- Publicidad cab -
Bosque en la Comarca Oscos-Eo

Comarca Oscos-Eo. De verde, azul y piedra

Declarada por la UNESCO como Reserva de la Biosfera, la Comarca Oscos-Eo suma costa, ría, valles fluviales y montañas en un todo dominado por la naturaleza virgen. Entremezcladas, las construcciones tradicionales de sólida piedra ponen el contrapunto humano.
Os Teixois, en Taramundi

Oscos-Eo. Color y sabor otoñal

Caen las hojas de los árboles, descienden las temperaturas y cambia el ritmo natural. La Comarca Oscos-Eo muestra sus encantos, que se descubren a través de paseos entre bosques dorados, charlas al calor del fuego y buenos platos a base de productos de la zona. Estamos en una Reserva de la Biosfera.
Intercambio con mujeres de Carlisle (norte de Inglaterra), organizado por la Asociación de Mujeres Al Despertar

Asociación de Mujeres Al Despertar. Participación femenina

Esta activa asociación de mujeres nació a la vez que Taramundi se iniciaba en la aventura del turismo rural. El paralelismo les hizo denominarse Asociación de Mujeres Al Despertar, lo cual sirvió para incentivar la participación femenina y a la vez definir el momento que se vivía.
La Seimeira, una cascada emblemática en Santa Eulalia de Oscos.

Santa Eulalia de Oscos. De pueblo en pueblo

Atraídos por los paisajes, el silencio y su riqueza natural, cada vez son más los que se quedan a vivir en Santa Eulalia, haciendo crecer los pueblos del concejo. En cada uno de ellos encontramos señas de identidad de un pasado remoto que todavía sigue en pie.
Vista parcial de Vegadeo, con el pabellón ferial al fondo

Vegadeo. Arte a orillas del agua

Los ríos Suarón, Monjardín y Eo son una presencia constante en Vegadeo. El incesante fluir de sus aguas alimenta a los corazones creativos, que encuentran en ese sonido inspiración para el arte, la música y la literatura.
Ría del Eo con Castropol al fondo

Castropol. Un mar de tesoros

Asomado a la ría del Eo, este concejo cobija secretos bajo el mar y también en los pueblos que lo conforman. La belleza de un atardecer o de un bosque dorado puede silenciarlos, pero no eliminarlos. Es hora de descubrirlos.
Ruta Forcón de los Ríos

Santa Eulalia de Oscos. En vivo

Sentir el palpitar del tiempo a través de la inclinación de los rayos del sol, o de la caída de la hoja de un árbol, es un arte que ya sólo comprenden unos pocos. Para ello hay que dejarse envolver por la sabiduría de las gentes que viven conectadas a la naturaleza y practican oficios ancestrales, como sucede en Santa Eulalia de Oscos.
Hórreo en Morlongo

Villanueva de Oscos. Saborear el momento

El atardecer pintado en las hojas de los árboles, la esponjosa hierba salpicada de gotas de rocío, las construcciones de piedra camufladas en el entorno, el olor a pan recién hecho. En Villanueva de Oscos conocen la importancia de los placeres sencillos.
Yacimiento Os Castros. Taramundi

Turismo arqueológico. Os Castros.

Tras una intensa campaña de excavaciones en Os Castros de Taramundi, se prevé que en Semana Santa el público pueda visitar el lugar, con el apoyo de paneles explicativos y audioguías. El trabajo lo está coordinando Alfonso Menéndez Granda, director técnico de las excavaciones arqueológicas.
Conjunto Etnográfico Os Teixois, en el concejo de Taramundi.

Conjunto Etnográfico Os Teixois. Riqueza de antaño

El pueblo de Os Teixois custodia un conjunto único en el país, compuesto por molino, central eléctrica, piedra de afilar, batán y herrería con mazo y fragua, todos movidos por la fuerza del agua. Luis Legaspi Lastra, gerente del complejo, vivió toda su vida en el pueblo y conoció la época dorada en la que todo estaba en funcionamiento.

MAS LEIDO