Martín Álvarez Espinar. Atleta multidisciplinar

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Jueves, 04 de Octubre de 2018 09:17
Curtido tanto en carreras de montaña como en pistas de atletismo, el langreano Martín Álvarez Espinar ha ganado tres años consecutivos la Subida al Angliru. Es el primer asturiano que ha ganado esta competición que se celebra en octubre en el concejo de Riosa. Martín Álvarez en la subida a L'Angliru

-¿Recuerdas cómo fue esa primera vez que ganaste la Subida al Angliru?
-Sí, soy asiduo al Angliru, es una subida que me encanta. Coincidió que fue una temporada en la que estaba entrenando muy bien, me encontraba muy en forma, y me pasé el verano preparando las carreras de montaña, exclusivamente las subidas. Para mí fue algo bastante especial, porque desde la primera vez que probé esa subida, simplemente entrenando, quedé maravillado y sorprendido. Desde entonces no he dejado de ir, incluso cada dos o tres meses subo por allí a dar una vuelta y entrenar. Por lo tanto, imagínate si me marcó la primera vez que subí y lo importante que fue para mí poder ganar en el Angliru.
-De hecho, has ganado tres años consecutivos esa subida. ¿Se parece una subida a la anterior o cada año es una nueva aventura?
-Siempre que estás abajo existen los nervios de saber que vas a encontrarte con el sufrimiento extremo, porque al final sabes que el sufrimiento va a llegar más pronto que tarde. Así que todos los años es una aventura, pero sí es cierto que te puedes encontrar con muchísimas variables en todo el recorrido, no sólo teniendo en cuenta la forma física en la que vayas -que el atleta más o menos puede manejar esa variable-, sino que luego tienes el ingrediente del tiempo, el resto de los atletas, el ritmo que te impongas... Así que todo puede jugar a tu favor, pero sobre todo puede jugar en tu contra, por lo tanto yo lo definiría como una aventura nueva cada año, sí.
-¿Qué parte de la subida es la que encuentras más dura, más allá de la mítica Cueña?
-Yo creo que la parte que más impresiona es justo la primera rampa, después de salir de Viapará. Aunque queda mucho todavía y no es de las más duras, ahí te das cuenta de lo que te espera porque vienes de un descanso donde parece que recuperas, pero justo luego hay una pequeña rampa que ya te pone en tu sitio otra vez. Creo que esa es la subida más dura y la que más daño te hace en la cabeza.
"En la subida al Angliru todo puede jugar a tu favor, pero sobre todo puede jugar en tu contra. Así que cada año correrla es una aventura nueva"
-El récord lo sigue conservando José Luis Capitán en 2005, con una hora treinta y seis segundos. Desde tu punto de vista, ¿es factible batir este récord?
-No, yo creo que ese récord va a estar ahí por bastante tiempo. Seguramente hay gente en el mundo que lo puede batir, pero preparándolo muy específicamente. Digamos que ese récord está al alcance de muy pocos. Para mí, sinceramente, imposible. La mejor marca que tengo del Angliru, -sin haber ido a tope, porque coincidió que en ese momento no tenía ningún rival cerca y no me tuve que exprimir al cien por cien-, está un par de minutos por encima de Capitán. Podría apurar un poco más mi tiempo, pero poco más. Yo lo veo inviable, sin duda.
-¿Qué pone a prueba esta subida?
-Sobre todo la cabeza del atleta. Yo sé que puedo hacer toda la subida corriendo y a ciertos ritmos porque lo conozco de memoria y voy a entrenar muy a menudo. Pero a la mayoría de los atletas que no conocen la subida, les pone a prueba la cabeza, que te está invitando desde el principio a parar, a que frenes, eches el pie a tierra y te pongas a caminar. Por supuesto tienes que tener un mínimo de músculo, las piernas entrenadas y pulmones, pero lo más importante es la cabeza.
-Has conseguido victorias en distintos tipos de pruebas, ¿en qué modalidad te encuentras más cómodo?
-Me encuentro cómodo practicando todo tipo de pruebas, disfruto haciendo atletismo. El año pasado hice toda la temporada de atletismo en pista, algo muy tedioso para muchos aficionados a las carreras de montaña. A mí me encanta, pero también me gusta disfrutar de la naturaleza en medio de Muniellos o en una competición en Boal. Digamos que donde más a gusto me encuentro es compitiendo, en cualquier tipo de prueba.
-Y ahora, ¿qué objetivo inmediato tienes?
-Pues tengo los mismos objetivos que que me propuse el año pasado y que fueron entrenar todo lo posible, estar en forma todo lo que pueda y disfrutar con las competiciones. Me gusta hacer carreras novedosas, que nunca he hecho. En principio prepararé toda la temporada en base a un entrenamiento duro de campo a través, que al final sirve para todo: carreras de asfalto, de subida, de montaña, y al final contribuimos a que el atletismo se mantenga en Asturias.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p