Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Entrevistas Entrevistas Renovación en el campo. Mercedes Cruzado. Secretaria Gral. de COAG-Asturias

Renovación en el campo. Mercedes Cruzado. Secretaria Gral. de COAG-Asturias

Imprimir E-mail
(2 Votos)
Escrito por Marta Iglesias   
Lunes, 31 de Octubre de 2011 11:14
Renovación en el campo. Mercedes Cruzado. Secretaria Gral. de COAG-Asturias 5.0 out of 5 based on 2 votes.
Decidió libremente dedicarse a la ganadería en lugar de proseguir sus estudios universitarios. Se ha convertido en la primera mujer española que dirige un sindicato agrario, un lugar desde el que pretende unir a los agricultores y ganaderos asturianos, para luchar por un modo de vida en peligro frente a la especulación.

Mercedes Cruzado. Secretaria Gral. de COAG-AsturiasMercedes Cruzado condensa en sí todas las dificultades y las armas para encararlas: vivir en el occidente de la región, ser ganadera en tiempo de crisis y mujer en un mundo tradicionalmente masculino como es el campo, contra una convicción a prueba de bombas y una fuerza imparable para llevar a buen puerto sus ideas.

-Usted eligió voluntariamente la vida de ganadera cuando era joven. ¿Qué valoración hace de esa decisión, en estos momentos de crisis?
-La conclusión es que si volviera a nacer, volvería a ser ganadera. Hubo momentos profesionales muy buenos, en los que se trabajaba mucho -como se está haciendo ahora- pero había una rentabilidad y se podían hacer cosas. Yo tengo dos hijos, y ambos pudieron estudiar. Ahora es verdad que la situación económica no es distinta de la que está pasando parte de la sociedad española, pero estamos teniendo una rentabilidad bajísima. Trabajamos prácticamente sin cubrir costes, pero en algo que es nuestro, que nos gusta, con seres vivos como son animales, las vacas, que en ocasiones incluso te demuestran aprecio. La verdad es que yo no concibo la vida sin la ganadería.
-Actualmente, ¿qué porcentaje de agricultores y ganaderos jóvenes hay en Asturias?
-Por desgracia, la edad media de los ganaderos es muy alta y hay pocos jóvenes que se incorporen porque no ven rentabilidad. Incluso hijos de ganaderos con carreras universitarias y formación superior, estarían hoy encantados de continuar con la explotación -debido al paro existente- si se pudiera vivir de la actividad, como sucede con cualquier otro trabajo. Los políticos que ahora están en campaña electoral, ofreciendo un montón de soluciones para nuestros problemas, tenían que pararse a pensar que el mundo rural tiene un potencial muy grande de creación de empleo. No sólo para estos chicos, sino por la cantidad de puestos de trabajo que se generan alrededor de cada explotación: fábricas de pienso, talleres de reparación y venta de maquinaria agrícola, veterinarios... Además sería una manera importante de fijar población en el mundo rural.
“Los políticos que están ofreciendo un montón de soluciones para nuestros problemas, tenían que pararse a pensar que el mundo rural tiene un potencial muy grande de creación de empleo”
-Ser agricultor y ganadero se ve como una forma de vida del pasado, sin embargo son los productores de alimentos. ¿Cómo nos hemos desvinculado tanto de la realidad?
-Las políticas europeas dan muy poca importancia a la producción propia. Incluso creo que nos usaron como moneda de cambio para beneficiar a otros sectores, intentando introducir la mayor parte de la alimentación de fuera de España y Europa. Pensaban que se producía más barato y que iba a ser mucho mejor. A día de hoy, esto se está cuestionando mucho y estamos intentando paliar lo buscando una complicidad con los consumidores de aquí. Queremos organizar un Mercado Transparente, donde ganaderos y agricultores van ofrezcan lo que producen al precio que están percibiendo por ello. Así los compradores podrán comparar con lo que están pagando en la tienda y pararse a reflexionar sobre quién se queda con esa diferencia de dinero. También vamos a activar una web donde ganaderos y agricultores puedan ofertar sus productos y el consumidor pueda acceder a ellos. Se trata de que el consumidor le ponga una cara a los alimentos y que incluso pueda visitar las explotaciones.
-En Francia los campesinos y los habitantes apuestan por el consumo de productos locales y de temporada. ¿Hay ese apoyo en Asturias?
-Muy poco, porque la gran distribución es la que está dictando sus leyes y no le interesa todo esto. Intenta que todo pase por sus manos porque le está dejando un gran beneficio. Nosotros tenemos la obligación de hacer saber a toda la sociedad asturiana que es muy importante que contemos con alimentos de producción propia. Porque sabemos que la población se está multiplicando, que dentro de unos años va a haber muchísima escasez de alimentos, y si dependemos de todo lo que nos venga de fuera en un momento determinado incluso no tendremos acceso a determinados alimentos. Si tenemos una producción al lado de casa, nadie nos va a impedir el acceso a la comida. Tiene que haber una gran colaboración y relación entre consumidor y productor y eso es lo que estamos empezando a fomentar en COAG.
-El objetivo es que los intermediarios se coloquen en un lugar más justo de la cadena, o incluso desaparezcan...
-Exactamente, porque son los que se están haciendo ricos a costa de la ruina del sector productor, y debido a ellos al consumidor le cuesta bastante tener acceso a los alimentos de calidad. Por eso intentamos quitar intermediarios, sobre todo la gran distribución -no las tiendas de siempre, el minorista-, porque debido a ella, el productor es el eslabón que está cargando con las pérdidas de toda la cadena alimentaria. Se trata de que el productor pueda percibir un precio justo por su producto, se pague su trabajo y pueda vivir, y que al consumidor le llegue también un precio asequible en unos alimentos de la máxima calidad como son los que se están produciendo en Asturias.
“La población se está multiplicando y dentro de unos años va a haber muchísima escasez de alimentos. No podemos depender de fuera, por eso es importante la producción propia”
-En junio de 2011 se ha conocido una pérdida de renta del sector ganadero y agrícola durante los últimos siete años, que es del 27% en el Principado frente a una media del 12% en la UE. ¿Por qué esa diferencia, que alcanza más del doble en Asturias?
-La explicación que yo encuentro a esto es que en la cornisa cantábrica hay un tipo de explotaciones familiares de reducidas dimensiones. En la situación actual, con la baja renta existente, es más fácil que tengan que cerrar. Incluso otros países europeos se creen mucho más la importancia que tiene el sector productor y lo están apoyando de una manera distinta. Concretamente en España nos está perjudicando muchísimo la Comisión Nacional de la Competencia, porque aunque es la misma para toda Europa, en nuestro país está actuando de la manera más restrictiva posible, por ejemplo, intentando impedir que podamos hacer una negociación colectiva para poder alcanzar unos precios para la leche que nos cubran costes y nos dejen una renta para poder vivir. Sin embargo, yo veo que con la industria no hacen este tipo de seguimiento.
-Usted como mujer y ganadera, conocerá de primera mano las dificultades de las mujeres rurales. ¿Cuáles son?
-Es un tema que ya se viene trabajando desde hace tiempo y al que la nueva Ley sobre Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias intentará dar un poco de solución, dando visibilidad al papel tan importante que la mujer viene desarrollando en el mundo rural, agrícola y ganadero. Hay que tener en cuenta que es una trabajadora más, incluso en mayor medida que el hombre, porque aparte de colaborar en las tareas propias de la explotación tiene las de casa, los hijos e incluso el cuidado de la gente mayor, que en la zona rural vive con sus familiares. El machismo estaba instalado en el mundo rural -ahora ya creo que menos-, porque incluso para solicitar una subvención tenía que ser él quien la firmara, la esposa no valía. Era triste y humillante para las mujeres que para cualquier trámite tuviéramos que pedir el permiso del marido.
“La nueva Ley de Titularidad Compartida intentará dar visibilidad al papel tan importante que la mujer viene desarrollando en el mundo rural, agrícola y ganadero”
-¿La ley viene a saldar una deuda histórica con estas mujeres?
-Exactamente, van a tener los mismos derechos que el varón, las explotaciones donde haya una mujer que sea cotitular pasarán a ser “prioritarias”, con lo cual van a tener más fácil acceso a ayudas, planes de mejora, subvenciones...
-¿Qué diría a los agricultores y ganaderos que están reacios al cooperativismo y la colaboración profesional?
-Históricamente somos un sector desunido. Aparte no podemos -como en otros negocios- cerrar la puerta y abrir a los dos días; tenemos que cuidar animales y plantas, darles de comer y regar, atenderlos todos los días. Pero la lucha por nuestros derechos es una parcela más de nuestra explotación; debemos pelear para que lo nuestro tenga un valor y la manera de conseguirlo es todos juntos. Si además ven que somos muchos, estamos implicados y hacemos presión, nos van a escuchar.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p