Polígono Industrial de Somonte (Gijón). Un polígono consolidado

Imprimir E-mail
(0 Votos)
Escrito por Fusión Asturias   
Viernes, 26 de Octubre de 2018 11:57
Como todo comienzo, los primeros pasos del Polígono Industrial de Somonte en los años noventa no fueron fáciles. Fue entonces cuando un grupo de empresarios pertenecientes a FEMETAL, ante la necesidad de suelo industrial para instalar sus empresas, negoció con el Ayuntamiento de Gijón la puesta en marcha de esta área que a día de hoy cuenta con un elemento de vital importancia: una buena comunicación.Polígono Industrial de Somonte
En ese inicio fue importante la creación de la Asociación de Empresarios que se hizo cargo de todas las gestiones generadas al crear un espacio industrial de estas características. Hubo una época en la que fueron alrededor de 80 las empresas instaladas en el polígono con un total de 2.000 trabajadores en activo. Actualmente y tras la crisis, el número tanto de empresas como de trabajadores se ha visto notablemente reducido pero tal y como explica José Antonio Menéndez, presidente de la Asociación de Empresarios, "hay que mantenerse porque todavía no es momento de realizar grandes inversiones. Las necesidades que tenemos están cubiertas y la verdad es que no tenemos quejas de cara al Ayuntamiento porque ellos se encargan del mantenimiento y la limpieza, así que por ahora toca seguir manteniendo la actividad".
Somonte fue construido en tres fases. La primera ocupó una superficie de 460.100 metros cuadrados de los cuales 227.159 correspondían a superficie útil. Aproximadamente una década después nació una segunda fase ubicada también en Cenero y su superficie total fue de 200.987 metros cuadrados. Debido a la demanda de suelo en esta zona se acometió una tercera fase cuyo proyecto fue facilitado por la operación Somonte Alto en el Plan de Ordenación Urbana.
Las calles que recorren el polígono son amplias y existen numerosos aparcamientos que facilitan que no haya problemas muy habituales en otras zonas de similares características. En cuanto al transporte existe un apeadero de tren y una parada de bus urbano que es utilizado a diario por muchos trabajadores para acceder a su puesto. Continuando con los accesos, hay una reclamación por parte de los empresarios que se repite año tras año y que todavía no ha tenido solución por parte de las administraciones responsables ya que requiere una gran inversión: la mejora de los accesos por carretera.
En el día a día de Somonte conviven negocios de todo tipo, desde talleres, empresas de transporte, carpinterías, construcciones o servicios a una empresa que construirá las piezas que la lanzadera Ariane 6 pondrá en órbita en el
año 2020. Esta empresa asentada en la tercera fase del polígono comenzó su andadura en el año 1945 y tras años de liderar el sector del diseño y fabricación de autoclaves, formará parte del proyecto que prepara la Agencia Espacial Europea y que se suma a otros trabajos de gran envergadura como la fabricación de los esqueletos de fibra de carbono de los Airbus A350, A380 o A400M que vuelan por todo el mundo.

La historia que guarda SomonteCartel de la calle La Pondala en el Polígono Industrial de Somonte. GijónLas calles del polígono de Somonte recuerdan a quienes con gran esfuerzo y trabajo dejaron huella en la ciudad de Gijón. Empresarios como Luis Infiesta Castro, que en 1929 fundó la empresa de Fundiciones, Guillermo Rodríguez Quirós, que fundó un despacho en 1941 para atender a las empresas de la época o personajes como Manuel Meana Canal (1888-1958), conocido coloquialmente como "El Aldeanu" y que llegó a ser una institución en la ciudad de Jovellanos. El fundador del Hotel Asturias fue también reconocido por su carácter popular y generoso, y le llevó entre otras cosas a alimentar a los mendigos que trajo la posguerra. La historia que se escribe en los viales de Somonte también tiene nombre femenino como el de María González, conocida como "La Pondala" por contraer nupcias con José Pondal pero cuya labor en los fogones le ha concedido ser recordada por sí misma. María fundó un restaurante en el barrio de Somió en el año 1891 aunque anteriormente ya regentaba una casa de comidas en Villamarín y fue una de las mujeres que marcó época.
scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p