Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Deportes Entrevistas Ana Castello. Rompiendo moldes

Ana Castello. Rompiendo moldes

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Isabel G. Muñiz   
Martes, 29 de Agosto de 2017 12:50
Con tan solo siete años ya apuntaba maneras y buscaba amiguitos con los que jugar a pelearse. El tiempo le ha dado la razón hasta conseguir el título mundial en Muay Thai.
Ana Castello entrenando en el gimnasio Ruta 66, Lugones
La imagen de Ana Castello como radio física en un hospital, no tiene nada que ver con la que proyecta la valenciana afincada en Asturias cuando sube al ring. Entonces aparece Ani Bang Bang, aunque para sorpresa de muchos, ambas son la misma persona.
Ana reconoce que lo suyo no es "quedarse en casa esperando que pase la vida, yo tengo que hacer cosas". Por eso muy pronto empezó a romper moldes. Practicó durante algunos años fútbol pero los estudios la apartaron del deporte. Cuando el Muay Thai se cruzó en su camino, subió a un barco del que ya no está dispuesta a bajarse.

-¿Por qué el Muay Thai?
-Fue un poco por casualidad. Yo era una chica que me había pasado casi toda la vida estudiando y aunque no había tenido tiempo para dedicarme al deporte siempre me habían llamado la atención los relacionados con la defensa personal. Una vez terminada la carrera busqué algo como el karate o el judo, pero en la academía me ofrecieron el Muay Thai. Cuando lo conocí, supe que era lo mío.
-¿De pequeña ya eras peleona?
-La verdad es que sí, ya tenía una vena despierta y en mi casa lo han sufrido. No era con intención de hacer daño pero sí me gustaba probarme.
-¿Qué te aporta la práctica de este deporte?
-Es un antiestrés total. Antes no paraba de estudiar, quería sacar buenas notas y estaba muy estresada. No era una chica tranquila, tenía un carácter muy fuerte, y no encontraba la forma de sacar la energía extra que siempre me quedaba. Desde que me apunté al gimnasio me convertí en una persona totalmente diferente, mucho más tranquila y con una manera de pensar más positiva. Además si le dedicas tiempo te da una buena forma y gracias a este deporte conoces a gente increíble, yo he viajado mucho y sigo haciéndolo.
-¿Es el Muay Thai un deporte agresivo?
-No, entre otras cosas porque es un deporte oriental con mucha tradición en Tailandia en el que tienes muy presente el respeto, el compañerismo, y aunque no es algo que te enseñen explícitamente en las clases, es algo que vas aprendiendo.
Se parece al kickboxing, pero a diferencia de este, en el Muay Thai puedes utilizar los codos y las rodillas para atacar y puedes tirar al suelo a tu oponente, pero no es más agresivo que el MMA que ahora está de moda.
-¿Qué hace falta para ser buena en este deporte?
-Tiene que gustarte, hay que tener interés en aprender y ganas de superarte a ti misma y que no te dé miedo recibir un golpe. Puede que al principio no tengas aptitudes físicas pero poco a poco con entrenamiento las puedes ir sacando. Se necesita tener agilidad en las piernas y mucho fondo porque los combates son asaltos de dos o tres minutos en los que estás a tope todo el tiempo.
"El Muay Thai es un deporte oriental con mucha tradición en Tailandia en el que tienes muy presente el respeto, el compañerismo, y aunque no es algo que te enseñen explícitamente en las clases, es algo que vas aprendiendo"
-Te proclamaste Campeona del Mundo Amateur en Tailandia el pasado mes de mayo. ¿Cómo fue la experiencia?
-Increíble. Cuando me ofrecieron la posibilidad de ir tardé una semana en decidirme pero luego fue fantástico, conocí a muchos compañeros -sobre todo de la selección española- y fuimos una piña desde el principio. Tanto que cuando terminó el campeonato los árbitros que eran tailandeses dieron la enhorabuena a nuestra selección por el equipo que habíamos tenido y cómo nos habíamos apoyado unos a otros. Les gustó mucho el compañerismo que teníamos.
-Ganar en Tailandia donde este deporte tiene tanta tradición tuvo que ser un plus.
-Bueno, hay que decir que en el campeonato participaron veintitrés países pero no competí con gente de Tailandia porque no pelean en categoría amateur. Allí tiene tanto arraigo que es algo que ni siquiera contemplan, pelean en profesionales desde muy pequeños.
-Aunque empezaste sola en este deporte Jose Ramón Cabrero fue la persona que de alguna manera te sumergió en el mundo del Muay Thai. ¿Qué papel juega el entrenador?
-El entrenador lo es todo, absolutamente todo. Es el que va a estar contigo mientras peleas, el que te conoce, el que va a ser tu esquina, la persona que sabe cómo estás en cada momento solo con verte y el que te va a dar recomendaciones. Cuando ves que no puedes más, él sabe que puedes. Cuando te han hecho daño, él también lo sabe. Está atento a todo y es un apoyo grandísimo, tanto si ganas como si pierdes.
-¿Cuál es la parte más dura de este deporte?
-Para mí lo peor es la dieta a la que te tienes que someter. En este tipo de deporte combates en función de un determinado peso, así que te interesa pelear en categorías de menor peso posible para enfrentarte a gente menos dura. Yo tengo un peso alto y para bajar de categoría el salto es de cinco kilos, lo que significa que tengo que estar a dieta y esto se hace muy duro. Sobre todo cuando se acerca un combate para el que llevas mucho tiempo entrenando, en ese momento aprietas muchísimo, comes menos, hay más deshidratación y en los entrenamientos ves que flojeas y que no das el nivel habitual.
"El factor psicológico en una pelea es importantísimo. Si piensas que no puedes ganar, no lo harás aunque seas muchísimo más fuerte que la otra persona"
-¿Hasta qué punto influye en ese momento la cabeza?
-El factor psicológico en una pelea es importantísimo. Si piensas que no puedes ganar, no lo harás aunque seas muchísimo más fuerte que la otra persona. Al final lo que marca todo es la experiencia, pelear muchas veces y darte cuenta que lo estás haciendo bien, que solo son momentos. Lo puedes repetir mil veces pero siempre pasa lo mismo, entrenas con mucha ilusión y en los días previos a la pelea llega un punto en el que empiezas a dudar de ti misma pero una vez en el ring tienes que darlo todo. Normalmente después del bajón subes muchísimo, te creces. Además, si no quieres ganar no subes.
-¿Cómo lleva tu familia el verte subir a un ring a pelear?
-Lo llevan como pueden, pero lo pasan mal. Mi madre y mi hermana me han visto toda la vida sufriendo con los estudios para sacarme un buen trabajo y cuando lo he conseguido me ven metiéndome en estas cosas y no es fácil. En un combate, aunque esté ganando ellas solo ven los golpes que me dan a mí, no los que doy yo. Cuando gané mi primer campeonato de España -hace cuatro años- mi madre no se lo podía creer. Ella estaba en Valencia y cuando la llamé para decírselo se puso muy contenta, me decía '¿Ani, pero tan buena eres?' Lo siguiente que me dijo fue 'ahora que ya has ganado el campeonato y cumplido tu sueño ya lo dejarás, ¿no?.'
Imagínate mi respuesta, precisamente en ese momento es cuando empezaba mi carrera.
-¿Qué retos te planteas por delante?
-Lo próximo sería competir en el campeonato de Europa que se celebrará en Minsk, Bielorrusia, pero el problema es que el viaje supone mucho dinero. Ya hemos ido a Portugal, Canarias, Tailandia, cada vez que salimos a algún combate hay que viajar y no tengo patrocinadores. Me fastidia porque este deporte me encanta y precisamente ahora es cuando tengo más opciones para pelear, pero lo tengo complicado por la cuestión económica. A los viajes hay que sumar el coste de la preparación, la alimentación y los complementos deportivos, guantes, protecciones, etc.
-Cuando empezaste en este mundo prácticamente era un mundo masculino. ¿Ha cambiado este panorama?
-El Muay Thai se practica en pocos sitios y es más difícil encontrar a mujeres, pero las chicas sí se están animando a meterse en kickboxing y los entrenadores se están preocupando de entrenarlas. En el mes de mayo tuve mi primer combate en categoría profesional, pero de kickboxing. Las mujeres han cogido más nivel y en España hay chicas muy buenas.


Primer combate neoprofesional en Coimbra, Portugal

¿Qué es el Muay Thai?


El Muay Thai es un arte marcial originario de Tailandia, donde goza de gran popularidad y es deporte nacional. Surge como la evolución del Muay Boran, un tipo de combate empleado por el Ejército de Siam cuando los soldados perdían sus armas durante la lucha. Al Muay Thai se le conoce también como el 'arte de los ocho miembros' porque en las peleas es posible utilizar puños, pies, codos y rodillas, y se considera un deporte de contacto altamente efectivo en los golpes. Los combates profesionales se desarrollan en un ring y tienen una duración de nueve minutos (tres asaltos de tres minutos cada uno) .
scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p