Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 279 invitados conectado(s)
Entrevistas Entrevistas Ramiro Lomba, director de Sadei. 50 años haciendo números

Ramiro Lomba, director de Sadei. 50 años haciendo números

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Viernes, 29 de Abril de 2016 13:19
La Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (Sadei) está de aniversario. Todos los temas imaginables han sido estudiados con lupa y traducidos a cifras por este organismo: Población, Mercado laboral, Economía, Sociedad, Medio ambiente... En las estadísticas de Sadei está reflejada la historia de Asturias de los últimos cincuenta años. Ramiro Lomba, director de Sadei
En su acta fundacional figuran la Caja de Ahorros de Asturias, Hidroeléctrica del Cantábrico y la Cámara de Comercio de Oviedo. Así pues, Sadei nació de la iniciativa privada, como Sociedad Anónima en la España de mediados de los 60. El impulso lo dio José López Muñiz, presidente de la Diputación Provincial, quien también estuvo en la gestación de otros proyectos fundamentales para Asturias, como la autopista del Huerna, el Hospital Central o Cogersa. Dos años más tarde, en la primera ampliación, se abre paso a toda la banca regional de entonces y los grandes grupos empresariales de la región, tanto de capital público como privado, así como la Diputación. El hito siguiente lo marca el año 1983: el recién creado Principado de Asturias "hereda" la parte de la extinta Diputación y convierte a Sadei en su órgano central de estadística, hasta que en 2006 pasa finalmente a ser una entidad cien por cien de titularidad pública.
En toda esa trayectoria, el organismo que hoy dirige Ramiro Lomba Monjardín ha ganado un prestigio incuestionable. Tanto, que sus trabajos han sido referencia para otras Comunidades Autónomas. Durante años ha sido el organismo de estadística en el Principado, salvo un breve periodo de convivencia con el INE que llegó a su fin cuando arreció la crisis económica. En la actualidad se encargan de realizar las estadísticas de interés público del Principado de Asturias.
"La estadística oficial es difícilmente rebatible. Nosotros aportamos datos, luego cada uno que haga la interpretación que quiera"
-Cincuenta años de estudios seguro que aportan una interesante visión general de cómo ha cambiado la sociedad asturiana en los últimos tiempos.
-Evidentemente. Cincuenta años estudiando la economía, la demografía, los aspectos sociales, incluso el conocimiento de la lengua... Todo ello aporta una visión amplia de cuáles han sido los cambios en la sociedad asturiana a lo largo de todos estos años.
-El catálogo de publicaciones es muy amplio, tanto en análisis coyunturales a corto plazo como en informes anuales y monográficos especiales. ¿Cuáles destacaría?
-Después de 50 años el catálogo de Sadei es muy amplio y cada época ha tenido su referencia. En los primeros años no había Principado de Asturias, no teníamos Idepa... así que nosotros hacíamos un poco la labor de todos, es decir, cuando hacía falta un estudio para que una empresa asturiana pudiese acceder a un determinado mercado, o presentar un plan de viabilidad, se recurría a Sadei. Por entonces había necesidad de buscar ideas sobre qué se podía hacer en Asturias. De aquella época tenemos estudios para la implantación de una fábrica de aprovechamiento de derivados de la manzana; o para analizar la posibilidad de instalar una refinería de petróleo en lo que luego fue el complejo de la planta petroquímica de Dupont, o para implantar una fábrica de automóviles en el valle de Lieres, por poner unos ejemplos.
Más tarde en la etapa de los 70 se hicieron una serie de estudios de ámbito macroeconómico muy relevantes. Empezamos a comprender lo importante que era conocer datos no sólo de Asturias sino de los diferentes municipios. De esa época es la Renta de los Municipios Asturianos, que seguimos haciendo periódicamente cada dos años y que es una referencia a nivel nacional, puesto que todos los estudios de rentas municipales parten del modelo que hizo Sadei en la primera etapa.
-La Transición política marcaría un antes y un después, lógicamente.
-Sí, a partir del Estado de las Autonomías empezamos a tener un papel más ligado a la propia estadística de la Comunidad Autónoma. Las primeras estadísticas de estimaciones de empleo que hubo en España las hizo Sadei en Asturias y fueron una referencia importante. Y en esta última etapa estamos elaborando los informes de coyuntura que permiten hacer un seguimiento mes a mes de la evolución de la actividad en la región.
"Se nota más actividad en las grandes empresas y cierta recuperación en el mercado laboral, sin embargo no basta para pensar que hemos abandonado la época de crisis y que estamos fuera de peligro"
-¿Cuánto influye la interpretación y la intención a la hora de presentar los datos?
-Una cosa es estadística y otra son estudios de opinión. Las estadísticas normalmente están apoyadas en muestreos, por tanto hay una parte de trabajo estadístico -de imputación, de elevación, de coeficientes correctores, etc.- pero el resultado es neutro.
Otra cosa son los sondeos de opinión, por ejemplo un sondeo electoral. Lógicamente hay un trabajo detrás -test para saber el posicionamiento ideológico, social, económico- necesario para obtener la estimación. Pero insisto, eso suele ir más ligado a los sondeos de opinión y no a la estadística oficial, que es difícilmente rebatible. Nosotros aportamos datos y con ellos cada uno que haga luego la interpretación que quiera.
-Tener una información y unos estudios propios sobre cómo se percibe la región es de vital importancia para aplicar políticas que ayuden a solventar o al menos encausar las dificultades que tiene Asturias. ¿En qué medida se les da el suficiente valor para afrontar los retos que tenemos como región?
-A nosotros no nos corresponde hacer las políticas, sino poner sobre la mesa la información que luego pueda influir en la planificación. Por ejemplo, el mapa escolar de Asturias, o el mapa sanitario que Sadei elabora cada año, en función de la distribución de la población; o la información del ámbito agrario: cuántas explotaciones hay, qué características tienen, cuáles son sus cuotas lácteas... Hay mucho trabajo detrás de cada publicación de Sadei, y me consta que hay una utilización importante de la labor que se hace en esta casa para planificar temas que nos afectan a todos los asturianos.
-¿Cree que Asturias se está recuperando de la crisis?
-Hay avances, pero no son suficientes. Se nota más actividad en las grandes empresas, no tanta en las pequeñas y medianas. También hay cierta recuperación en el mercado laboral, mejorando los ratios de ocupación y de desempleo. Sin embargo no bastan para pensar que hemos abandonado la época de crisis y que estamos fuera de peligro. La economía asturiana es muy interdependiente de la economía española, igual que la española lo es de la europea, que no avanza a un ritmo suficiente como para generar crecimiento de cara al futuro.
Nadie sabe realmente dónde vamos a estar dentro de dos años, cinco o diez: si la economía española va bien, que nadie dude que a la asturiana le va a ir bien. Pero como la española dé un frenazo, que tampoco nadie dude que a nosotros nos va a ir fatal, porque estamos muy interrelacionados.
"Hay mucho trabajo detrás de cada publicación de Sadei, y me consta que hay una utilización importante de la labor que se hace en esta casa para planificar temas que nos afectan a todos los asturianos"
-¿No cree que el futuro de Asturias pasa por encontrar soluciones para el problema del envejecimiento de nuestra población y el declive demográfico?
-Indudablemente nuestra mayor debilidad será el alto grado de envejecimiento. Cuando yo nací, en Asturias había unos 18.000 nacimientos al año; ahora, entre 6.000 y 7.000. En el momento en que le toque jubilarse a mi generación -pongamos que con una tasa de actividad del 55% haya 10.000 personas trabajando- aunque la generación que ahora tiene sobre 25 años tuviese pleno empleo, no sería suficiente.
Por tanto, si el tamaño de la economía se mantiene podemos pensar que la única opción sería traer trabajadores de fuera porque no vamos a tener suficiente población, aunque también es posible que en el tiempo haya otro tipo de factores a tener en cuenta, como que se pueda mantener la producción con menos gente trabajando, por ejemplo.
-¿Qué papel debe jugar el turismo en el tejido productivo asturiano?
-Asturias tiene un nivel turístico reconocido. Es, junto con Navarra, paradigma del turismo rural de calidad. Y eso es algo que realmente tiene una cierta repercusión en positivo. Ahora bien, el turismo en Asturias tiene un techo, marcado fundamentalmente por nuestra climatología. No nos podemos engañar: el turismo de sol y playa, que en España supone una industria muy importante, aquí no lo tenemos. Es un tipo de turismo que nos puede gustar más o menos, pero que mueve millones de euros y sería un error pensar que nuestro desarrollo turístico va a ir por esa vía. Lo nuestro va a estar mucho más ligado a un turismo de calidad, que busque paisaje o actividades ligadas a la proximidad de la montaña y el mar, pero que nunca va a ser masivo. El turismo masivo se mueve en torno a las grandes ciudades, o el sol y la playa. Y nosotros debemos ser conscientes de que no tenemos ni lo uno ni lo otro. Así que puede constituir un aporte económico, pero no vamos a estar entre los centros turísticos de referencia a nivel europeo. Siempre digo que una sola ciudad como Salou o Benidorm tiene más infraestructura turística que toda Asturias. Nuestra apuesta debe apoyarse en el valor añadido, pero teniendo claro que hay un techo que difícilmente se podrá superar.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p