Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 365 invitados conectado(s)
Entrevistas Entrevistas 'En nuestro entorno no podemos hablar de hambre, sino de malnutrición'. Antonio Blanco Prieto. Director de Fundación Alimerka.

'En nuestro entorno no podemos hablar de hambre, sino de malnutrición'. Antonio Blanco Prieto. Director de Fundación Alimerka.

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Isabel G. Muñiz   
Miércoles, 28 de Mayo de 2014 12:48
Una correcta gestión de los excedentes alimentarios y el apoyo a los colectivos más vulnerables son algunas de las cuestiones que preocupan a diferentes organizaciones e instituciones asturianas en su lucha contra la precariedad. Entre las más activas se encuentra la Fundación Alimerka, impulsora de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición en España. Su responsable es el sociólogo y profesor en la Universidad de Oviedo, Antonio Blanco Prieto.
Antonio Blanco Prieto. Director de Fundación Alimerka.
-En el mes de octubre tuvo lugar en Asturias el I Encuentro Nacional de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición, un colectivo formado por once entidades entre las que se incluyen el Banco de Alimentos de Asturias, la Agencia Asturiana de Cooperación, la READER y la Universidad de Oviedo. ¿Qué conclusiones se obtuvieron?
-En él participaron expertos que analizaron la situación actual desde el ámbito social, la perspectiva epidemiológica, pediátrica clínica y sociológica. Las conclusiones fueron coincidentes: en nuestro entorno no podemos hablar de hambre, tal y como lo entendemos desde la cooperación al desarrollo. Tenemos que hablar de malnutrición, que además tiene una manifestación paradójica porque se presenta en forma de obesidad en los colectivos con privación material, con un mayor consumo de grasas, azúcares y sal, que en los niños puede llegar derivar en una obesidad crónica. En el proceso queda despejar una duda muy importante, y es si esa obesidad está causada porque hay pocos nutrientes y los que hay son muy grasos, o porque no hay una educación nutricional en estos colectivos.
-¿Es necesario incluir materias específicas de nutrición en los colegios ?
-Los jóvenes tienen la información porque la trabajan en la asignatura de conocimiento del medio, pero el aprendizaje tiene un componente de estudio y un componente experimental. Si a un niño se le explica cómo debe alimentarse pero luego en el hogar esto no se aplica, todo se queda en una teoría.
"No hay ningún alimento malo por sí mismo, el problema está en la dosis, como casi todo en la vida"
-A la hora de hacer la compra, ¿influye en exceso el marketing alimentario de esta sociedad de consumo?
-Sí, por supuesto. En España hay iniciativas muy interesantes porque nos preocupa este tema, y eso que nuestra situación comparada con la de países anglosajones es un lujo, porque en la dieta mediterránea hay mucha presencia de nutrientes que se consideran positivos. Allí quizá la más conocida sea la del cocinero inglés Jamie Oliver, que a través de su fundación está intentando mejorar los menús en los comedores escolares británicos y que el marketing alimentario se refuerce en aquellas zonas o productos donde están los alimentos más frescos. Se trata por ejemplo de hacer unas góndolas en la zona de frutería para captar la atención de los niños, de incluir superhéroes como en el caso de Popeye con las espinacas, y recuperar una filosofía alrededor de frutas y de determinados alimentos. Esto no significa demonizar los contrarios sino transmitir el concepto de una dieta equilibrada. No hay ningún alimento malo por sí mismo, el problema está en la dosis, como casi todo en la vida.
-España está favorablemente posicionada con respecto a otros países, ¿y Asturias con respecto a otras comunidades?
-Asturias conserva bastantes patrones de la dieta mediterránea y además al ser una provincia con distancias relativamente pequeñas entre las localidades todavía podemos permitirnos la pausa, la conversación en la mesa, algo que se considera fundamental y que influye en la comida. Además también mantenemos cierto apego a la comida tradicional, a la legumbre, a los platos de cuchara, que se va transmitiendo a través de la socialización a los menores.-¿Qué medidas se están tomando a nivel regional en cuanto a maximizar los recursos alimentarios?
-Muchas. El Banco de Alimentos está haciendo un papel excelente, canalizando todos los excedentes y la Consejería de Bienestar Social está muy sensibilizada con una adecuada gestión de los mismos y con la prevención de posibles casos de obesidad y malnutrición. Desde la ciudadanía la sensibilidad queda clarísima con los datos de las operaciones kilo, que, en el caso de Alimerka, el año pasado duplicó las cantidades de años anteriores. También está en marcha la estrategia Naos, un proyecto dirigido a todos los centros educativos de la red pública y concertada que busca mejorar el equilibrio nutricional del menú escolar.
-¿Se han dado pasos para evitar el despilfarro alimentario?
-La gestión de excedentes alimentarios en España se canaliza de forma muy correcta, el papel de los bancos de alimentos es fundamental en eso, pero también hay que tener en cuenta que nuestra normativa de seguridad alimentaria es muy exigente y no todos los residuos pueden ser donados. Hay una óptica muy crítica que lo considera totalmente injusto, pero esto no se debe a un capricho, responde a una normativa que pretende evitar cualquier contaminación o problema de salud pública derivado de una mala manipulación del alimento.
"En Asturias existe una red excelente y hay mucha coordinación, pero nuestra exigencia nos hace querer trabajar mejor"
-¿Es necesaria una flexibilización de la ley para que sea un poco más acorde con la necesidad de los tiempos ?
-Precisamente en la reunión que tuvimos en la FAO se reflexionó sobre la idoneidad de la "ley del buen samaritano" que funciona en Italia y que contempla que ante un problema generado por un excedente alimentario no se pueda culpabilizar al donante, pero es un tema que nos excede totalmente. Nosotros donamos todos los excedentes que permite la ley. Tenemos, incluso, un acuerdo de colaboración con el Instituto de Ciencia y Tecnología de los alimentos en la Universidad de León para que evalúen los productos que donamos, y en base a esto se determinen cuáles tienen que ser las condiciones de entrega y de consumo. Las entidades que lo reciben firman que asumen esas condiciones y se hacen responsables del buen uso y la buena conservación de estos alimentos.
-¿En qué medida es importante la acción local?
-Es fundamental. Yo soy de la filosofía que si cada uno barre el trozo de acera delante de su casa el pueblo está limpio. Si cada elemento del sistema funciona acabamos haciendo un todo superior a la suma de las partes. Nosotros, por ejemplo, con la Alianza consideramos siempre que era imprescindible que estuviese la READER porque es una red que puede movilizar a cientos de ayuntamientos de toda España.
-¿En Asturias existe una buena red?
-En Asturias existe una red excelente, con grandes profesionales. Y aunque no se piense esto muchas veces, hay mucha coordinación, aunque nuestra exigencia nos hace querer trabajar mejor.
-¿Qué se puede mejorar?
-Sería muy interesante tener un sistema más informatizado de todas las ayudas que están ahora mismo en la mesa, para poder conocer lo que aporta cada entidad y quienes son los beneficiarios. Esto nos permitiría cruzar esos datos y verificar que nadie está sobredimensionado en la ayuda pero tampoco que nadie está infra-ayudado, porque pueden darse los dos casos. Nos permitiría optimizar recursos y evitar situaciones como la que nos ocurrió hace unos meses, cuando teníamos dos mil cien kilos de lentejas y no podíamos donarlas porque las entidades receptoras no tienen sistemas de almacenamiento ni de conservación.Voluntarias de Cáritas San Pablo, en Oviedo, clasifican los excedentes de panadería
-¿Lo que hace falta es información?
-Exacto. En una ocasión una mujer mayor, que vive sola y es beneficiaria, me enseñó el armario de su cocina, que estaba absolutamente lleno de macarrones y decía que cada vez que iba a pedir comida le daban más. Nos ofrecía si queríamos llevarlos porque le habían cortado la luz y no podía cocinarlos, así que en casos como éste los alimentos tienen que estar ya elaborados. En las operaciones kilo, por ejemplo, se dona mucha pasta, legumbre y arroz, pero por el mismo precio hay otros alimentos que pueden ser necesarios, como los alimentos infantiles.
"Es muy importante la acción local, si cada uno barre el trozo de acera delante de su casa el pueblo está limpio"
-Fundación Alimerka cumple una función vital en todo el entramado de ayuda alimentaria. ¿De dónde nace este interés?
-Es algo que se debe al espíritu filantrópico del fundador de la cadena Alimerka, Luis Noé Fernández, que siempre tuvo necesidad de colaborar pero en un momento determinado decidió darle un impulso con la creación de la Fundación. Por eso la Fundación desarrolla una gran actividad, tanto con operaciones kilo, como con un Plan de Ayuda alimentario que se gestiona a través de vales de compra o a través de la donación de excedentes alimentarios que llegan diariamente a 27 colectivos; eso en lo que corresponde a Asturias, porque también trabaja en León, Lugo, Burgos, Valladolid y Zamora.
-A través de la Fundación también se intenta mejorar los hábitos nutricionales de la población y se impulsan investigaciones sobre conservación de alimentos, elaboración de menús... ¿De qué manera?
-Hay mucho por hacer y éstas son algunas de las líneas que desarrollamos. Tenemos una escuela de alimentación que ha recibido varios premios, y a su vez nosotros damos los premios "Luis Noé Fernández" para entidades o grupos con una aportación relevante en los campos de nutrición, seguridad alimentaria, etc. y para los que destaquen en la lucha contra el hambre y la malnutrición.
Trabajamos en colaboración con diferentes grupos como el de Nutrición de la Universidad de Oviedo y el Instituto de Investigación en Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de León. Con su colaboración hacemos recomendaciones de menús adecuados con los vales de compra y también orientamos sobre los menús adecuados en comedores sociales y colectivos beneficiarios de excedentes alimentarios.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p