Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Cine, Radio y TV Radio San Martín. Javier del Caño, el incombustible

Radio San Martín. Javier del Caño, el incombustible

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Miércoles, 30 de Abril de 2014 08:45
Cumplen años el día en que Asturias celebra a su patrona, la Santina. Y en el último soplaron nada menos que 22 velas. Un largo trayecto recorrido que la convierte en veterana de las ondas en Asturias. Javier del Caño está, desde el principio, manejando el timón de este barco.
Javier del Caño, Radio San Martín

El día que empezó en la radio tenía una muñeca escayolada, así que se puso a los mandos del control técnico operando con la mano buena. Suficiente para enganchar. Ése fue el primer contacto de Javier del Caño con el mundo absorbente y adictivo de la radio. Y desde entonces ahí sigue. Se sumó al carro cuando el Ayuntamiento de SMRA compró material y lo puso a funcionar en la Casa de la Juventud de Sotrondio. Al año ya cambiaron de local y empezaron a crecer, a sumar programas, a hacerse un nombre y a reservarse un espacio entre los oyentes.
La emisora se presenta como instrumento para lo cultural, que no lo político. Instituciones y asociaciones tienen un Tablón de Anuncios en el que exponer y explicar sus actividades.

A base de pequeños pasos y muchas horas, han llegado hasta hoy, adaptándose a convivir con internet, los programas descargables, los podcast... Otro mundo. Hace dos años dan otro paso adelante al trasladarse a un nuevo local. Mejor y con más posibilidades. "Y menos peligroso -añade del Caño-, la gente subía por aquellas escaleras, sin pasamanos..." La programación se mantiene, sorteando las dificultades propias de una radio no profesional, es decir, territorio para el aprendizaje. Aquí no hay nóminas, lo que aleja a algunos que buscan en ello un modo de vida. Otros lo ven como un posible trampolín para el mundo profesional, como de hecho ha sucedido en algunos casos. Jóvenes que sacian su curiosidad radiofónica ensayando aquí sus primeros programas. Pero Javier del Caño quiere llegar más allá: "Les gusta venir, ponerse a los aparatos y enseguida marchar. Pero a nosotros lo que nos interesa es que se impliquen. Hacer radio no es sólo poner la música que a cada uno le gusta, sino aprender a convivir con la gente, a hacer noticias, etc. La radio no es sólo música". Y las puertas están abiertas.
La emisora se presenta como instrumento para lo cultural, que no lo político. Instituciones y asociaciones tienen un Tablón de Anuncios en el que exponer y explicar sus actividades. "Y más que hubiera. La divulgación es lo más importante, por eso hemos invitado a las asociaciones a que nos envíen su información. Es una forma de favorecer que vaya gente a las cosas que organizan".
La supervivencia de las pequeñas emisoras en la selva mediática es un tema recurrente. También la competencia desleal entre las que pagan sus licencias y aquellas que emiten ilegalmente, perjudicando a quienes pelean por mantenerse con toda la burocracia en regla. "Hay que medir a todos con la misma vara. Los que emiten sin licencia están ocupando un espacio, muchas veces molestando a los que sí están pagando como les corresponde". Es el ciclo de la vida de las pequeñas emisoras de radio, la lucha diaria por encontrar financiación, compromiso, oyentes fieles: las hay que suben, las hay que bajan, y las hay que por el camino desaparecen. Radio San Martín no tiene grandes proyectos a la vista, más allá de seguir trabajando duro todos los días, que no es poca cosa. A nivel técnico, la evolución directamente vendría de "que nos tocase lo lotería, porque los equipamientos son muy caros". Mientras que en lo humano se espera seguir recibiendo gente que participe, que quiera tener su programa, que esté deseosa de aprender los fundamentos del medio. Por que es la gente, al fin y al cabo, lo que da vida a la radio.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p