Volverse como niños

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Lunes, 02 de Julio de 2018 12:36
Parres cuenta desde 2014 con el sello de calidad Ciudad Amiga de la Infancia. Este reconocimiento que concede Unicef premia el desarrollo de políticas municipales orientadas a la infancia, que entre otras cosas impulsan la participación de los menores en diferentes temas.

Audiencia infantil con los políticos del Ayuntamiento de Parres en 2014
La obtención del galardón Ciudad Amiga de la Infancia tiene sus orígenes en el trabajo iniciado anteriormente en el municipio, ya que desde 2008 el Ayuntamiento de Parres forma parte del Foro Municipal por los Derechos de la Infancia y Adolescencia del Principado de Asturias. El foro, que está coordinado por el Observatorio de la Infancia, tiene entre sus objetivos promocionar y garantizar los derechos de los menores, elaborar planes integrales e intersectoriales y poner en marcha estructuras de participación infantil en el ámbito municipal.
Los años de trabajo en este concejo del oriente asturiano se han materializado en el desarrollo de un Plan Integral de Infancia, la creación de un Consejo Municipal de la Infancia y Adolescencia y de dos grupos municipales de participación Infantil y Adolescente.
Los grupos, Team (jóvenes a partir de 12 años de edad) y LNT (L@s niñ@ Team, niños y niñas de entre 8 y 11 años) se reúnen semanalmente para trabajar de una forma lúdica en asuntos municipales, autonómicos o nacionales que después ponen en común con otros grupos en encuentros autonómicos y estatales. A través del Consejo Municipal se reúnen con miembros de la corporación, técnicos municipales, profesionales de ámbitos como la salud y la educación y representantes de las asociaciones del municipio a los que presentan sus opiniones y peticiones. Tal y como comenta la educadora social, Elena García, "los más pequeños están haciendo un mapeo de zonas infantiles que hay en Arriondas, viendo lo que les gusta, valorando lo que hay que mejorar y presentando sus propuestas en el Ayuntamiento. Una petición que han trasladado de manera reiterada es que querían una pista de skate. Los grupos de participación hicieron un trabajo sobre la ubicación que podría tener, las normas de uso de las instalaciones y hasta participaron en el diseño de la pista. Una vez que se aprobó el proyecto, ellos vieron catálogos, estudiaron diferentes pistas y vieron los presupuestos para que fueran conscientes del coste y lo que es viable y lo que no".
Desde el Ayuntamiento, valoran positivamente los resultados obtenidos con la implicación de los menores en todas estas iniciativas
Fruto de las propuestas de los más jóvenes se han celebrado también varias ediciones de una Feria del Libro Infantil. "Se encargaron ellos del diseño de actividades, -añade García- estructuraron los recursos que necesitaban y a quien se los tenían que pedir".
Desde el Ayuntamiento, valoran positivamente los resultados obtenidos y viendo la implicación de los menores en todas estas iniciativas han vuelto a presentar la documentación necesaria para optar a la renovación del sello Ciudad Amiga de la Infancia por otros cuatro años.
Entre los retos que se plantean ahora está el aumentar la participación infantil en el concejo, ofertando más espacios en los que realizar actividades, que actualmente se realizan en horario extraescolar. "Aunque algunos niños no puedan participar en el grupo y llevar un seguimiento sí podrían hacerlo en actividades puntuales de participación si estas se organizan de otra manera. Por eso es interesante hacerles consultas a través de los centros educativos o de talleres específicos en horario escolar". Esta experiencia ya se llevó a cabo a través del nuevo Plan de Infancia, el grupo de participación Team elaboró un cuestionario con el que recogieron las opiniones de los alumnos de sexto de primaria y de sus compañeros del instituto. En la consulta participaron alrededor de doscientos jóvenes y niños.
Pero los beneficiados de todas estas acciones orientadas a la infancia y la adolescencia no son solo los menores. Como consecuencia de la interacción con los niños, los mayores recuperan actitudes perdidas muy recomendables para el día a día, máxime cuando se ostenta una responsabilidad social. La educadora social reconoce la positiva influencia, "nos hicieron cuatro propuestas para mejorar los Consejos de la Infancia: pedían que los turnos de palabra fuesen cortos y que no nos enrolláramos, que hablásemos en positivo, que usáramos un lenguaje mucho más sencillo y que incluyésemos algún juego en la reunión que nos permitiera sacar al niño que llevamos dentro. Ellos prepararon un juego y en los últimos consejos de infancia acabamos todos jugando, niños, políticos, técnicos y representantes de asociaciones. Salimos con una sensación de satisfacción buenísima, al final estamos todos mucho más relajados".

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p