Anillo Ciclista: la Montaña Central a dos ruedas

0
94
Etapa 1. Bueño – Viapará
Etapa 1. Bueño – Viapará. /Foto: Consorcio Montaña Central
[Total:0    Promedio:0/5]

Son cerca de 200 kilómetros de longitud por los seis municipios de la comarca: Aller, Lena, Mieres, Morcín, Ribera de Arriba y Riosa. Un recorrido perimetral que aprovecha la excelente orografía de la zona, y su riqueza medioambiental y paisajística. De este modo la comarca de la Montaña Central toma posiciones en el turismo regional, con el deporte como bandera.
El Anillo es una apuesta por la diversificación en una comarca eminentemente rural, directamente afectada por la progresiva desaparición de la minería en la zona. Se trata de un proyecto de desarrollo rural financiado por el Eje Leader, que busca impulsar el turismo en la comarca a través de actuaciones deportivas y de ocio. El objetivo último es potenciar nuevas vías de desarrollo económico, diversificando la actividad, y poniendo en valor la riqueza natural y patrimonial de la comarca.
El trazado está homologado como sendero de gran recorrido GR-208 por la Federación de Montaña asturiana. Con una dificultad media-alta, está especialmente preparado para la práctica de ciclismo BTT, aunque también es muy frecuentado por senderistas. El auge del turismo rural en la zona y la existencia de varios puntos de acogida pensados para prestar servicios adicionales permiten un mejor aprovechamiento de la estancia, ya que en la comarca hay lugares de interés deportivo (estaciones de esquí de Valgrande-Pajares, puertos del Angliru, Cotobello, La Cobertoria…) histórico, y paisajístico (el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, la Sierra del Aramo, la Vía Carisa o el Paisaje Protegido de las Cuencas Mineras…).

La Montaña Central en 8 etapas (y más)

Al ser circular, el Anillo Ciclista se puede plantear en dos direcciones: cualquiera de ellas permite recorrer un sendero organizado en ocho etapas, más una variante oficial. Toda la información está disponible en bttasturias.es

Etapa 1. Bueño – Viapará. 19,4 km.
Ribera de Arriba / Riosa
Son casi veinte kilómetros con una ciclabilidad del 90%. La ruta parte del área polideportiva del Llosalín, en Bueño, siguiendo un sendero fluvial junto al río Nalón, entra en el concejo de Morcín, y recorre una serie de tramos de asfalto y pistas de tierra hasta llegar al área recreativa de Viapará, en Riosa.
Para ver más: En Bueño tienen un interesantísimo conjunto de hórreos y paneras, además de un Centro de Interpretación del Hórreo. El Torreón de Peñerudes, de origen medieval, está en ruinas pero conserva aún gran parte de su imponente estructura, visible desde varios puntos del concejo. En las cercanías se obtiene una preciosa panorámica del embalse de los Alfilorios.
Gran parte de la ruta discurre bajo el Monsacro y la Sierra del Aramo. El primero se relaciona con las leyendas que cuentan el origen del reino de Asturias y conserva dos ermitas medievales que son, aún hoy, lugar de peregrinación. El Aramo comparte ese carácter sagrado, y está lleno de paisajes para fotografiar.

Etapa 2. Viapará-La Peral. Riosa/Lena
Viapará. /Foto: Fusión Asturias

Etapa 2. Viapará – La Peral. 24,1 km.
Riosa / Lena
24,1 kilómetros con una ciclabilidad del 95%. Siguiendo la ascensión a la cima del Angliru hasta la Curva de Llagos se toma una pista que desemboca en la carretera de Llamo. Desde allí la ruta sube al cordal de La Segada, desde donde se avista ya el concejo de Lena, y continúa hasta el área recreativa Valle Peral.
Para ver más: Viapará es, además de un área recreativa con grandes mesas y parrillas, una referencia para el turismo deportivo, en parte gracias a la existencia de un área para autocaravanas, y sobre todo por la apertura de un albergue con gran ambiente ciclista. Desde aquí se puede afrontar la subida al puerto del Angliru, un mito de la Vuelta Ciclista a España, de renombre internacional. En general, el concejo de Riosa ofrece distintas alternativas para BTT, trail, senderismo y deportes de montaña en casi todas sus variantes.
La ruta del Anillo atraviesa el poblado minero de Rioseco, que junto a las minas prehistóricas de Texeo (las más antiguas de Europa) forman un conjunto de interés histórico e industrial. Es perfecto para una sencilla visita o como punto de partida para alguna de las muchas rutas posibles en este entorno de baja montaña.

Etapa 3. La Peral – Sotiel.lo. 23,8 km.
Lena
23,8 km con un 100% de ciclabilidad.
Para ver más: el recorrido transcurre íntegramente por Lena, conocido por los ciclistas por puertos como el Cuitu Negro o La Cobertoria. En el terreno deportivo destaca también la estación de esquí de Valgrande-Pajares, de las más antiguas de España. Para los senderistas está la Vía Carisa, camino de unión con la meseta desde tiempo de los romanos. Y para los montañeros, el Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa.
Desde el punto de vista turístico, es imprescindible visitar la iglesia de Santa Cristina de Lena. Es del siglo IX y por tanto forma parte del prerrománico asturiano, protegido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Etapa 4. Sotiel.lo – Santibanes de Murias. 30,8 km.
Lena / Aller
30,8 km con una ciclabilidad del 100%.
Para ver más: El Santuario de Bendueños, en Lena, es de origen medieval, y está situado en una pequeña aldea de ambiente rural. Más adelante en la ruta, se encuentra el conjunto histórico de Las Puentes, en Fierros, que es Bien de Interés Cultural.
Entrando en el concejo de Aller se obtiene una vista panorámica de El Razón, una gran zona de brañas y praderías. El final de etapa está en el valle del Río Negro, uno de los rincones más emblemáticos del concejo de Aller, lleno de rutas de senderismo y rincones de interés etnográfico. Destaca el Molín de Adela, visitable previa cita.

Etapa 5. Santibanes de Murias – Cabañaquinta. 13,7 km.
Aller
13,7 km. Con una ciclabilidad del 100%.
Para ver más: Al ser frontera con el territorio leonés, el concejo de Aller tiene una orografía montañosa que permite la práctica de cantidad de deportes, además del ciclismo: senderismo, montañismo, escalada, trail, parapente… Pero en estas fechas se buscan especialmente las actividades relacionadas con la nieve, y para ello se puede visitar la Estación Invernal Fuentes de Invierno.
La gastronomía es otro de los puntos fuertes del concejo, y los fines de semana es habitual encontrar a visitantes de cualquier parte de Asturias que vienen a comprobarlo.

Cartel de ruta, junto a la Oficina de Turismo
Cartel de ruta, junto a la Oficina de Turismo. /Foto: Fusión Asturias

Variante de Felechosa. 19,3 km.
En torno a la etapa 5, que es de corta duración, se plantea esta variante para quien quiera añadir un aliciente más al trazado. Parte de Cotobello, y atraviesa la parte baja de la explotación del mismo nombre, una gran mina a cielo abierto propiedad de Hunosa, hoy sin actividad. El entorno de Renorios-Cotobello es una zona de gran tradición ciclista, final de etapa de carreras como la Vuelta Ciclista a España.
A partir de ahí se llega a una sucesión de colladas: en una de ellas, La Collaona, nacen dos variantes, una de bajada suave y otra más intensa. Ambas desembocan en Felechosa, fin de trayecto de esta etapa y uno de los centros de servicios y hostelería más importantes del concejo.
La variante de Felechosa forma parte de las propuestas del trazado oficial del Anillo Ciclista, pero los propios deportistas acostumbran a plantear sus propias alternativas, compartiendo en internet los tracks y recorridos, contando su experiencia y dando consejos para afrontar los tramos. Es una buena forma de aprovechar, aún más, las posibilidades del entorno.

Etapa 6. Cabañaquinta – La Col.ladiel.la. 16,7 km.
Aller / Mieres
16,7 km con un 100% de ciclabilidad.
Para ver más: A un kilómetro de Serrapio se puede visitar, previa cita en la oficina de turismo de Aller, la iglesia de San Vicente, Monumento Histórico-Artístico. Se trata de una construcción románica (finales del siglo XII), construida sobre otra prerrománica, levantada a su vez encima de un asentamiento romano.
El Alto La Colladiella señala el límite entre los concejos de San Martín del Rey Aurelio y Mieres. Allí se puede ver el Monumento al Minero, una emblemática estatua cercana también al Homenaje a los Maquis asturianos.

Etapa 7. La Col.ladiel.la – La Peña. 24,8 km.
Mieres
24,8 km con una ciclabilidad del 97%.
Para ver más: Además de una visita a la villa de Mieres, con lugares emblemáticos como la Plaza del Requexu todo el concejo posee una interesante oferta de museos y centros de interpretación, como el Poblado Minero de Bustiello, el Aula de Interpretación del Pozu Espinos, el Centro Pozo Fortuna, el Museo Costumbrista Benjamín Pumarada en Cenera, o el Museo Etnográfico de Gallegos. Semejante variedad cultural justifica desviarse un poco de la ruta oficial del Anillo Ciclista y dedicar un tiempo a hacer turismo. Mieres es también, tradicionalmente, lugar de paso de peregrinos en dirección a Santiago de Compostela, no en vano es conocido como Mieres del Camín.

Etapa 8. La Peña – Vegalencia. 12,8 km.
Mieres / Ribera de Arriba
12,8 km con 100% de ciclabilidad.
Para ver más: La última etapa del Anillo Ciclista (o la primera, según se elija dirección) es corta y con poco desnivel, lo que la hace accesible para deportistas de distintos niveles. Parte de la ruta coincide con el Camino de Santiago, con lo que la señalización hace difícil perderse. Tras atravesar el Alto del Padrún, con vistas a los valles de Cardeo y Ablaña, se llega al conjunto histórico-artístico de Olloniego, de origen medieval, compuesto por un puente, más el torreón y palacio de los Quirós. Siguiendo ruta, el contraste lo pone la Central Térmica de Soto de Ribera, un enorme complejo industrial que indica que el final de trayecto -el parque de Vegalencia- está cerca. Pinche aquí para ver más reportajes de esta comarca

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí