Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Opinión Firmas Xaviel Vilareyo Los Derechos Históricos Asturianos (II)

Los Derechos Históricos Asturianos (II)

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Xaviel Vilareyo   
Miércoles, 22 de Julio de 2015 12:07
La reinstauración democrática de 1977, atopóse nuevamente énte'l vieyu debate non resueltu de l'articulación política y territorial del estáu, entá ensin solucionar y depués de sieglos de cambios políticos, dinásticos, partidistes y de goviernu. Xaviel VilareyoLa dialéctica ente'l centralismu y el centrifuguismu terminó con un trunfu de les tesis anticentralistes en parte pola presión política de la periferia que reclamaba un nuevu modelu d'organización política y territorial nunca visto na hestoria anterior y que superaba les esperiencies estatutaries desarrollaes durante la República pa llograr un mayor grau d'autogoviernu cuando non d'algamar la independencia por métodos violentos o d'insurrección. Les referencies a la restitución de derechos de la hestoria quedaron polo tanto superaes y a lo que s'apelaba yera simplemente a la voluntá del pueblu de cada territoriu manifestada naquellos momentos o más propiamente dicho les demandes polítiques veníen a satisfaces les aspiraciones de los dirixentes políticos d'estos territorios que gozaben de representatividá popular conseguida a través d'organizaciones polítiques de signu nacionalista.
Los representates d'estos partíos nacionalistes esixíen nel marcu de la organización política del estáu un réxime especial de representatividá dientru d'él, yá que los indepententistes nun participaron nel debate, en forma d'unos estatutos d'autonomía con grandes competencies presupuestaries, materiales y organizatives. Asina, nun principiu les aspiraciones de los nacionalistes con representación en Madrid aspiraben a que sólo Cataluña y Euscadi gozaríen d'un estatutu d'autonomía y un parlamentu y goviernu propios, dexando'l restu del territoriu pa la sola alministración centralizada del estáu.
La dialéctica ente'l centralismu y el centrifuguismu terminó con un trunfu de les tesis anticentralistes, en parte pola presión política de la periferia que reclamaba un nuevu modelu d'organización política y territorial que superaba les esperiencies desarrollaes durante la República.
Esta aspiración de los nacionalistes vascos y catalanes nun podía aceptase en términos d'organización xeneral del estáu según el precedente constitucional republicanu que permitía el accesu al autogobiernu y a los estatutos d'autonomía pa toles rexones polítiques y territorios coloniales por igual ensin privilexos o prohibiciones encuantes al so grau d'autogoviernu. Destamiente, los ideólogos del nuevu constitucionalismu incluyeron a Galicia como tercer comunidá "autogovernable" en parte pa contrarrestar la dialéctica nacionalista de les dos comunidaes más reivindicatives yá qu'esta comunidá nun disponía nesi momentu en Madrid de representatividá nacional propia diferente a la de los partíos estatales y amás esistía el datu de l'anterior aprobación d'un estatutu gallegu en tiempos de la República. Destamiente, el modelu d'escepcionalidá autonómica que reclamaben vascos y catalanes n'esclusiva pa les sos comunidaes pronto foi perdiendo pesu nel debate del modelu d'estáu y asina foi abriéndose pasu a una supuesta xeneralización del réxime d'autonomía pa tolos territorios, históricos o non, del estáu siguiendo la filosofía de la constitución republicana.
Mapa de las autonomíasAsina pronto amestóse Andalucía como cuarta comunidá "autogovernable" ásicamente polos insistentes deseyos del ministru d'Alministración territorial d'entós, Clavero Arévalo, que yera andaluz. El goviernu del presidente Suárez, asina decantábase abiertamente por dividir la totalidá del territoriu estatal en cuantes rexones autónomes fueren precises, pero los nacionalistes vascos y catalanes refugaben del "café pa toos" y preferíen un réxime asimétricu , escepcional y privilexáu d'autogoviernu. Esistió naquellos años con too cierta falta de valentía y escesu de temor yá que'l recién goviernu democráticu nun s'atrevió a camudar los límites alministrativos provinciales y tampoco suprimió dafechu les obsoletes Diputaciones provinciales que a toes lluces resultaben como mínimo incongruentes o incómodes pa los futuros gobiernos autónomos. Años depués y con una cierta pirueta política entá non desplicada suprimiéronse les Diputaciones sólo naquelles comunidaes uniprovinciales. Hai que reconocer tamién, qu'aquella dómina requería más que nada abondes dosis de prudencia yá que l'estáu víase sometíu menacies d'involución, de violencia política y crisis económica, amás, el fechu de camudar los límites provinciales supondría el tener qu'entamar otru debate nuevu paralelu al de la configuración de los límites autonómicos pues había territorios o provincies que nun deseyaben la so inclusión nunes autonomíes o qu'incluso supuestamente manifestaben un deséu de formar autonomíes uniprovinciales camentando qu'esta solución traería mayor beneficiu políticu y económicu. Recordemos por exemplu que'l nacionalismu vascu aspiraba a la inclusión n'Euscadi de la provincia de Navarra amás d'otros territorios españoles y franceses. Lleón, Segovia, Murcia y Madrid queríen formar una autonomía por sí mesmes.scroll back to top
 

Una hora menos en Miranda

Entre 2008 y 2014, Xaviel Vilareyo escribió en Fusión Asturias un artículo mensual bajo el nombre Una hora menos en Miranda. Aquí se puede encontrar la recopilación completa de estos trabajos.

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p