un impresionante bosque de robles y hayas, no te defraudará. Si no fuera posible, otro enclave muy interesante es la reserva natural de Cueto Arbás, a la que se accede desde Leitariegos.

Acercarte hasta el Santuario del Acebo. Sorprenden las magníficas vistas desde este alto, que constituye un remanso de paz a quien se anime a acercarse hasta este santuario que está ubicado a doce kilómetros de la capital del concejo.
Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p