Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Opinión Tema del mes Accidentes en la montaña ¿Siniestros evitables?

Accidentes en la montaña ¿Siniestros evitables?

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Mariló Hidalgo   
Jueves, 25 de Octubre de 2018 11:33
Crece la afición y la pasión por la montaña, bien sea para vivirla como deporte o como espacio de ocio, y con ello ha aumentado el número de accidentes. En lo que va de año doce personas han perdido la vida en la montaña asturiana y sesenta y cuatro han tenido que ser evacuadas por los servicios de rescate. Rescate en El Aramo
El pasado 9 de junio una montañera vasca de 64 años se precipitaba cuarenta metros al vacío después de tropezar con su propio bastón en la Ruta del Cares, cerca de la pasarela de Los Martínez, a 4 kilómetros de Caín. El grupo de montaña del que formaba parte no llegó a explicarse lo ocurrido y lo achacaron a la mala suerte. Tampoco lo acontecido unos meses después en la misma ruta al cordobés de 64 años que en la zona del Puente de Los Rebecos cae por un cañón de treinta metros de desnivel y se precipita al río. Estos son solo dos ejemplos de los muchos que lamentablemente se han sucedido en estos últimos meses. ¿Se trata de una racha de mala suerte? Dicen los expertos que cuando se produce un accidente hay que analizar el porqué y definir sus causas. Con demasiada frecuencia se mira para otro lado simplificando la situación, hablando de generalidades y desviando la atención hacia excusas llenas de ambigüedades como la mala suerte.
El 62% de los rescates que se realizan son de personas que se han perdido o desorientado a causa de la niebla
Cualquier deporte de aventura nos va a requerir una serie de conocimientos tanto técnicos como del medio en el que vamos a desarrollar nuestra actividad, que nos ayuden a desenvolvernos en la naturaleza, reconocer y aprovechar recursos para evitar peligros.
Empecemos contrastando la información de la que disponemos del lugar al que nos dirigimos. En el caso de la Ruta del Cares hablamos de un recorrido de 12 kilómetros, con 330 metros de desnivel y un grado de dificultad baja/media. "Con esta información y dado el gran interés que despierta la ruta, cualquiera entiende que es una actividad asequible, sobre todo teniendo en cuenta los dos millones de personas que se estima la recorren anualmente- explica Manolo Taibo, responsable del Comité de Prevención de Riesgos y Seguridad de la Federación de Montaña de Asturias-. Las cosas cambian si hacemos una lectura de los riesgos de esta actividad: desprendimiento de piedras, caída a distinto nivel, cambios térmicos, espacio reducido, factor psicológico... Si además pensamos que la exposición a estos riesgos se produce durante más del 80% de la ruta, durante más del 80% del tiempo que dura, quizás nuestra perspectiva empiece a ser más objetiva y nos haga plantearnos de nuevo nuestro interés por la misma".
No evaluar los riesgos, creer que se trata tan solo de un paseo, hace que muchas veces acaben haciéndola personas con baja forma física y sin ropa adecuada, de manera que cuando llegan los tramos con piedras es fácil que tengan lugar los tropiezos y peor aún, las luxaciones.

Principales causas de siniestralidad

Manolo Taibo. Responsable del Comité de Prevención de Riesgos y Seguridad de la FEMPASegún las estadísticas del GREIM -Grupo de Rescate e Intervención de Montaña- la actividad que provoca más número de intervenciones es el senderismo, también porque es la actividad que cuenta con un mayor número de practicantes y cita las tres causas más frecuentes de siniestralidad: caída a un mismo nivel, extravío y problemas físicos. Taibo añade además que para entender las causas que provocan el accidente hay que dirigir la mirada a los factores precursores del mismo como son "la sobreestimación de las propias posibilidades del montañero, algo que puede afectar tanto a expertos como a noveles; la falta de nivel técnico o la inexperiencia, una falta de planificación y una falta de preparación física". El riesgo no reside en tener una baja forma física sino en ignorarlo. Hay que valorar la fuerza y la resistencia de forma realista y no en base a marcas del pasado. Es primordial adaptar la actividad a lo que somos capaces de hacer.
Cualquier actividad comporta un riesgo y es muy importante identificar lo que nos podemos encontrar en el lugar donde vamos a realizarla, analizar las causas que lo originan, valorar la tolerancia a ese riesgo y las medidas que se pueden poner en marcha para controlarlo. "Cuando se dice que se han de tener en cuenta todos los riesgos, se contempla como mínimo la carga física, la organización, las condiciones del medio y los agentes biológicos. También es muy importante valorar la exposición: no es lo mismo que dos personas asuman un riesgo determinado durante 100 metros a que treinta personas lo hagan durante 12 kilómetros, porque el control sobre el mismo varía notablemente", explica Taibo.
"La sobreestimación de las propias posibilidades, la inexperiencia, una falta de planificación y de preparación física son causas que preceden a un accidente" (Manolo Taibo)
Por eso, preparar una salida es algo que hay que hacer con los cinco sentidos, obteniendo información fiable y contrastándola, adaptando la actividad a las personas que vayan a realizarla teniendo en cuenta las variables y circunstancias del lugar, llevando un equipo adecuado. Y fundamental, la orientación. Puede utilizarse el GPS, pero también mapas de la zona y una brújula. En determinadas situaciones el GPS puede fallar o nos podemos quedar sin cobertura.
Para hablar de seguridad antes hay que tener una cultura de la montaña, una cultura del riesgo que luego se traduzca en un comportamiento prudente y respetuoso con el medio. Porque a la naturaleza no se va a competir con el cronómetro ni a conseguir récords; no se va a buscar la fama asumiendo riesgos innecesarios para luego compartirlos en las redes sociales, se va a disfrutar.

Condiciones climatológicas

El 62% de los rescates que se realizan son de personas que se han perdido, bien a causa de la desorientación o por haberse visto sorprendidas por la niebla y no saber qué hacer ante esa circunstancia. El pasado 2 de septiembre el 112 rescataba en los Picos de Europa a un excursionista de 78 años que había pasado la noche extraviado a causa de la niebla. Él mismo llamó a emergencias cuando vio agravar su situación. La niebla dificultó su localización y hubo que esperar a la mañana siguiente para realizar el rescate. Se encontraba en una zona boscosa, vertical, con una fuerte caída de 300 metros y fue necesario utilizar la grúa del helicóptero para su extracción. Afortunadamente resultó ileso.
Un exceso de confianza puede ser tan peligroso como la falta de conocimientos
Si queremos adentrarnos en los Picos de Europa hay que tener muy en cuenta su peculiar climatología. La proximidad al mar y el viento cargado de humedad hace que los cambios de tiempo en esta zona sean muy bruscos, por ello se recomienda además de estar bien informados, no plantearse recorridos complicados en caso de climatología dudosa, utilizar los itinerarios más claros y preparados, y no intentar hacer heroicidades ni exponerse a riesgos innecesarios. En AEMET hay una página de montaña sobre Picos de Europa con previsiones para cuatro días bastante acertadas, aun así, hay que mantenerse en alerta siempre porque la situación es cambiante.
Otra cosa importante a tener en cuenta es su peculiar orografía. En las alturas intermedias, muchas veces la parte alta de la montaña se une con la zona baja a través de fuertes pendientes cubiertas de hierba, muy resbaladizas, difíciles de recorrer incluso para los experimentados pastores. En estos lugares muchas veces se han quedado atrapados excursionistas.

Exceso de confianza

Senderistas con mapaLos montañeros con experiencia también tienen accidentes. Klaus García, experto alpinista de 29 años, falleció en la zona de la pista de montaña Llin de la Gobia como consecuencia de un resbalón en una zona de nieve helada. Otro experimentado montañero, Arturo Larroza, uno de los fundadores del GM San Nicolás de Gijón perdía la vida al caer desde el Pico Vigueras en la zona de Peñamellera Baja precisamente cuando reconocía la ruta con otra compañera para luego realizarla con su grupo de montaña. El policía nacional Juan José Domínguez, experto escalador, se desplomó por causas desconocidas desde una altura de 135 metros en la vía denominada del Capitán Garfio en Morcín.
Un exceso de confianza puede ser tan peligroso como la falta de conocimientos, alertan los expertos. Nunca hay que disminuir la atención por fácil que parezca la actividad. En algunas ocasiones se han encontrado a personas accidentadas con cosas en la mochila que no han usado y les hubiera evitado el accidente. También es importante saber renunciar si las circunstancias lo requieren, una de las cosas más difíciles de hacer entre la gente experimentada. Cuesta mucho renunciar, saber hasta dónde has de llegar, darse la vuelta por el mal tiempo o porque se hace demasiado tarde para regresar.
Y lo más importante, la actividad en montaña no termina hasta que hemos llegado al punto de partida. Muchos de los accidentes tienen lugar en el regreso, cuando se baja la guardia.

Saber escuchar a la montaña

Unos dicen que hay que tener cuidado en la montaña porque es traicionera y en ocasiones se cobra vidas. Otros en cambio hablan de aprender a escuchar a la montaña. El alpinista español Ferrán Latorre antes de subir su catorce ochomil, decía: "He aprendido a escuchar a la montaña, a pedirle permiso. No osaría ser ambicioso con ella porque cometería un gravísimo error".
Como él hay más montañeros que no hablan de conquistar cumbres o atacar cimas sino de disfrutar la experiencia al máximo, vivirla plenamente para luego continuar el camino, agradecidos.
Confiesan que necesitan volver una y otra vez ahí arriba porque se sienten atraídos por algo que no se ve, pero se siente y tiene relación con cada uno, con sus propios límites y sus conquistas. Y en esa mezcla de sensaciones, esa fusión entre uno mismo y la montaña, dicen que se produce un intercambio y que a partir de ahí en cada ascenso uno se llega a conocer más a sí mismo. Es una escuela de vida a la que se acude con una actitud humilde, respetuosa, equipados solo con lo necesario, atentos a todo cuanto pueda acontecer, "y dispuestos a aprehender de las experiencias convirtiéndolas en nutriente para nuestro conocimiento y sobre todo, con paciencia acumular experiencias de menos a más, sin saltarnos ningún paso", reflexiona Taibo.
Reinhold Messner, Premio Princesa de Asturias del Deporte 2018, dice que en la montaña "cada cual debe recorrer el camino adecuado para sí mismo, y cada uno de estos caminos es distinto a los demás".

Comité de Prevención de Riesgos
Su objetivo fundamental es la difusión de la cultura de la seguridad, basada en la Prevención de Riesgos. Para conseguirlo centran su esfuerzo en participar activamente en todo tipo de eventos que sirvan como línea de transmisión. En esta línea han creado las Jornadas de Prevención de Riesgos en Montaña de Asturias.
Dentro de la FEMPA tienen un calendario de formación específica para los responsables de seguridad de los clubes y otro para los nuevos afiliados. Y fuera de ella colaboran con cualquier entidad que solicite su asesoramiento.
El trabajo del Comité de Seguridad de la FEMPA ha sido galardonado con el Premio Nacional de Seguridad, convirtiéndose así en un referente a nivel nacional.
Hace dos años propusieron al Consejero de Presidencia la creación de un Observatorio de Seguridad en Asturias, una plataforma de actuación conjunta donde se puedan compartir datos de todos los siniestros para poder hacer un análisis de las consecuencias. Aún no han obtenido ninguna respuesta. A pesar de ello siguen convencidos de que si no hay un trabajo conjunto no se obtendrán resultados satisfactorios. "Existe un referente de esta figura a nivel nacional impulsado desde el Comité de Seguridad de la FEDME. Aragón ha creado el suyo con apoyo de todo el parlamento y en Huesca están en trámites. Lo ideal sería la creación de un Observatorio nacional que se nutriera del trabajo de los observatorios autonómicos", concluye Manolo Taibo.
scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p