Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Música Música sin fronteras (pero de verdad). Fuxida

Música sin fronteras (pero de verdad). Fuxida

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Miércoles, 22 de Julio de 2015 13:01
Desde Asturias a Nueva York, pasando por Japón. A Carlos Casado, emigrante asturiano en la gran manzana, los pasaportes le importan poco, mientras que la música le importa mucho. Sólo así se explica que haya sido capaz de montar la primera banda de gaita asturiana en Nueva York, aglutinando a músicos de distintas nacionalidades. Y que además se haya atrevido a fusionar folk asturiano y japonés en el grupo Fuxida. Con esta formación en formato dúo -junto al japonés Tatsuo Teraoka – acaba de hacer una pequeña gira de presentación por Asturias. De vuelta a EEUU, preparan ya su primer disco.Fuxida, música sin fronteras
-¿Una banda de gaites en Nueva York?
-Es que allí hay muchísima emigración gallega, pero queríamos enseñarle a la gente que hay más cosas. Como en Estados Unidos no hay casi emigración asturiana de segunda generación, decidimos no pedir el pasaporte a nadie, así que al final tenemos una pequeña banda de gaita asturiana, formada por gente de siete países.
-Para ello contáis con dos apoyos fundamentales: el Centro Español de Queens y la Banda de Gaitas de Corvera.
-Yo trabajo en el Centro Español, y les encantó la idea, de hecho ellos nos compraron los instrumentos. El presidente tiene mucha relación con Blas Rodrigo, de la Banda de Gaitas de Corvera, que viene todos los años al desfile de San Patricio, y nos ha ayudado mucho.
El folk, japonés y asturiano, es el ingrediente principal de Fuxida, que no el único: también hay jazz, pop, rock, ritmos latinos...
-La Banda se estrenó en marzo, cómo no, en el Centro Español de Queens. ¿Cómo fue ese primer concierto?
-Antes de eso estuvimos meses ensayando en el sótano del restaurante del Centro. Los socios veían a gente, algunos asiáticos, bajar con fundas de gaitas, y preguntaban qué pasaba allí abajo. Así que el día del estreno estábamos muy nerviosos, porque había mucha expectación, pero en cuanto empezamos a tocar a la gente le gustó. Y además, de casualidad, estaba allí el responsable del Desfile de la Hispanidad de Manhattan, que nos ha invitado a participar este año.
-¿Es una manera de situar a Asturias en el mapa internacional?
-Es lo que queremos. La gente pregunta si lo que usamos es una gaita escocesa, porque es un instrumento muy conocido en Estados Unidos. Y es importante para nosotros explicar que no, que estamos en la Península Ibérica y que esto es parte de nuestra tradición.

Fuxida, o la "happy story" de Tatsuo

No participa mucho en la conversación, que transcurre en castellano, pero al final de la charla Tatsuo Teraoka reclama contar su "happy story". Éste es su primer viaje a Asturias, y está cumpliendo un viejo sueño. Hace años que siente fascinación por la música asturiana, pero en su Japón natal resultaba imposible encontrar a alguien que le enseñara. Al mudarse a Nueva York conoció a Carlos Casado, "y me sorprendió muchísimo, porque su música era exactamente lo que quería hacer". De gira con Fuxida, alucina con el público asturiano. "Porque no sólo conocen las canciones, sino que sienten lo que están cantando. La energía que sentimos al interpretar canciones como Chalaneru o Santa Bárbara es totalmente diferente a lo que encuentras en Nueva York". Tatsuo está aprendiendo a tocar la gaita asturiana, y quiere volver a Asturias con ese instrumento. "Estoy disfrutando tanto con esta música que quiero seguir haciéndola todo el tiempo que pueda".
El folk, japonés y asturiano, es el ingrediente principal de Fuxida, que no el único: también hay jazz, pop, rock, ritmos latinos... "¡Es que venimos de músicas totalmente diferentes! -explica Carlos- Tatsuo viene del rock visual de Japón, yo del folk asturiano, el pianista es de jazz, y los otros dos son músicos clásicos. Así que cuando nos ponemos a tocar se queda lo que salga, de verdad. No podemos decir sí a esto y no a lo otro, porque nunca nos podríamos de acuerdo". El repertorio es tan ecléctico como sus componentes, que tocan "donde nos dejen": desde el mítico Teatro Apollo de Harlem hasta Washington Square en acústico. Sin olvidar el Centro Español de Queens, donde celebran especialmente los temas españoles más clásicos. "Hay canciones como Qué será o Libre, que Tatsuo quiso meter en nuestro repertorio, y que a la gente del Centro Español le gusta cantar. Sobre todo después de un par de vasos de vino (risas)".

scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p