La importancia de ser guisandera

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Miércoles, 04 de Julio de 2012 12:22
El selecto Club de Guisanderas de Asturias cuenta con una nueva afiliada a su causa: la Marquesa de Poza, Ymelda Moreno de Arteaga, cuya dilatada experiencia en círculos gastronómicos la ha hecho justa merecedora del Galardón Guisandera de Oro.

Club Guisanderas de Asturias. Entrega del Galardón Guisandera de Oro a Ymelda Moreno de Arteaga.Un año más, las Guisanderas y acompañantes se reunieron en una Cena de Hermandad. El lugar escogido fue en esta ocasión el Restaurante La Costana, en Granda. Allí entre amigos y con un escogido menú -que bien habló de la cocina asturiana- se celebró el pasado mes de junio un encuentro que tuvo mucho de fiesta. Como bien adujo Amada Alvarez Pico, presidenta del Club, la mesa es un lugar de celebración, el ideal para consolidar amistades y mantener unidas a las familias, especialmente en tiempos de crisis. Y así fue una vez más que la familia guisandera pudo seguir estrechando unos lazos ya de por sí sólidos.
El motivo del encuentro gastronómico era homenajear a una mujer famosa por muchas razones: presidenta de la Cofradía de la Buena Mesa de España, coordinadora gastronómica de la Guía Repsol, directiva de la Real Academia de Gastronomía y escritora de un buen número de publicaciones gastronómicas, entre otros méritos. Ymelda Moreno de Arteaga, que recibió el Galardón Guisandera de Oro de mano de Amada agradeció que pensasen en ella para este reconocimiento. "Me ha hecho mucha ilusión. Conocí a las Guisanderas el año pasado cuando vine invitada por la Cofradía del Colesterol, y aunque no conozco en profundidad su trabajo, me parece estupendo que se vuelva a la cocina de siempre, la tradicional, y que vuelva a apreciarse la cocina del guiso a fuego lento, porque son los sabores de la infancia". Carlos Guardado, delegado de la Chaine des Rotisseurs en Asturias fue el encargado de glosar a la galardonada y el Presidente de Hostelería de Asturias, José Luis Álvarez Almeida aprovechó la ocasión para manifestar, una vez más, su apoyo al Club de Guisanderas.
Al acto acudieron dos nuevas guisanderas, que daban de esta forma sus primeros pasos en el colectivo: Lola Sánchez del Restaurante Yumay, en Villalegre (Avilés), y Ramona Menéndez de Casa Belarmino, en Gozón. Ambas manifestaron su alegría por esta nueva andadura, y recibieron el apoyo de los asistentes, que también quisieron agradecer la presencia de Elena Gutiérrez, del Restaurante Los Pisones, que asistió al acto a pesar de que todavía está muy presente la pérdida de su marido Luis Fernández Castiello, un conocido hostelero en Quintueles (Villaviciosa).scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p