Imágenes de Asturias

descargar


Entrevistas Entrevistas Aprendiendo con caballos. Alba Rueda, escritora y periodista.

Aprendiendo con caballos. Alba Rueda, escritora y periodista.

Imprimir E-mail
(8 Votos)
Escrito por Isabel G. Muñiz   
Lunes, 30 de Mayo de 2011 11:12
Aprendiendo con caballos. Alba Rueda, escritora y periodista. 4.8 out of 5 based on 8 votes.
La novela “Mujeres que aman a los caballos” (Ed. Atlantis) se puede leer en diferentes niveles. Por un lado es una guía de viajes por Escocia; pero para la autora, es sobre todo el relato de un viaje iniciático, un descubrimiento personal que no duda en compartir con el lector.

Alba RuedaLa gijonesa Alba Rueda cambió su profesión de periodista por la cría de caballos, el adiestramiento y la monta natural. Conoció así un mundo diferente en el que las personas ayudan a los caballos y los caballos a las personas. De esto habla en su primera novela, en la que describe las experiencias vividas durante el último año en tierras escocesas.

-Eres especialista en psicoterapia asistida con caballos y coaching con caballos, una especialidad que aquí en España es totalmente desconocida. ¿En qué consiste tu trabajo?
-La mayoría de la gente no ha oído hablar de esto porque nació en los años 90 en Estados Unidos. En España hay aproximadamente una docena de personas con el nivel de formación que yo tengo. La gente lo confunde con la hipoterapia o equinoterapia, pero en estas disciplinas se monta a los caballos, y están orientadas a niños que tienen algún tipo de deficiencia, como parálisis, síndrome de Down, autismo, etc., a quienes les estimula el sistema psicomotriz. La principal diferencia con la psicoterapia y el coaching es que no se monta a los caballos, sino que interactuamos con ellos y observamos sus reacciones. Mi papel como especialista equino es mediar entre el caballo y la persona para que surja un vínculo y puedan comunicarse.
-¿Cuál es la diferencia entre psicoterapia y coaching? ¿A quiénes va dirigido?
-En la psicoterapia tiene que estar presente un terapeuta, psiquiatra o psicólogo, para controlar las reacciones del paciente. Se dirige principalmente a personas con depresiones profundas, drogadicciones, alcoholismo, mujeres maltratadas, niños que han sufrido abusos, esquizofrenias, etc. 
Por otra parte en el coaching el especialista equino se encarga de “controlar” las reacciones del caballo y garantizar la seguridad. Es para todas las personas, cualquiera que diga “no sé que hacer con mi vida, no estoy a gusto, quiero saber algo más”. Es una especie de instrumento que te permite aprender a fijarte unas metas, unos objetivos y simplemente caminar hacia ellos. Y todo esto es con la ayuda de los caballos.
-¿Son caballos especiales?
-Es importante señalar que los caballos que participan en este tipo de terapias son animales que tienen una segunda oportunidad. Trabajamos con caballos que han sido retirados de la competición por lesiones, o que estaban destinados a ser carne de matadero o que psicológicamente ya no estaban en condiciones de relacionarse con las personas. A estos animales se los recoge, se les rehabilita y después ellos se convierten en los mejores maestros. Los caballos maltratados son luego los que con mayor facilidad llegan al corazón de las personas que han pasado por algún proceso doloroso.
“Me ha sorprendido mucho la reacción de los hombres que han leído el libro. Ha sido espectacular, porque toca su lado femenino, algo que muchos hombres ignoran que tienen”
-¿Podríamos considerarte como una “susurradora de caballos”?
-Los susurradores son personas capaces de ayudar a un caballo maltratado o en malas condiciones, le dicen lo que necesita para pasar ese trance. Yo me he formado en esas especialidades y sí que puedo susurrar a los caballos. Pero en este caso estamos hablando de que son los caballos los que nos susurran a nosotros, lo que es completamente distinto. Hace falta un nivel de humildad bastante importante para entender que un animal le puede decir algo a un ser humano. Si uno lo consigue con un caballo quiere decir que lo va a conseguir con las personas con las que se maneja cada día.
-¿Qué tipo de público va a conectar con la novela?
-Aunque el libro se titula “Mujeres que aman a los caballos” otro título válido habría sido “Personas que aman la vida”. Va dirigido a todo el mundo, tanto a los amantes de los caballos como a cualquier persona que con un poco de suerte pueda encontrar alguna clave que le ayude en su vida. Habla de cosas muy sencillas: la vuelta a los orígenes, al contacto con la naturaleza; de cómo darte la vuelta como un calcetín y salir exitoso del intento. Y habla de una mujer que llega a los cuarenta años con su vida convertida en un verdadero caos, en un cataclismo y un drama, pero que en lugar de dejarse arrastrar encuentra las claves que le van a permitir construir una vida nueva, completamente distinta y enfocada a lo que siempre quiso.
“Mi papel como especialista equino es mediar entre el caballo y la persona para que surja un vínculo y puedan comunicarse”
-Así que tú eres una de esas mujeres que aman los caballos.
-Me incluyo porque es una autobiografía escrita en realismo mágico. He de decir que me ha sorprendido mucho la reacción de los hombres que  lo han leído. Ha sido espectacular, porque digamos que les toca su lado femenino, algo que muchos hombres ignoran que tienen.
-¿Te ha dejado desnuda ante tu público la publicación de este trabajo?
-Sí, es un striptease en toda regla. He puesto toda mi persona y mi vida en bandeja para que cada uno lo entienda, lo juzgue y lo aproveche como quiera, porque afortunadamente no tengo nada que esconder. Salvo mi madre, creo que nadie que me conoce es capaz de saber si el relato es realidad o ficción. Las experiencias vividas con caballos son escrupulosamente verdad y vividas por mí. Eso, y también que he podido caminar entre una manada de ciervos rojos escoceses, algo que todo el mundo  cree que es ficción y sin embargo es realidad.
Hace un año, por estas fechas, estaba aislada en el noroeste de Escocia tratando de terminar este libro. Llegué hasta ahí en una especie de viaje iniciático que me llevó a descubrir que mis orígenes y mis raíces son celtas. A la vez, el libro es una especie de guía de viaje por Escocia, un país muy atrayente.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p