Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 386 invitados conectado(s)
Entrevistas Entrevistas La gestión de los montes. Joaquín Arce. Director General de Política Forestal

La gestión de los montes. Joaquín Arce. Director General de Política Forestal

Imprimir E-mail
(9 Votos)
Escrito por Lupercio González   
Lunes, 01 de Febrero de 2010 10:58
La gestión de los montes. Joaquín Arce. Director General de Política Forestal 4.6 out of 5 based on 9 votes.
No es frecuente encontrarse al director general de una Consejería desplazándose en su trabajo en bicicleta, pero es posible si éste pertenece a Los Verdes y su causa es la ecologista. Así, pedaleando, va Joaquín Arce por la vida y por la política forestal de Asturias, de la cual es responsable.
Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Oviedo, Arce es miembro de Los Verdes desde hace más de una década. Este ovetense de 46 años entiende la vida como un compromiso, de ahí que pertenezca a varios movimientos sociales como ANA, la Coordinadora Ecologista d’Asturies, La Cirigüeña de Morcín, Asturias Acoge, Greenpeace, o Amnistía Internacional, entre otros. Por eso también es fiel a las marchas que Asturias con Bici organiza periódicamente, y a las que procura no faltar. En noviembre de 2008 se hizo cargo de la dirección general de Política Forestal.

Joaquín  Arce, Director General de Política Forestal-¿Qué hace un economista metido a ecologista?
-Es bastante normal, entre los ecologistas hay muchos economistas porque tenemos una visión global de la sociedad, de la economía y del mundo. Es fácil llegar a una confluencia con los planteamientos ecologistas.
-Se desplaza a menudo en bicicleta y en transportes públicos. ¿Hay qué predicar con el ejemplo?
-Me desplazo en todo tipo de transporte público y privado, normalmente en autobús porque voy con los niños al colegio, a veces en coche, a veces en bicicleta, depende de las necesidades del momento. Pero creemos que el hecho de que el transporte sea cada vez más sostenible, no sólo debe depender de la buena voluntad, del esfuerzo o de las ganas de hacer deporte o de ahorrar energía de la gente.
Los mecanismos de la propia sociedad deben penalizar con impuestos, con normas y con todos los medios que tenga a su alcance la Administración el transporte privado por carretera y el transporte aéreo.
-¿Cómo podríamos definir el momento que vive el sector forestal en nuestra región?
-Es un momento con muchas posibilidades. El sector forestal tiene un peso pequeño todavía en el sector primario asturiano aunque tiene un potencial de crecimiento muy importante; pero para eso hacen falta algunas mejoras, sobre todo en las estructuras de la propiedad y de la gestión de los montes, especialmente de los montes privados.
“El sector forestal tiene un peso pequeño todavía en el sector primario asturiano, aunque tiene un potencial de crecimiento muy importante; pero para eso hacen falta algunas mejoras”
-Conservar el paisaje del medio rural requiere, entre otras cosas, manejar bien las podas o la retirada de leña. Todo esto es una renta natural en forma de biomasa, ¿cómo se va a gestionar?
-Los productos del monte son productos renovables, el monte crece y genera todos los años una cantidad de madera, de biomasa, que hay que gestionar de forma adecuada. En estos momentos tenemos un problema importante de abandono del monte en algunas zonas de Asturias, que como consecuencia genera matorral, incendios y una serie de problemas medioambientales. Lo que queremos es gestionar bien los montes públicos desde la Administración y dar los mecanismos para que los montes privados puedan también ser gestionados de esa manera. Ése va a ser uno de los objetivos importantes de esta legislatura, intentar diseñar mecanismos que favorezcan la agrupación de propietarios para gestionar los montes y también la certificación forestal de esos montes para que los productos generen más valor y más mercado. Ya tenemos en marcha muchas de esas medidas y otras las pondremos a funcionar este año.
-Conseguir que los propietarios funcionen de una forma conjunta y unificada puede ser una cuestión de cierta dificultad, ¿cómo se va a impulsar este paso?
-Hay que usar varias vías, por un lado tenemos una tarea de asesoramiento, tenemos convenios con distintas asociaciones de empresarios de la madera y cooperativas forestales para que vayan difundiendo por los pueblos y entre los propietarios la necesidad o la conveniencia de que se agrupen para gestionar sus montes de forma conjunta.
Por otro lado tenemos en elaboración un proyecto de ley en la línea de lo que ya se hizo en Galicia hace dos años, que va a favorecer esa agrupación de propietarios. La Administración también intenta dar ejemplo gestionando con esos criterios los montes que son utilidad pública o que están en convenio con la administración, certificando los montes e intentando hacer una gestión sostenible de los mismos. También vamos a crear una estrategia para el aprovechamiento de la biomasa residual que existe en los montes, lo que es muy útil tanto desde el punto de vista de prevención de incendios como desde el punto de vista económico y de desarrollo de una energía limpia, renovable. -¿Puede la silvicultura (cultivo de bosques) constituirse como un buen refuerzo contra la despoblación del medio rural, y ser un incentivo para la población?
-Sí, de hecho ahora ya está fijando una parte de la población. En estos momentos hay unas ochenta empresas de silvicultura en Asturias, hay cooperativas y empresas que tienen entre seiscientos y mil trabajadores según las épocas del año, pero esto puede aumentar bastante si se consigue poner a funcionar una parte importante de terreno forestal que está bastante abandonado. Con los medios que antes nombramos vamos a intentarlo, y con eso se generará más empleo. Además hay otras muchas empresas y trabajadores en el sector de la explotación y la transformación de la madera.
-Actualmente la industria maderera y la papelera absorben un gran potencial de los recursos forestales.
-Sí. Algo que nosotros queremos desarrollar también es el mundo de la madera del castaño. Es la especie que ocupa más superficie en nuestra región y lleva unos años bastante abandonada, porque fue perdiendo sus mercados tradicionales. Tenemos hecho un plan estratégico del castaño, estamos empezando con unas jornadas de formación y sensibilización y una serie de proyectos de investigación y de desarrollo de los productos derivados del castaño y queremos dar prioridad al desarrollo de estos montes. Su madera resiste muy bien la humedad y las inclemencias del tiempo al aire libre y eso le permite tener muchas aplicaciones.
También queremos desarrollar el pino, porque el plan forestal prevé que se duplique la superficie ocupada por esta especie en Asturias. La industria papelera se alimenta de las plantaciones de eucaliptos y eso ya funciona con normalidad. En relación a la expansión que ha tenido en los últimos años el eucalipto consideramos que es imprescindible cumplir el Plan Forestal de Asturias. Este Plan establece unas superficies para cada una de las especies forestales que existen en nuestra región y desde la Consejería debemos tomar las medidas necesarias para que se cumplan los objetivos previstos.
“En estos momentos tenemos un problema importante de abandono del monte en algunas zonas de Asturias, que como consecuencia genera matorral, incendios y una serie de problemas medioambientales”
-Los estudios referentes al cambio climático prevén un aumento de temperatura. ¿Cómo puede afectar a especies vegetales asturianas como el castaño, haya, etc.?
-Sin duda el cambio climático va a provocar un cambio en la composición de los bosques. Como medida preventiva, lo primero que queremos hacer es tener unos bosques muy diversificados y muy estructurados con distintas especies, que no haya monocultivos. Haremos estudios para ver cómo se van adaptando al cambio climático y favoreceremos la expansión de aquellas especies que mejor se adapten. Un problema que también puede venir con el cambio climático son las enfermedades y las plagas. Hay que estar muy pendiente de eso para ver qué especies resisten mejor esas nuevas situaciones.
-¿Estamos los asturianos suficientemente concienciados para afrontar los efectos de este cambio?
-La gente está concienciada, lo que falta son decisiones de las Administraciones Públicas. Los problemas del cambio climático y todos los problemas de tipo global y mundial no se resuelven sólo con la concienciación de la gente sino, con la actuación de los gobiernos o la creación de una autoridad mundial, que tenga competencias y medios económicos para poder afrontar esos problemas, que pueda tomar decisiones.
En la cumbre de Copenhague hemos visto que la población está muy interesada en el tema pero los gobiernos son incapaces de resolver esa situación. Es más, yo creo que pierden su legitimidad al ser incapaces de resolver los problemas que tiene la gente y el mundo, y es necesario sustituirlos o complementarlos con otras instituciones con más fuerza.
-¿Tiene futuro el eslogan de Asturias “Paraíso Natural”?
-Sí tiene futuro. Asturias todavía conserva una parte importante de su riqueza medioambiental y en el futuro, con el cambio climático, esos espacios y esos valores naturales van a ir cambiando. Esperemos que no lleguemos a una situación catastrófica y desastrosa, como puede ocurrir si no se toma ninguna medida y que Asturias pueda seguir manteniendo una naturaleza suficientemente cuidada y valiosa.scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p