Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Duques, marianos y otras basuras

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Teobaldo Antuña   
Martes, 05 de Febrero de 2013 12:55
Mariano tiene una dirección de sobre-cogedores, según ha descubierto, entre otros, Juan José Millás. Cinco minutos antes de que se supiera que Bárcenas era un contable metódico y aspirante a Eurovisión (idea ésta última que tomo de mi amigo J.M. Barreal), todavía seguía el presidente del gobierno llamando a la austeridad, sólo que de modo un tanto atropellado: “Mariano Rajoy pondrá fin a los alcaldes que cobren más de…”, según titular de ABC. ¿Qué hará para finiquitarlos, fusilamientos?. Hombre, mucho castigo me parece.

Claro que la culpa puede no ser suya, sino de la redacción. La de TVE nos regala algunas perlas por parte de sus equipos, que mejoran cada día las habilidades desinfomativas. Primera: En noviembre el telediario de las tres informa acerca de la huelga de Sanidad en Madrid: “La Consejería de Educación cifra el paro en sólo el 20%”; se desconoce el dato que manejaba la consejería afectada. Segunda: Al final del primer tiempo, en competición de Copa, ya perdía el Valencia 0-5 contra el Madrid, de modo que “el entrenador tuvo que hacer trabajo psicológico desde el descanso del partido”; sale Valverde frente a los micrófonos y exclama: “¡Hay que echarle cojones!” Fino trabajo psicológico, voto a bríos; deberían recomendarle tan afamado terapeuta a Doña Cristina de Borbón, que anda la mujer un tanto mustia porque, al parecer, desconocía los malos pasos de su marido. (¡Ah, estos hombres, tan suyos para sus asuntos!).

Y por si fuera poco, que no lo es, ahora resulta que el duque consorte se burla de la propia nobleza y hace bromas, tirando a groseras, sobre el título que tienen en Palma dos. Si bien los juegos de palabras son en ocasiones involuntarios; El País: “El PP balear declaró gastos palmariamente falsos”; pues sí, sobre todo en la capital mallorquina son palmarias las cosas. Van a quitarle el apellido y lo que hasta ayer se llamaba Rambla de los Duques de Palma, pasará a decirse, como toda la vida, la Rambla, y punto. Conforme se baja a la derecha están el Mesón de la Rambla, con unas tapas impresionantes, tortilla de 9’90 de puntuación organoléptica, y más abajo han abierto un bar-tienda modernillo, Ca Na Chinchilla, con calidad en el producto, pero no en la gramática: “Las sugerencias del fin de semana, ¡pide por ellas!”, te advierten sobre la barra; no se asusten, no es necesario rogar por ellas, es una mala traslación de una expresión catalana, disculpable en una hostelera, pero no tanto en la redacción de El Mundo, que informaba así de la huelga de enseñanza: “Niegan que la Guardia Civil acuda a los centros a pedir si secundarán la protesta” ¡Santa Madonna de la Spontex, la Benemérita fomentando movilizaciones!; tranquilidad, si en ambos casos se sustituye el mal usado verbo “pedir” por “preguntar” o “inquirir” ya nos entendemos mejor.

Anda revuelto el mundo. El mismo Ayuntamiento de Palma (no siempre es una corporación palmaria) que ha pedido a Urdangarín que no use el ducado tiene las calles repletas de contenedores de basura en los que se lee: “Rechazo. Mans a Ciutát”, y en principio se alegra uno; hombre, pues qué bien, una parábola para denunciar la porquería de la corrupción y, de paso, oponerse a la importación de basura europea que ha aprobado el Gobern. Sería cosa de no creer, y eso que todo parece indicar que la ciudadanía española es crédula, como refleja el hecho de que los sobre-cogedores tienen mayoría absoluta. Así lo afirmaba también el Centro de Investigaciones Sociales, que en su informe de diciembre aseguraba que en España no había ateos; ante las protestas de los propios descreídos tuvo que rectificar el dato: hay un 9%. Bueno…tampoco me lo creo.


Duques, marianos y otras basuras, por Teobaldo Antuña.

No era probable que los acólitos del Nada Honorable Jaume Matas fueran tan protestantes, y menos en temas de corrupción y otras basuras; lo que realmente les sucede es que no saben hablar catalán, -por eso se lo quieren cargar-, y, una vez más, vuelven a traducir mal. Si uno observa el logotipo entiende rápidamente que cuando se dice “rebuig” se quiere indicar “separa”, o, en expresión que ahora nos resulta más habitual, “recicla”.

Suceden en otros municipios de la isla cosas insólitas: “Una difunta acude a trabajar al Ayuntamiento de Inca.” No puede uno sustraerse a tan espectacular titular, que me hace llegar, vía correo virtual, una querida corresponsal isleña. Vean la noticia en la propia pluma del informante, Pep Córcoles, que lo cuenta muy bien, con frase final tranquilizadora: “Una de las empleadas de la limpieza de la Casa Consistorial de Inca se llevó una sorpresa hace unos días cuando se presentó a trabajar. Había estado de baja a causa de una dolencia leve y al sentirse mejor acudió a su médico para que le diera el alta. Con el documento en la mano se dirigió a su departamento municipal y lo entregó para comenzar a trabajar con normalidad. Sin embargo, el responsable técnico la requirió de nuevo y con una gran sonrisa le informó que no podía reincorporarse ya que, según el documento presentado, estaba difunta. Le mostró el papel y, efectivamente, donde debe consignarse la causa del alta indicaba, textualmente: ‘Fallecimiento’. La señora jura que sigue viva . Si tienen Vds. interés científico en ampliar datos pueden dirigirse a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Vamos a relajarnos un poco, por vía deportiva, de tanta noticia luctuosa. Los comentaristas de las trasmisiones de televisión nos regalan espectáculo; partido Bilbao-Rayo, en Marca TV: “cuando juega de interior por dentro…” Una de mis estrellas es Roberto Robles, que comenta para la TPA; experimentado entrenador, profesor, si bien de balompié, no de gramática, en poco más de media hora de transmisión del Coruxo-Marino de Luanco me instruye, entre otras muchas cosas, acerca del “ataque estático, aunque, en mi torpeza, si estático “dícese del que se queda parado” no entiendo cómo puede atacar. Claro, así nunca llegué a nada en esto del fúrbo.

Es Yago “un jugador inabordable, es decir que no se puede uno acercar a él, ¡debe tener un genio!, y a mí que me parecía buen chaval… El adiestrador de uno de los equipos tiene a “sus hombres en torno a la afluencia del balón”, y con el paso del tiempo “el juego poco a poco se va relantizando”. “Ralentir” es expresión francesa que equivale a moderar, contener o incluso detener; alguien de la TPA debería ejercer contención ante esta afluencia, facundia o abundancia de expresiones del Sr. Robles, porque corre el riesgo de que le pase como al de la historia que me contó Rubén, el de Maribel, la frutera de la plaza de abastos de La Felguera; era un compañero de trabajo con expresiones de tal calibre que todos se preguntaban a dónde las iba a buscar, por ejemplo aseguraba que para desayunar le gustaban mucho “los güevos con velcro” (beicon).

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p