De paseo por El Fontán

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Lunes, 03 de Septiembre de 2018 10:41
La zona del Fontán no es solo mercado. Es uno de los rincones más concurridos, bonitos y alegres de toda la ciudad donde saborear la gastronomía local en medio de un ambiente lleno de tipismo. Plaza del Fontán. OviedoDescendiendo por la calle Fierro desde la plaza de la Constitución, se encuentra la Plaza del Fontán, enfrente del Mercado de Abastos del mismo nombre. En esta pequeña y original plaza porticada descrita en la novela de Clarín, se concentra un gran número de bares donde disfrutar de unas buenas sidras, tapas o menús a cualquier hora del día, sobre todo los fines de semana cuando estos locales instalan sus terrazas y numerosos grupos folclóricos animan con su música y bailes tradicionales a propios y foráneos.
El ambiente continúa en la contigua plaza de Daoíz y Velarde, punto de encuentro para pasear por los animados mercados que se organizan los jueves y sábados, el original rastro y mercado de las flores el domingo. Aquí se pueden adquirir recuerdos típicos de Asturias, así como los mejores productos autóctonos. Pero también se puede tomar un aperitivo, comer o tapear en alguno de sus bares o restaurantes pintorescos al frescor de los soportales, pequeños remansos de paz en época estival.
Calles peatonales, llenas de tiendas de productos típicos y souvenirs, donde se mima el entorno.

El hechizo del Fontán

Algo tiene este barrio cuando aparece en las novelas de Tigre Juan y El curandero de su honra de Pérez de Ayala. Clarín también sucumbe a sus encantos y lo describe en La Regenta. Llama la atención de García Lorca cuando pasa por Vetusta con su grupo de teatro La Barraca y comenta que es "el escenario urbano más importante de España" y "el cuadro de mejor ambiente cervantino de cuantos he conocido". Nadie se queda indiferente. Y aunque han pasado muchos años y todo este espacio ha sufrido varias transformaciones, El Fontán sigue manteniendo la misma esencia. Tiene algo que cautiva.
Y si Oviedo es un gran museo de arte urbano por todas las estatuas que decoran sus calles, El Fontán tiene dos de las más emblemáticas.
La bella Lola posa pensativa sobre un banco con la mirada perdida, mientras propios y foráneos charlan animadamente en las terrazas de la Plaza del Fontán. Esta obra de Carmen Fraile, está realizada en bronce y fue una donación de la ciudad de Torrevieja (Alicante) con motivo del hermanamiento con la ciudad de Oviedo. Es una réplica de otra que existe en el paseo marítimo de esa ciudad alicantina que representa a la mujer que permanece mirando al mar a la espera del regreso de su amado.
En la contigua Plaza de Daoíz y Velarde encontramos a las Vendedoras del Fontán, obra de Favila -Amado González Hevia- realizada también en bronce. La composición está inspirada en una antigua fotografía que reflejaba el trajín de aquellas mujeres de posguerra que subían desde Faro a Oviedo recorriendo más de seis kilómetros para vender piezas de cerámica de la alfarería familiar. Hoy estas mujeres se mezclan con los comerciantes que cada jueves o sábado acuden a este mismo lugar para vender sus productos como si el tiempo no hubiera transcurrido.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p