Perros fantasmales en la tradición asturiana

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Alberto Alvarez Peña   
Martes, 28 de Noviembre de 2017 11:18
En algunas leyendas el diablo adopta la forma de un gran perro negro para asustar a la gente, en algunos casos a aquellos que, de noche, habían ido a robar la maquila del molino. Perros fantasmales en la tradición asturianaPero hay algunas leyendas en las que el misterioso perro negro es la forma que adopta el alma de algún difunto. Así en Tapia de Casariego se hablaba del Can de Oliveros, que era el espíritu que se presentaba por las noches y solía ser de mal agüero. En Santalla d'Ozcos contaban que en el camino de Cádabo a Fonsagrada, en el Campo de A Valiña se aparecía un enorme perro negro arrastrando una cadena. Se decía que era el espíritu de un hombre que había hecho fortuna en Cuba y, al volver, había sido asesinado allí para robarle.
En algunas zonas de la marina gallega se habla del Urco, un gran perro negro que sale del mar con una cadena arrastrando y que es sinónimo de muertes. En Rianxo (Pontevedra) ronda los cruces de caminos y tras él va una jauría. En Viveiro lo llaman O Can do Orco y ladra desde el mar, también le conocen en Cangas do Morrazo y Puebla de Caramiñal. En algunas historias echa fuego por la boca. No debe extrañarnos, en las mitologías indoeuropeas el perro se asocia a ser guardián de la entrada al infierno. En Inglaterra los fantasmas también adoptan la forma de un perro negro, sobre todo si fueron víctimas de algún crimen. En la Isla de Man se habla del Mauthe Dog o Moddey Dhoo, ya desde el siglo XVII, de pelo negro y largo y ojos que desprenden fuego, se decía que era el fantasma de la Duquesa de Gloucester, su aparición era augurio de muerte. El perro negro de Newgate era el fantasma de Lukehutton un famoso salteador de caminos ajusticiado, era nefasto para aquel que se tropezaba en él puesto que auguraba su muerte.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p