Ruta Turística 'Severo Ochoa'. Siguiendo sus pasos

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Miércoles, 02 de Mayo de 2018 11:04
Una ruta recientemente señalizada permite recorrer los espacios más frecuentados por Severo Ochoa durante su estancia en el concejo.

Plaza Alfonso X El Sabio, en Luarca
Para iniciar el recorrido por los paisajes y lugares que marcaron su infancia y vida, nada mejor que entrar en el Palacio de Gamoneda ubicado en la plaza Alfonso X El Sabio, en Luarca. El edificio que data del siglo XVIII alberga una exposición permanente en honor al científico. Mediante el uso de audiovisuales y paneles es posible conocer su trabajo y trayectoria; la muestra incluye también una reproducción del escritorio del Nobel y algunos microscopios de la época. Dado que aquí se encuentra emplazada la oficina de turismo local, este es el sitio adecuado donde obtener la información necesaria para continuar con este o cualquier itinerario del concejo. Y también para comprobar el carácter abierto de las gentes del lugar.
De vuelta a la ruta, y tras dejar atrás el edificio consistorial, es necesario cruzar el río Negro por uno de los siete puentes que caracterizan a la villa y encaminarse al siguiente punto de interés: el lugar donde se hallaba la casa natal de Severo Ochoa, en la calle Párroco Camino. Aquí encontramos una placa conmemorativa cuya inscripción reza "Aquí nació Severo Ochoa de Albornoz. Quiso ser recordado como un hombre sencillo". Continuando por las calles del núcleo urbano se atraviesa la plaza que lleva el nombre del matrimonio Ochoa y se enfila hacia la Casa de las Ciencias, el equipamiento que acoge la sede de un telecentro y alberga diferentes colecciones se halla muy próximo al Palacio Marqueses de Ferrera.
El cementerio local, en el que están enterrados D. Severo Ochoa y su esposa Carmen, está considerado uno de los más bonitos de España
El paseo transita en dirección a Villar donde se encuentra la casa familiar Villa Carmen, residencia de verano de la familia Ochoa, construida por el arquitecto Juan Miguel de La Guardia a finales del siglo XIX, por encargo del emigrante a Cuba Don Ventura Olavarrieta y García Trío y que posteriormente adquirió la familia del Nobel.
Playa de Portizuelo (Valdés)Desde este punto la ruta continúa en dirección a la playa de Portizuelo, uno de los rincones favoritos del científico y en los que a buen seguro dejó volar su imaginación ante las llamativas formaciones rocosas. Lo recomendable, por tanto, es visitarla con la marea baja.
Volviendo sobre nuestros pasos, la próxima parada es el Instituto de Educación Secundaria Carmen y Severo Ochoa, que lleva orgulloso el nombre del Nobel y su esposa. Desde aquí caminamos en dirección a la ermita de la Atalaya y el Faro de Luarca, el vigía ubicado en la punta denominada Focicón y una de las estampas más características de la villa. A escasos metros, el siguiente punto de la ruta es el cementerio local donde se encuentran enterrados D. Severo Ochoa y su esposa Carmen. Las espectaculares vistas que ofrece este lugar sacrosanto le han llevado a ser considerado uno de los cementerios más bonitos de España. A escasa distancia se encuentra otro de los enclaves que definen este itinerario, el monumento "La Ausencia-La Presencia" que el escultor José de la Riera levantó en homenaje al científico en el centenario de su nacimiento. El regreso al punto de partida en la plaza del Ayuntamiento permitirá disfrutar del paseo por el puerto de la localidad, principal atractivo turístico de la villa.

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p