Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 536 invitados conectado(s)
Deportes Entrevistas Batiendo récords. Rubén Ruiz. Triatleta

Batiendo récords. Rubén Ruiz. Triatleta

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Gerardo Calvo   
Martes, 29 de Diciembre de 2009 10:18
Batiendo récords. Rubén Ruiz. Triatleta 5.0 out of 5 based on 1 votes.
Rubén tiene la licencia de ciclismo desde los seis años; luego vinieron las de balonmano y triatlón. Aunque este avilesino compite en las tres modalidades, en 2009 la palma se las llevó el ciclismo: el récord de España de la hora en pista en categoría máster.
No es fácil correr en un velódromo. No hay bajadas, no hay curvas: no hay descanso, en definitiva, y uno sólo compite contra sus propias fuerzas. Mantener un ritmo constante en lucha contra uno mismo requiere una gran fortaleza física y también mental. El entrenamiento es duro y más, como es el caso de Rubén Ruiz, si uno no se dedica profesionalmente a esto. “En el entrenamiento en pista vives de todo. A veces piensas ¿qué hago aquí, solo, con 38 grados, dando vueltas en bici? Pero cuando tienes una motivación lo superas”. Pero gracias a esa superación ha conseguido en Asturias el récord de la hora, y ahora va a por el del mundo.

Rubén Ruiz en el Campeonato de España de triatlón en Almería-2009 ha sido un año muy fructífero para ti. ¿Qué destacarías de la temporada?-2009 ha sido un año muy fructífero para ti. ¿Qué destacarías de la temporada?
-En el verano tuve dos hitos importantes. Primero el Campeonato de Europa de triatlón, que fue en Holanda el cuatro de julio, y en donde quedé en el puesto 35, mejorando en tiempo y clasificación con respecto a mi anterior participación. Iba muy bien, pero tuve un pinchazo en la rueda delantera que me retrasó. Aún así estoy contento, porque conseguí acabar la prueba aunque fuera con la rueda en llanta.
Luego me concentré exclusivamente en el ciclismo para el récord de la hora, mi otro gran desafío de este año.
-¿Prepararse para batir el récord de la hora exige un entrenamiento muy específico?
-Sí, es una preparación diferente. Me dediqué de pleno a ello, primero durante un mes en una pista en Madrid: poco tiempo pero muy intenso. Fue durísimo, porque yo nunca había montado en una bici de pista y no sabía cómo era la posición, la altura idónea del manillar... Sólo tuve ocho sesiones en las que hubo que ajustar todo. Después, con esas referencias, me fui a Asturias la última semana del intento, a la pista de La Morgal. Nuestra idea era bajar dos kilómetros de lo que hacíamos en Madrid, pero al ver la pista me llevé una decepción muy grande, porque con las condiciones en las que estaba nos obligó a ser mucho más conservadores. Nos marcamos unos 28,5 segundos por vuelta, un ritmo realista para una pista como ésta y al nivel del mar.
-En circunstancias como ésta es necesario calcularlo todo al segundo.
-Es que salir a lo loco sería un error grave, en el sentido de que como vayas más deprisa de lo que puedes asumir, a mitad de prueba te hundes físicamente. Tienes que mantener un ritmo constante hasta el final y como te pases, no llegas. Es una hora que se hace muy larga, pero la calculamos bien, porque conseguimos la marca más alta de nuestras estimaciones, que fue 42,200 kilómetros.
“Yo llevo muchos años haciendo deporte: ciclismo, triatlón, tenis... A estas alturas, me motiva hacer cosas diferentes”
-Con esta marca en tu poder, ¿te ves en condiciones para atacar el récord del mundo?
-Sí. Hablando con mi entrenador hemos calculado que con las referencias que tenemos podemos estar entre 45 y 46 kilómetros. Eso sí: descansado, en una pista buena y con material adecuado. Por eso el año que viene me voy a centrar casi por completo en el ciclismo. No es lo mismo estar corriendo triatlones y dejar un mes para este récord que centrarte desde el principio en ello. Incluso voy a competir en pista, en categoría élite, con gente que ha sido medalla olímpica y a la que sé que no voy a ganar seguro. Pero quiero estar allí y hacer lo que pueda, para en junio ir a Burdeos, a por el récord del mundo.
He escogido Burdeos primero porque está cerca, son 650 kilómetros desde Madrid y puedes llegar con tu coche, con las bicis y con todo el material. Y además es la cuarta pista más rápida del mundo, una pista de madera, cerrada, que reúne las mejores condiciones. Allí lo intentaron Cris Boardman, Induráin, Rominger...
-¿Qué motivación has tenido para emprender una preparación tan intensa?
-Yo llevo muchos años haciendo deporte: ciclismo, triatlón, tenis... A estas alturas, me motiva hacer cosas diferentes, como ésta. El deporte me gusta mucho y necesitaba algo distinto. Desde que tomó forma este reto estoy más tranquilo, más ordenado, incluso trabajo mejor.
Yo tengo una cosa muy clara: el deporte es salud. Pero además está la respuesta de la gente. Yo no pretendo vivir de esto y lo que hago sólo tiene especial trascendencia para mí. Sin embargo, la gente me seguía, me hacía llegar su apoyo y su calor, y eso es importantísimo y me hizo sentir muy bien.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p