Imágenes de Asturias

descargar


Opinión Otras opiniones Los jóvenes ovetenses

Los jóvenes ovetenses

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Gabriel Gallardo   
Jueves, 26 de Noviembre de 2009 12:40
Los jóvenes ovetenses 5.0 out of 5 based on 1 votes.
Anduvieron estos días los sindicatos de las Capitales europeas reunidos en París para hablar, cómo no, de crisis y, más específicamente, de los problemas de los jóvenes y los inmigrantes.
El mercado de trabajo ovetense es el resultado de un modelo productivo orientado hacia el sector servicios. Muchos empleos temporales, precariedad, bajos salarios. La mitad de los jóvenes que trabajan en Oviedo tienen un contrato temporal. Son los primeros que han ido al paro con la crisis, víctimas de la no renovación de contratos temporales. Su tasa de paro es muy alta y multiplica por tres la tasa media.
Las desigualdades salariales de nuestros jóvenes son brutales. No llegan, ni de lejos, a mileuristas. La precariedad no es sólo un concepto ligado a las condiciones de trabajo. Las malas condiciones de trabajo repercuten sobre la calidad de vida, la emancipación, la salud y hasta sobre la posibilidad de ejercer derechos.La lucha de los jóvenes es, más bien, la de toda la sociedad por su futuro.
Unos patronos exclusivamente preocupados por desplazar riesgos de todo tipo hacia los trabajadores y un alcalde poco o nada preocupado por corregir desequilibrios y desigualdades. Muy al contrario, atento por demás a aumentarnos los impuestos municipales y a debilitar las políticas y servicios públicos.
Si los jóvenes bien formados terminan trabajando temporalmente a bajo coste, sin estabilidad, ni derechos sociales, desde el punto de vista laboral, la conclusión es clara: Oviedo está tirando por la borda a toda una generación de jóvenes condenados a la precariedad, la temporalidad, los bajos salarios y los riesgos laborales. Dicho de otra manera, Oviedo dilapida su futuro a marchas forzadas. La avaricia de algunos patronos, la desidia selectiva de nuestro Gobierno Municipal, pesan como una losa sobre una juventud que espera.
El trabajo es un factor esencial para la integración social. Pero hay otros factores importantes para asegurar la suficiencia económica y la autonomía personal. En el caso de nuestros jóvenes, el alojamiento, el acceso a una vivienda es uno de los principales aceleradores de las desigualdades.
La lucha de los jóvenes es, más bien, la de toda la sociedad por su futuro. Los sindicatos de las capitales europeas decidieron en París articular y coordinar su trabajo en defensa de los derechos laborales y sociales de los jóvenes, organizando un encuentro próximo para abordar monográficamente los problemas de la juventud en Europa y trabajar desde cada capital para organizar un movimiento reivindicativo de dimensión europea.

Periodista

scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p