Asociación de Mujeres Valle Verde. Femenino rural

0
9
Taller de costura organizado por la Asociación de Mujeres Valle Verde
Taller de costura / Foto cedidas por Asoc. Valle Verde
[Total:0    Promedio:0/5]

Desde hace diez años esta asociación ubicada en el pueblo de Lebredo, anima a sus mujeres a realizar diversas actividades. Cursillos, talleres o comidas sirven para intercambiar impresiones y sentir el pulso del pueblo.
En el año 2000 la alcaldesa de El Franco, Cecilia Pérez, y la agente de igualdad animaron a las diversas parroquias del concejo a crear asociaciones de mujeres. Entre ellas, las primeras que se fundaron fueron las de San Julián, bajo el nombre “Por la buena imagen” y Lebredo, a la que bautizaron como “Asociación de Mujeres Valle Verde”, en referencia al bello entorno donde está ubicado el pueblo. Esta última ha logrado rehabilitar las escuelas rurales de Lebredo, que es su local social y donde se ha instalado un telecentro en la primera planta. Todo gracias a una subvención del Principado gestionada con maestría.
Paralelamente, la labor de Valle Verde ha servido a lo largo de estos diez años de motor dinamizador de las mujeres de Lebredo, especialmente en el invierno, donde el tiempo invita a reunirse y compartir aficiones y confidencias. Entre los talleres impartidos destacan el arte floral, manualidades, yoga, cuero, dibujo, taller de psicología o baile. Mayoritariamente se financian a través de subvenciones del Principado, y de los ayuntamientos de El Franco y Coaña, puesto que Lebredo está compartido entre ambos municipios, pero también contratan a nivel particular algunos talleres en los que están especialmente interesadas. Una de las actividades con más afición es la costura, que imparte una modista jubilada del pueblo a todas las participantes.

“Las mujeres mayores del pueblo han trabajado mucho y ahora disfrutan de estar juntas y tener tiempo para ellas”

Ello nos recuerda el ambiente de colaboración que había antaño en el medio rural y del que ahora son herederas las asociaciones: “Las actividades ayudan a recuperar ese ambiente; sino, la mitad de la gente no se vería -atestigua Araceli González, presidenta de la asociación-. Porque antes teníamos tienda-bar en Lebredo y allí se reunía mucha gente después de misa, las mujeres al volver de las compras…”. Curiosamente son ellas las que impulsan la vida social del pueblo, las que han formado la Asociación y siguen proponiendo y diseñando actividades, reuniones y comidas a lo largo de estos diez años. El motivo lo indica Anabel López, vocal de la asociación: “Quizás lo hacemos las mujeres porque el hombre no tiene esa necesidad de juntarse, ya que se ven más a menudo, salen más. Además nosotras tenemos más ganas de hablar, funcionamos de otro modo en ese aspecto. Las mujeres mayores del pueblo han trabajado toda su vida como ganaderas y en casa, y ahora disfrutan mucho de estar juntas y tener tiempo para ellas”.
En el medio rural que viven, el gran tesoro es la naturaleza y por contra, la mayor dificultad que encuentran es el transporte: aunque cada casa dispone de vehículo, la mayoría de mujeres no saben conducir. El único transporte público de que disponen llega el martes para acercarlas a La Caridad, ya que es día de mercado. “Nuestro pueblo no está olvidado, se está repoblando con gente -indica Aurora Martínez, tesorera de Valle Verde-. Recientemente ha venido a vivir una familia de Madrid y otra de Badajoz. Les llama la atención la tranquilidad, porque vivimos en un valle que está a quince minutos de todo. Y luego hay otra familia de Madrid que va y viene todos los fines de semana. Unos han conocido Lebredo por Internet, otros porque venían de vacaciones y les gustaba la zona. Están contentos aquí, y ellas participan en la asociación”. Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí