Un alto en Valdepares

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Fusión Asturias   
Lunes, 28 de Agosto de 2017 13:38
Un alto en Valdepares 5.0 out of 5 based on 1 votes.
El núcleo de Valdepares da su nombre a una de las siete parroquias de El Franco. Dentro de ella se encuentran rincones de interés turístico como Cabo Blanco o el pueblo costero de Viavélez y gentes llenas de vida e ilusiones.

Parque de Valdepares (El Franco)
El parque del pueblo es tal vez el rincón que llama la atención a primera vista al llegar al lugar de Valdepares. Esta zona arbolada equipada con una zona de juego infantil pronto dejará de llamarse 'Parque de Valdepares' para llevar el nombre de 'Parque José María Bedia' el párroco también conocido como 'Motorín' que falleció el pasado año dejando un gran hueco entre sus feligreses. Lo segundo en lo que repara la vista es el paso de peregrinos que, mochila a la espalda, atraviesan el pueblo, sobre todo durante el periodo estival. Caminan en dirección a Santiago de Compostela, siguiendo las conchas y los mojones jacobeos y al pasar por Valdepares conocen el palacio de Fonfría, en el que algunos estudiosos sitúan los primeros relatos en torno al café, escritos por un viajero italiano (Luigi Salandra) en el año 1797. También la iglesia de San Bartolomé que porta un reloj de sol en la pared que mira al Camino.
Valdepares es sobre todo un núcleo pequeño y tranquilo, de casas desperdigadas pero donde todo el mundo se conoce. Los actos que organiza la Asociación de Vecinos San Bartolomé contribuyen a crear un tejido vecinal. Como la cena gala celebrada el pasado mes de octubre y en la cual recaudaron más de cuatro mil euros para donar a una asociación de discapacitados. Consiguieron reunir a trescientas cincuenta personas en una jornada que incluyó una obra de teatro, una exhibición de baile y en la que no faltó la música, pero sobre todo asistió la solidaridad. Este año la Asociación también organizó una excursión a Santander y las fiestas del carnaval. Sin centro social donde reunirse, el polideportivo hace de punto de encuentro para actividades de este tipo y también para las que organiza el Ayuntamiento.
El lugar de Valdepares es uno de los núcleos que conforman la parroquia del mismo nombre que -a una altitud media de cincuenta metros y con siete kilómetros de extensión- también integra a El Franco, Mernes, Porcía, A Ronda, San Pelayo y parte de Viavélez. Y como muchos concejos del occidente de Asturias, guarda rincones poco conocidos que disfrutan sus afortunados vecinos y algunos visitantes.



Elda Villanueva

Premio a una mujer trabajadora

El pasado mes de marzo, la vecina de Valdepares Elda Villanueva vivía uno de los momentos más emocionantes de su vida al recibir un premio con motivo del Día Internacional de la Mujer.
En el Centro Cultural As Quintas de La Caridad se reunieron familia y amigos para recordar lo que día a día ofrece esta mujer a sus vecinos sin más compensación que el querer lo mejor para su pueblo. Los que la conocen saben de lo acertado del premio, ya que su trabajo se deja ver en muchos campos diferentes. Lo mismo participa organizando el Encuentro de Tercera Edad en Porcía, que en la Asociación de Vecinos, que en Manos Unidas, la Comisión de Fiestas del pueblo o recaudando ayuda para los niños saharauis que habitualmente visitan el concejo. La emoción hizo acto de presencia en Elda nada más empezar el acto, "ya me habían avisado, pero me pusieron un vídeo con imágenes de toda mi vida y no pude dejar de llorar en ningún momento". Y no fue la única, la mayor parte de los asistentes no pudieron reprimir las lágrimas cuando invitada por Ramón, su marido, salieron a bailar una de sus canciones preferidas: el vals de Chayanne.


Fátima Carnota

Cuando la vida se convierte en literatura

Fátima Carnota es educadora social y durante varios años ejerció su profesión en Fuerteventura. Pero hace unos años aparcó temporalmente su profesión para regresar a su casa familiar, Casa Pedra, la que su abuelo construyó hace doscientos años y que ahora ejerce como alojamiento de turismo rural.
La vida en el pueblo permite que esta mujer natural de Valdepares pueda seguir con una de sus aficiones, la literatura, y por la cual este año ha ganado el concurso literario 'Mujer en el siglo XXI' en el que participaron ochenta y cuatro relatos de diversos puntos de España y Latinoamérica. La suya es una historia de mujeres en busca de su libertad y así lo reflejan sus letras. "Siempre me gustó escribir y leer. Para mí es una terapia porque escribo lo que tiene que ver conmigo, lo que siento y expreso todo lo que llevo dentro".
En su relato ganador, Fátima cuenta su perspectiva desde el mundo infantil y cómo este ha ido transformándose. "Somos una familia de mujeres y cuando era pequeña pensaba que eran mujeres débiles, que vivían con la cabeza agachada. Cuando crecí, me di cuenta que eran mujeres fascinantes a las que no dejaron ser". Ahora es ella la que procura para su niña de seis años un entorno diferente, "cuando nació Jimena quise darle un ejemplo de mujer que yo no tuve, un referente fuerte, que la invitase a reir con la boca llena, a ser sin complejos". Ella es también la razón por la cual Fátima ha regresado al pueblo, para ofrecerle a su hija y al pequeño Nuno unas raíces que luego les permitan volar. "Se necesitan, es importante tener un lugar donde volver, yo sé que volveré a marcharme pero antes quería dárselo a ellos". Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p