Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 300 invitados conectado(s)
Opinión Tema del mes Animales abandonados. Inés Prada. Concejala de Gestión Ambiental en el Ayto. de Lena

Animales abandonados. Inés Prada. Concejala de Gestión Ambiental en el Ayto. de Lena

Imprimir E-mail
(4 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Lunes, 30 de Mayo de 2011 12:50
Animales abandonados. Inés Prada. Concejala de Gestión Ambiental en el Ayto. de Lena 4.0 out of 5 based on 4 votes.
Frente al abandono de animales surgen propuestas como el refugio municipal de Lena, que ha conseguido tener unos resultados de gran efectividad. Inés Prada, que además de concejala es co-portavoz de Los Verdes Asturias, comenta la experiencia.
Inés Prada. Co-portavoz de Los Verdes Asturias y concejala de Gestión Ambiental en el Ayuntamiento de Lena.
-¿Cómo afronta el Ayuntamiento de Lena el abandono de animales en el concejo y su posterior cuidado?

-El Ayuntamiento se ocupa de la recogida de los animales abandonados a través de los operarios en los núcleos urbanos y de la guardería rural. Para ello tenemos un refugio de animales con diez plazas, y luego tenemos un convenio con la protectora La Xana, que se hace cargo de la gestión: llevar a los animales al veterinario, hacer las campañas de adopción...
-La experiencia está siendo muy positiva, con casi un 100% de animales adoptados. ¿Cómo se consigue esto?
-Cuando yo llegué aquí, en 2007, los animales se llevaban a una empresa que los tenía recogidos el tiempo que marca la ley y luego los sacrificaba. En cuatro años tuvieron sólo dos adopciones. A partir de 2008 firmamos un convenio con La Xana y todos los animales recogidos en 2008 y 2009 han sido dados en adopción. Del 2010 quedan tres o cuatro y este año llevamos recogidos aproximadamente ocho. En este tiempo sólo hemos tenido dos muertes, una por causas naturales y la otra por enfermedad, así que la adopción está muy cerca del cien por cien.
-El abandono de animales y su posterior cuidado trae muchos problemas a las entidades municipales. Desde su experiencia, ¿qué medidas son más efectivas?
-Aparte del convenio con la protectora, nosotros hemos hecho una campaña por los colegios con el slogan “Un animal no es un juguete”, especialmente en la época de Navidad, que es cuando se suele regalar animales. Y después tanto la guardería rural como los municipales tienen lectores de microchip, y hacen controles periódicos para que los animales tengan los papeles en regla. Muchas veces los animales que aparecen no son abandonados, sino que se han escapado pero no tienen microchip y nadie viene a reclamarlos porque tienen miedo de las multas. Pero nosotros no hacemos eso: cuando localizamos a alguien que tiene un perro sin microchip le damos quince días para ponerlo. Si no lo hacen procedemos a multar, pero en principio damos facilidades.
“Hay que concienciar de que los animales no son juguetes, sino seres vivos, y no se les puede tratar como les tratamos muchas veces en este país” Por eso hicimos también una campaña con los veterinarios para “chipar” a los perros en las zonas rurales. La idea es evitar el número de abandonos, más que tener que ocuparse después de acogerlos y darlos en adopción.
-¿Cuál es la importancia de la prevención en estos casos?
-La recogida y puesta en adopción son sólo parches que hay que poner, pero hay que intentar sobre todo concienciar a la gente, por ejemplo sobre la necesidad de la castración, para evitar que se deje a los animales criar sin control. Lo primero es concienciar de que los animales no son juguetes, sino seres vivos, y no se les puede tratar como les tratamos muchas veces en este país.
-Éste es un tema de gestión municipal. ¿Sería interesante establecer un protocolo de actuación común para todos los ayuntamientos?
-Sería muy interesante que todos actuásemos igual. Todos los ayuntamientos deberían tener un centro de recogida de animales y programas de castración, de chipado, de control de gatos callejeros... Hay ayuntamientos que hacen los deberes, como el de Gijón; Oviedo también tiene una protectora y Mieres está trabajando en ello. Pero hay otros ayuntamientos que no tienen ningún servicio para los animales. No sé qué hacen con ellos, pero desde luego no pueden estar cumpliendo la ley, porque tienen la obligación de tenerlos al menos ocho días en un centro de recogida, que en muchos casos no existe.
-¿Hace falta una mayor implicación política para sacar adelante este tema?
-Claro. En primer lugar debe haber una implicación del Principado, que obligue a los ayuntamientos a tener un control de los animales que están bajo su responsabilidad. Y los propios ayuntamientos no pueden mirar para otro lado, porque además lo único que tienen que hacer es cumplir la ley. Nosotros tenemos una perrera a través de una subvención del Principado, de la Consejería de Medio Rural, y es una partida presupuestaria que otros ayuntamientos podrían aprovechar para conseguir este tipo de infraestructuras. Creo que eso ya marca una diferencia, es señal de que por lo menos algo se está moviendo.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p