Villayón. Aguas de cine

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Fusión Asturias   
Jueves, 01 de Marzo de 2018 13:02
Villayón. Aguas de cine 5.0 out of 5 based on 1 votes.
La tierra y el agua son los dos elementos que se han aliado en Villayón. Este concejo del occidente asturiano forma parte del Parque Histórico del Navia y ya se cita por los geógrafos romanos cuando escribían sobre los astures y los pésicos. Puente sobre el río Polea
Donde hay agua, hay vida y en Asturias esto se cumple al pie de la letra. Villayón es tierra privilegiada en recursos hídricos. Su territorio está bañado por varios ríos como el Polea, Puntiga, Acebal, Oneta y Cabornel, pero el más importante es el río Navia que deja a su paso reductos de gran belleza convertidos en reclamos de interés turístico para el concejo. Un buen ejemplo es el embalse de Arbón, construido en el año 1.962 y considerado el tercero de los grandes centros de producción hidroeléctrica del río Navia, de ahí que se le conozca como la Ruta del Kilowatio. Aunque en las aguas del embalse no se puede navegar a motor, sí se pueden realizar numerosos deportes náuticos como vela, remo o pesca. De hecho cuenta con una zona habilitada para estas actividades conocida como El Pantalán, equipada como un campo de remo de carácter internacional. Este escenario natural también es ideal para realizar rutas en kayak, siendo el Polea -un afluente del Navia- uno de los parajes elegidos con mayor frecuencia.
Villayón fue uno de los concejos elegidos por el director de cine Samu Fuentes para el rodaje de Bajo la piel del lobo. El largometraje se estrena el día 9 de marzo bajo una gran expectación mediática, dado el carisma de su protagonista, Mario Casas
Otra de las formas en las que el agua juega en Villayón creando entornos en los que se han fraguado más de una leyenda, son las cascadas como la de Oneta, Pímpano o Méxica, esta última con forma de cola de caballo y un salto de diez metros desde la que se divisan profundos pozos excavados en la roca debido a la fuerza del agua en su caída.
El agua también ha sido la protagonista en lo que se refiere a las construcciones más típicas del concejo, propiciando la arquitectura hidráulica tradicional de los molinos de agua y creando rincones de gran belleza como Pozo Mouro o el Puente de Polea ubicado a unos diez kilómetros de Villayón en dirección a Boal por la AS-35, que data de la época romana como se aprecia en su diseño.
La belleza natural de este territorio presenta una exhuberante vegetación y es posible conocerla a través de las diferentes rutas existentes en el concejo. Entre las cumbres más emblemáticas se encuentra Pico Agudo (1.149 m.). Ubicada en un entorno dominado por praderías con aerogeneradores, desde su cima se obtienen buenas vistas sobre los valles del municipio. Y en un horizonte cercano se dibuja la Gran Senda del Navia, una ruta peatonal y cicloturista que se extenderá a lo largo de 150 kilómetros y que atravesará dieciséis municipios de Galicia y Asturias entre los que se encuentra Villayón.
Samu Fuentes y Mario Casas en la Cascada del Pímpano

Un escenario de película

En el suroccidente asturiano, enmarcado en la comarca Parque Histórico del Navia, se encuentra Villayón, uno de los concejos elegidos por el director de cine Samu Fuentes para el rodaje de su ópera prima, Bajo la piel del lobo. El largometraje se estrena el día 9 de marzo bajo una gran expectación mediática, dado el carisma de su intérprete protagonista, Mario Casas. El actor gallego pudo comprobar que los paisajes asturianos se ajustaban a la perfección a lo que el director consideraba necesario para su personaje, Martinón, un ermitaño y cazador que vive su aislamiento en plena montaña. La Cueva del Pímpano y las cascadas de Oneta fueron dos de los emplazamientos para el rodaje de la película que se llevó a cabo en marzo del año pasado, bajo unas intensas condiciones de frío. El calor lo dispusieron los vecinos de la zona, acogiendo con la hospitalidad habitual a sus visitantes a quienes obsequiaron con una gastronomía contundente y generosa que el propio Mario Casas supo reconocer.

Las aguas de Oneta

Oneta es el emblema turístico de Villayón por excelencia. Las fotogénicas cascadas que reciben ese nombre por el río Oneta y la localidad en la que se encuentran, ostentan el reconocimiento de Monumento Natural por el Principado de Asturias. Y junto con el Pímpano también han sido escenario para el rodaje de la película que dirige Samu Fuentes. En realidad, son tres cascadas las que conforman el conjunto: la Firbia, la Ulloa y La Maseirúa. A través de una ruta que parte del pueblo de Oneta (de tan solo dos kilómetros de recorrido, ida y vuelta) se llega al primer salto de agua, La Firbia. El paseo se inicia en una pista y atraviesa un frondoso bosque en el que predominan fresnos, robles y castaños. En su transcurrir junto al cauce de un río regala rincones como el Pozo del Diablo, apodado así por la profundidad y el peligro que encierran sus aguas y también la vista sobre los restos de antiguos molinos, hoy en desuso. Uno de estos ingenios hidráulicos, en el entorno de la primera cascada, se mantiene en buen estado y restaurado. Tras dejar atrás La Firbia, con veinte metros de caída, un pequeño camino conduce a La Ulloa, otra hermosa cascada que también es un regalo para la vista. La tercera y última cascada, la Maseirúa es casi inaccesible, y hay que estar dispuesto a emprender una aventura para conseguir disfrutar de sus aguas.
La ruta a las cascadas de Oneta se halla señalizada, pero si se necesita más información, en el pueblo de Oneta se encuentra una oficina de turismo donde será posible conocer más de este entorno.

La Cascada del Pímpano

Cascada del PímpanoEste era, hasta hace poco, uno de los parajes naturales más desconocidos del concejo. El rodaje de Bajo la piel del lobo en el entorno de dicha cascada ha permitido dar visibilidad a un rincón de ensueño, que adquiere toda su grandeza en época de lluvias. El lugar elegido, la cueva del Pímpano, la cueva en la que se resguarda Mario Casas, aparece escondida tras un gran salto de agua que provoca admiración al visitante que se acerca a contemplarlo. Tal vez sea el aire puro que se respira en este lugar o las condiciones -casi vírgenes- de un rincón como este, las que confirman que la visita merece la pena. Y a pesar de su espectacularidad acceder al lugar no presenta dificultad. Se encuentra en las proximidades de Busmente, una pequeña aldea situada a tan solo dos kilómetros de la capital del concejo, Villayón. La visita para conocer la cascada y la cueva nos permiten también disfrutar de un molino tradicional asturiano al que accedemos por el conocido puente de la Mosca, que salva las aguas del reguero el Ponte, origen de la cascada del Pímpano.

Conociendo el concejoTurista en Pozo MouroRuta de la Cascada de Méxica
Ruta de las Cascadas de Oneta
Ruta de la Cueva del Pímpano
Ruta del Champolallo
Ruta del Pozo Mouro
Ruta del Dolmen y Carondio
Ruta del Pantalán
Ruta del Pico Villayón

Mas información en:
Ayuntamiento de Villayón
La Plaza, 12. 33717 Villayón (Asturias).
Telf: 985 625 051 / 985 625 055
E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla   
web: www.villayon.es

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p