Fiestas de San Xuan. Pasado y presente

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Miércoles, 31 de Mayo de 2017 11:36
Dos enfoques de la fiesta de San Xuan pero con un denominador común: el respeto por las tradiciones y el deseo de que Mieres tenga unas fiestas de las que todos se sientan orgullosos. Hoguera y Danza Prima
Luis Ángel FernándezLuis Ángel Fernández es profesor de baile tradicional y director del Grupo Folclórico Prau Llerón, formado en el año 1980 en Santa Marina. Para él y para la gente joven de Mieres las fiestas de San Xuan son las que marcan el solsticio de verano y el final del curso con todo lo que conlleva: vacaciones, fiestas de prau, piscina de Paxío, tardes en el Merendero de Cenera, atardeceres en el Picu Xiana... "Es la fiesta grande del pueblo, donde lo más esperado por los jóvenes es la instalación de los chiringuitos de San Juan en la Plaza de La Libertad -comenta Luis Ángel-. Un fiesta que, bajo mi punto de vista, debe seguir guardando y atesorando su esencia principal que es la danza prima de San Xuan y sus verbenas, sin renunciar a abrir la programación a otro tipo de actos para público de todas las edades que cubran los gustos actuales".
 Luis VilaboaPor su parte, Luis Vilaboa vivió durante muchos años las fiestas desde dentro y fue el responsable de darle un impulso de modernidad a San Xuan. "En el año 91 hubo un pacto entre el CDS y el PSOE y a mí me nombraron concejal delegado de Festejos -relata Luis-. El primer año me dediqué a ver y aprender de lo que había, pero me parecieron unas fiestas muy pobres para lo que se merecía Mieres. Pensaba que había que conseguir que se implicasen no solo los estamentos municipales, sino también las distintas asociaciones, la hostelería... Me reuní con ellos e hice que participasen. Otro concepto importante que se cambió fue el de la asturianía. Por ejemplo, se prescindió de las damas de honor, algo que tuvo mucha repercusión pero fue un cambio de concepto". Aquel primer año se pasó de un presupuesto de cinco o seis millones de pesetas a uno de veintisiete millones que no solo salió de las arcas municipales, sino también de muchas aportaciones privadas. Las cuentas finales dejaron un superávit de siete millones de pesetas. El segundo año se aumentó el presupuesto a cuarenta millones y el último año en el que Luis Vilaboa gestionó las fiestas, el presupuesto alcanzó los treinta millones y dejó un déficit de dos millones. "Desde el aspecto económico se dio un tirón grandísimo a las fiestas, explica el exconcejal. Se trajeron grandes orquestas, grandes actuaciones, se potenció la danza prima, se prendió la hoguera de una manera diferente... Fue un concepto de cambio, en los tres años se intentó sorprender y creo que la gente comenzó a presumir de fiestas".
Pero si hay algo en lo que coinciden ambos desde sus distintos puntos de vista es que las fiestas de San Xuan deben respetar las tradiciones y pivotar sobre ellas, sobre todo en lo referente a la hoguera, la danza prima y otras que se van rescatando gracias a iniciativas como la que puso en marcha Prau Llerón.
"Desde el año 2014 desaparecieron muchas de las fiestas de pueblo en las que solíamos participar y entonces buscamos la manera de poder seguir saliendo a la calle a bailar, que es lo que nos gusta -asegura Luis Ángel-. Pensamos que podíamos recuperar la desaparecida Rifa de la Xata de San Xuan, una tradición que consistía en engalanar y pasear una xata por todas las fiestas y barrios de Mieres para acabar sorteándola en la víspera de la fiesta. Pero en vez de sortear al animal lo que hacemos es sortear tres premios de quinientos euros cada uno para canjear en carne en tres conocidas carnicerías de Mieres. Además de contribuir al consumo en el comercio local, de los beneficios obtenidos, se hace una donación directa de quinientos euros de carne al comedor social Amicos".
"Pretendí hacer unas fiestas más abiertas. Respetando la tradición pero caminando hacia el futuro" (Luis Vilaboa, exconcejal de Festejos)
Luis Vilaboa recuerda que, cuando era chaval y existía la Sección Femenina, iban con un furgón cantando la danza prima después de la hoguera y bailándola por las calles de Mieres, por eso asegura que la esencia central de estas fiestas siempre ha sido y debe seguir siendo la hoguera, la danza, el enramado de las fuentes... "El gran cambio es integrarse en los tiempos. Las fiestas de aquellos años estaban cerradas sobre sí mismas y ya empezaba la época del cambio en las comunicaciones. Yo pretendí hacer unas fiestas más abiertas, respetando la tradición, la cultura y los valores que se tenían. Respetando lo de antes pero caminando hacia el futuro".
Con el ánimo de seguir creando y potenciando actividades culturales en Mieres, los miembros del Grupo Folclórico Prau Llerón han dado un paso más y han puesto en marcha un festival que se celebra el segundo fin de semana de octubre: el Ochobre Folk. "Después de estar años llevando propuestas al Consistorio para intentar mejorar otra de nuestras fiestas locales como es la Folixa na Primavera y no obtener respuestas, decidimos aprovechar los beneficios obtenidos de la Rifa de la Xata para organizar nuestro propio festival. En él se puede disfrutar de un montón de actividades culturales todas ellas gratuitas como conciertos, charlas, talleres, juegos infantiles, festival folclórico o una Nueche en Danza".

Mieres. ADN sidrero
escanciando sidraAcaba de ser coronada como bebida oficial del municipio y razones no le faltan. Desde siempre, la sidra ha sido una de las bebidas más demandadas en Mieres y era cuestión de tiempo que el reconocimiento le llegara de forma oficial.
El Grupo Municipal de Somos presentó una moción que fue aprobada por casi todos los grupos políticos, lo cual supone también un apoyo para la petición de la cultura sidrera como Patrimonio de la Humanidad en la categoría de Bien Inmaterial, un reconocimiento que el Principado de Asturias ya solicitó a la UNESCO en el año 2013.
Dentro de las acciones que se llevan a cabo desde el Ayuntamiento para obtener en el concejo el máximo reconocimiento a esta bebida, que tiene un papel destacado en la economía de la región, está la utilización de sidra natural en los brindis que se hacen en las bodas celebradas en el Ayuntamiento.
El reconocimiento como bebida oficial del municipio ha sido bien acogido por parte de hosteleros y vecinos, que ven en esta idea una forma de atraer más turismo y de aumentar el consumo de sidra. Todo ventajas para una iniciativa de largo recorrido.


Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p