Mercado en el ADN

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Martes, 30 de Enero de 2018 11:27
Resulta imposible imaginarse un domingo en Grado sin el tradicional mercado. Es el eje que vertebra el movimiento de la villa porque la semana empieza y termina este día. El miércoles, otra feria se cuela estratégicamente para hacer rebrotar el bullicio en las calles. Vendedores, mercancías y gentes llenan la plaza y las principales arterias de la villa moscona aportando con sus productos una paleta de color a este cuadro costumbrista que se repite desde hace siglos.Mercado de la Primera Flor
El origen de este mercado hay que buscarlo en la Edad Media, allá por el siglo XII cuando se otorga la carta puebla con el propósito de crear un mercado a partir del cual surge la Villa de Grado. La importancia de esta doble cita semanal se debe sin duda a la posición estratégica de este núcleo junto a importantes vías de comunicación: el Camín Real de la Mesa y Camino de Santiago. A ello se suma su situación prácticamente en el centro de la comarca, próxima también a Oviedo y sobre todo, la suerte de tener unas fértiles vegas de las que se obtienen ricas frutas, hortalizas y legumbres de gran calidad que la convierten en la capital más importante del campo asturiano.
Miércoles y domingos el corazón de Grado late más deprisa y todo su cuerpo lo acusa, entonces la villa se transforma. El pueblo se convierte en un campamento y el mercado lo ocupa todo. Miel, pan de escanda, queso Afuega'l Pitu, artesanía, aperos de labranza, herramientas, ropa, calzado, además de los productos de temporada, se distribuyen de forma ordenada en los distintos puestos. El color y la algarabía está por todos lados. Pero no nos confundamos, este no es un mercado de abastos al uso. La gente que se acerca hasta aquí viene buscando a las vendedoras de toda la vida que ofrecen sus productos como antaño. Eso a día de hoy se mantiene y forma parte de su seña de identidad.
El alma comercial de la villa no solo se percibe en dos citas semanales, hay otras a lo largo del año que consiguen atraer a gran cantidad de visitantes.
El domingo siguiente a Pascua se celebra la Primera Flor, el mercado que anuncia la llegada de la primavera y los productos de la huerta que tradicionalmente acompañan a esta estación. Además de este mercado colorido se celebra el Certamen de la Faba Asturiana y productos afines, dedicado por completo a productos alimenticios, todo ello acompañado de distintas actividades lúdicas y culturales.
Foto antigua del Mercado de GradoSeis semanas después llega el mercado de la Segunda Flor que coincide también con el Mercadón de Primavera, donde los quesos pasan a ser los protagonistas con especial atención a la variedad de Afuega'l Pitu.
El Parque Manuel Pedregal en junio acoge el Mercado del Mundo. Numerosas ONG acuden a esta cita para presentar sus proyectos de cooperación internacional en distintas partes del mundo. Además de eso, este evento pretende dar a conocer peculiaridades de otras culturas como su artesanía, música o gastronomía.
En julio, coincidiendo con las fiestas patronales, tiene lugar la Feria de Artesanía, un evento lúdico comercial que coincide con la festividad de Santiago. Distintos puestos de artesanía textil, de cuero, madera, cerámica, joyería, cristal ofrecerán sus creaciones a los visitantes. También se organizan talleres de cerámica, pintura, papiroflexia para amenizar la jornada en la que tampoco faltan actividades infantiles.
En la primera quincena de septiembre llega el Certamen de la Escanda dedicado exclusivamente a productos elaborados con este cereal. Una iniciativa del Ayuntamiento de Grado para potenciar la escanda dentro de la gastronomía, así como la investigación de recetas que incluyan a este cereal dentro de las mesas asturianas. Incluye mercado y degustación de productos tradicionales e innovadores elaborados con escanda.
Aún hay más citas en el calendario moscón antes de finalizar el año. En la primera quincena de octubre, se organiza el Mercadón de Otoño, un gran escaparate de productos agroalimenticios típicos otoñales abierto al ámbito nacional. La nota musical de la jornada corre a cargo de la banda de Gaitas del Conceyu de Grao y además habrá concurso de tapas en los locales de la zona. Todo un espectáculo lúdico gastronómico para disfrute de toda la familia.
Con todo este palmarés nadie duda a estas alturas que las gentes de Grado tienen un innato instinto comercial, algo que está grabado en sus genes, que forma parte de su historia y que sigue transmitiéndose de generación en generación. Por eso es un mercado vivo en el que confluyen las formas tradicionales de los mercados con la vida de la villa. Capta un atractivo más que consigue la atención de miles de visitantes que acuden a cada cita a lo largo del año.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p