Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 286 invitados conectado(s)
Entrevistas Entrevistas Mª América Alvarez González. Directora General de Informática del Principado de Asturias.

Mª América Alvarez González. Directora General de Informática del Principado de Asturias.

Imprimir E-mail
(8 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Viernes, 06 de Marzo de 2009 13:56
Mª América Alvarez González. Directora General de Informática del Principado de Asturias. 3.4 out of 5 based on 8 votes.

La Administración del Principado de Asturias maneja millones de datos, lo que supone un gran esfuerzo en cuanto a medios técnicos y humanos. De eso se ocupa la Dirección General de Informática, trabajando con conceptos como software libre, interoperabilidad, protocolos de seguridad... Todo pensado para optimizar recursos y hacer una administración ágil, útil y cercana al ciudadano.

"Estamos cambiando toda la gestión interna"

Mª América Alvarez González.-Nuestra Administración está cambiando la manera de prestar servicios ¿qué planes se contemplan para garantizar el soporte tecnológico necesario?
-Inicialmente hay que soportar todas las infraestructuras, comunicaciones, servidores, el CPD (Centro de Proceso de Datos) donde se almacena toda esta información. Una vez que eso está funcionando con todas las normas de seguridad correspondientes, hay que crear los servicios para el ciudadano, y los sistemas de gestión que tienen que emplear los funcionarios para que esos servicios puedan ser prestados. Es decir, para pedir una licencia de pesca o de caza, uno ve una simple pantalla, pero detrás tiene un sistema en el que se almacena y verifica la información. Por ejemplo, para verificar si el DNI del ciudadano es correcto se accede mediante un sistema de interoperabilidad a la base de datos de la policía. Estamos cambiando absolutamente todo lo que corresponde a la gestión interna, para que los sistemas permitan a los funcionarios ser más rápidos y eficientes, y sobre todo eliminar papel: que el funcionario no esté moviendo papeles todo el día, y que el ciudadano no tenga que traerlos. Por eso es tan importante para nosotros la interoperabilidad, que nos permite movernos en sitios tales como la policía, el Instituto de Estadística, la Agencia Tributaria, etc.
-¿Cómo está Asturias respecto a otras comunidades en cuanto a accesos a procedimientos on-line?
-Desde hace dos años consecutivos, 2007 y 2008, hemos sido líderes. Actualmente tenemos mil ciento dos procedimientos en red, de todo tipo, tanto para el ciudadano como para las empresas: subvenciones, ayudas de la Unión Europea, etc. actualmente se trabaja en servicios relacionados con la sanidad.
-¿Cuál es la respuesta de los ciudadanos? ¿Se van cambiando los antiguos hábitos?
-Sí, aunque a nosotros nos gustaría que fuese mucho más. En algunos servicios hemos conseguido llegar a la gente, por ejemplo para apuntarse a las oposiciones el uso de Internet es de un sesenta o setenta por ciento. Lógicamente, depende mucho de a quién vaya orientado el servicio. También es cuestión de tiempo. La brecha digital existe, y hay mucha gente mayor de cincuenta años para la que el uso de Internet no es habitual, mientras que para la gente joven sí lo es.
"La tecnología no se aprende de hoy para mañana, y para implantar un producto hay que conocerlo bien, teórica y prácticamente. Por eso gastamos mucho en formación"

-¿Qué política de seguridad se ha planteado para la Administración?
-Nosotros tenemos centralizada toda la información en una única ubicación, y estamos tratando de conseguir la certificación ISO-27001 en seguridad. Somos conscientes de que manejamos la información del ciudadano sobre asuntos sanitarios, de justicia, etc. Esa información está dispersa por muchos sitios, por eso quisimos hacer un centro de datos con una estructura de seguridad y cumpliendo toda la normativa. Luego, evidentemente, tenemos toda la parte de seguridad lógica: unos protocolos de seguridad que se siguen diariamente, se verifican posibles entradas, tenemos una actualización constante de antivirus... Todo eso no garantiza que no vaya a haber un problema, puesto que la seguridad absoluta no existe y todos los días se detecta algo, pero la cuestión está en poner los medios.

-La Administración del Principado cuenta con una plantilla de 35.000 funcionarios, de los cuales más de veinte mil puestos están en red. ¿No conlleva esto una gran inversión, tanto en tecnología como en formación de los empleados públicos?
-Cuando empezamos con el Plan Estratégico quisimos unificar todos los sistemas, porque había demasiados tipos y eso daba lugar a una dispersión y unos costes muy elevados. En la legislatura pasada trabajamos para unificar esto, para dejarlo en un único entorno de desarrollo, apoyándonos además en las empresas asturianas. Lo vimos como una oportunidad, ya que al hacer este entorno las empresas aprenden, de manera que cuando nosotros hagamos concursos ya estarán capacitadas para licitar. Y eso fue lo que hicimos: desarrollamos un software libre llamado FWPA (Frame Work for Public Administration), con ocho o nueve empresas asturianas en el año 2005. En el 2006 empezamos con el proceso de formación al resto de empresas asturianas en ese entorno y ahora seguimos con formación dentro del marco del ACEBA, de modo que todas, actualmente, están en posición de acceder a un concurso público. En este tema estamos muy satisfechos.

"Hay noventa personas en la Dirección General y contamos con un presupuesto de unos treinta y siete millones de euros. Con esto damos soporte a veinticuatro mil puestos de trabajo, cuatrocientas aplicaciones, ochocientos servidores, un CPD, mil trescientos edificios, veinte mil líneas de teléfono, tres mil móviles..."

En recursos internos, en la propia Dirección General la adaptación fue un poco más costosa, porque fue un cambio tecnológico importante y había un poco de temor a lo nuevo, pero ahora la gente está totalmente convencida y ayudando. Se ha hecho un plan de formación muy fuerte con el Instituto Adolfo Posada, que es el que se encarga de la formación de todo el Principado. La tecnología no se aprende de hoy para mañana, y para implantar un producto hay que conocerlo bien, teórica y prácticamente. Por eso gastamos mucho en formación: se va a cursos a Madrid, a Barcelona, o a París si hace falta. Y la gente está satisfecha, ahora ellos son los primeros garantes, se involucran y controlan las cosas: la colaboración es total.
-¿El desarrollo de ese entorno de software libre supone que la Administración va a seguir por ese camino?
-Eso está relacionado con el entorno de desarrollo que hicimos con las empresas asturianas. Nosotros lo creamos, lo usamos y lo liberamos después, para que la comunidad internacional que lo necesite pueda usarlo y colaborar en la ampliación del producto. El otro día estuve dando una charla en el Congreso de Cooperación al Desarrollo en Gijón, ofreciéndolo a gobiernos como Bolivia o Sudamérica, que están pagando mucho en licencias y les vendría muy bien la posibilidad de tener un producto de software libre para poner en marcha su administración electrónica.
En general tendemos a usar software libre para todo. Hace ya años que estamos instalando Linux en nuestros servidores, también alguna plataforma educativa... Cuando nos ponemos a hacer algo lo primero que buscamos es software libre, a ver si nos ofrece las condiciones apropiadas para hacer el trabajo. Si no, valoramos. Las decisiones no se toman a la ligera: se mira lo que hay en el mercado, se hace una valoración de los cuatro o cinco productos más importantes y en base a más de ochenta parámetros se decide el producto a usar.

"En general tendemos a usar software libre para todo. Hace ya años que estamos instalando Linux en nuestros servidores"

-¿Qué supone dirigir un departamento tan técnico como éste? ¿Con qué medios técnicos, humanos y presupuestarios cuentan?
-Supone mucho trabajo, una dedicación casi exclusiva, y medios. Hay noventa personas en la Dirección General y contamos con un presupuesto de unos treinta y siete millones de euros. Con esto damos soporte a veinticuatro mil puestos de trabajo, cuatrocientas aplicaciones, ochocientos servidores, un CPD, mil trescientos edificios, veinte mil líneas de teléfono, tres mil móviles... Además, como hay transferencias, en un momento determinado te encuentras con que hay que asumir las competencias de Justicia. Son mil trescientos puestos nuevos, con unas características totalmente distintas a las que ya tenías en la Administración, con una forma de actuar y una cultura distinta, gente a la que hay que explicar muchas cosas. En esta Dirección General tratamos de automatizar el sistema productivo: esto es como una fábrica, hay una serie de normas y los puestos son de una forma determinada; pues con las aplicaciones sucede igual. Es decir, hemos tratado de procedimentar y automatizar absolutamente todo. §

scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p