Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 621 invitados conectado(s)
Arte y Museos Gonzalo García. Restaurador de hórreos y paneras.

Gonzalo García. Restaurador de hórreos y paneras.

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Miércoles, 27 de Agosto de 2014 13:22

Nada representa la arquitectura popular asturiana como los hórreos y las paneras que salpican la geografía de las zonas rurales. Antiguamente usados como almacén y secadero de grano, especialmente maíz; también despensa en general de todo tipo de alimentos, incluida la carne.

Bien de propiedad particular, o bien ubicados en espacios públicos y compartido por varios vecinos, muchas de estas construcciones acusan el paso del tiempo y necesitan una reparación urgente o incluso una reconstrucción. Pero ¿cómo hacerla, manteniéndose fiel a la tradición original?
Gonzalo García en su taller

Para ayudar, Gonzalo García y Santiago Astuy han elaborado un completo trabajo. Como ellos mismos indican, más que un libro es un cuaderno de apuntes como guía para afrontar la restauración de un hórreo. En Registro de Técnicas Tradicionales para el Montaje de Hórreos y Paneras se describen con precisión las soluciones de los maestros carpinteros a lo largo de los siglos: encajes ocultos, imposibles de ver sin desarmar la construcción completa y que lograron mantener los hórreos en pie a lo largo de los años sin la ayuda de clavos, tornillos ni tirafondos.

-¿Una guía para no cometer atrocidades, a la hora de reparar un hórreo?
-Queríamos ayudar a que se eviten errores a la hora de su ensamblaje y armado, y a la vez rescatar un conocimiento popular que estaba prácticamente perdido. Hablamos de construcciones que pueden tener hasta quinientos años.
-Tanto Santiago Astuy como usted ¿se definen como restauradores?
-No exactamente. Nosotros empezamos como carpinteros y nos fuimos enfocando hacia lo que nos gustaba, que es la carpintería de armar, y en concreto a los hórreos porque es algo que está muy necesitado de arreglos. Los criterios de restauración tienen un gran respeto hacia la antigüedad, y en el caso de los hórreos a veces es muy difícil mantenerla porque todas las piezas son estructurales. Hay veces, por ejemplo que no queda más remedio que sustituir una viga que tiene cinco siglos de antigüedad por otra nueva, porque tiene que hacer un trabajo de sustentación. Hay piezas que no se pueden conservar.

"La clave para no cometer errores es respetar las medidas y los diseños originales"

-¿Qué es lo fundamental a tener en cuenta a la hora de reparar un hórreo?
-La elección de la madera es muy importante. Ha de ser castaño o roble, que son las originales. Se ha de aprovechar también la teja antigua que da carácter al paisaje asturiano y no poner tejas modernas. Pero sobre todo, hay que respetar las medidas y los diseños originales, es la clave para no cometer errores.
-Y no usar clavos, que es algo que mucha gente no sabe.
-Ningún hórreo necesita herrajes metálicos, ninguno. Solamente hay una pieza en concreto, el sovigaño, que puede tener una estructura especial hecha por un herrero, pero sería la única parte del hórreo que no está fabricada con madera o piedra.
Otra cosa son los corredores, que aparecieron después de la llegada del maíz de América, que sí necesitan clavos.
-¿Hay demasiadas trabas administrativas para reparar un hórreo?
-Según mi criterio sí, y además hay demasiados requisitos para conceder un traslado, que muchas veces conlleva el arreglo y salvación del hórreo. Con eso lo que se logra es que la mayoría de las veces no se arreglen y acaben cayendo.
-¿Se está dejando desaparecer el hórreo tradicional?
-Hay poca sensibilización hacia ellos en este momento. Desde que dejaron de tener utilidad se están perdiendo muchos, porque a la hora de hacer arreglos en una casa se da prioridad a otro tipo de gastos y el hórreo queda olvidado.

scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p