Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Quién está en línea

Tenemos 311 invitados conectado(s)

Xacobeo 2010. Santiago, meta del camino

Imprimir E-mail
(3 Votos)
Escrito por Mariló Hidalgo   
Martes, 02 de Febrero de 2010 10:37
Xacobeo 2010. Santiago, meta del camino 5.0 out of 5 based on 3 votes.
En 2010 se conmemora el segundo Año Jubilar Compostelano del presente siglo. Una celebración religiosa que a lo largo de los tiempos se ha convertido en emocionante y universal. Peregrinos y viajeros de todo el mundo tienen la oportunidad de recorrer esta ruta formada por una densa red de caminos y sendas que comunican Europa con un objetivo: Santiago de Compostela. Xacobeo 2010 abre la puerta a la espiritualidad pero también a la naturaleza, la cultura, el intercambio y la gastronomía a través de varias Comunidades Autónomas, entre ellas Asturias. Un hermoso viaje para disfrutar sin prisa el Camino pero sin perder de vista el objetivo.
El cuartel general del Xacobeo 2010 está en Santiago de Compostela, la meta del Camino. En el antiguo pabellón de Galicia de la Expo en el barrio de San Lázaro, tiene su sede la Sociedad Anónima del Plan Xacobeo, la empresa pública dependiente de la Xunta de Galicia, encargada del proyecto, promoción y dotación de los Caminos de Santiago. Allí se encuentra Ignacio Santos, Director gerente de Xacobeo 2010. A pesar de su juventud, tiene una amplia experiencia como gestor cultural.

Catedral de Santiago de Compostela, desde la Plaza del Obradoiro

Ignacio Santos, director gerente de Xacobeo 2010-¿Cuántas personas están implicadas en este proyecto y desde cuándo?
-Me incorporé en el mes de mayo que fue cuando pusimos en marcha todo este proyecto. Dentro de lo que es la Sociedad Anónima de Gestión del Plan Xacobeo dependiente de la Xunta, nos encargamos de tres partes fundamentales. En primer lugar todo lo que tiene que ver con el cuidado del Camino y la gestión de la red de albergues públicos -que son más de sesenta-. Por otro, el desarrollo del programa cultural del Año Santo que va a llegar a toda Galicia. Y por último, todo lo relacionado con la promoción. Dentro de la Sociedad somos alrededor de sesenta personas pero en el Xacobeo están implicadas cientos de ellas. Trabajamos con ayuntamientos, asociaciones de amigos del Camino de Santiago, personas que van a gestionar directamente los albergues -más de ochenta- y todos aquellos que van a colaborar en los distintos programas de voluntariado que se desarrollan tanto a través de protección civil como en colaboración con la Dirección General de Juventud y Voluntariado de la Xunta de Galicia. Te hablo de cientos y cientos de personas involucradas en este proyecto con carácter oficial.
-Estar al frente de la Sociedad de Gestión del Plan Xacobeo es algo de gran responsabilidad que obliga a actuar en varios frentes a la vez. ¿Cuáles han sido las prioridades?
-Empezamos por el Camino. Contar con tan poco tiempo -siete meses escasos-, nos obligó a marcar prioridades en cada momento y trabajar en paralelo otras líneas. Empezamos por poner en marcha el Plan Corrector de los Caminos de Santiago, porque el Camino es la base de todo este proyecto y si no está cuidado el resto de cosas no tienen sentido. Este plan incorpora diferentes líneas de acción. Por una parte, reforzar la señalización de las distintas rutas del Camino de Santiago que sumando todas superan los mil cien kilómetros en toda Galicia. También la puesta a punto de los trazados de las distintas rutas y albergues, tanto a nivel arquitectónico como de mobiliario. Construcción de nuevos albergues -inauguraremos seis a lo largo del año-, limpieza y desbroce de caminos -con más de cien ayuntamientos implicados por los que pasan las distintas rutas-, y por último, la creación de una red paralela de albergues temporales que nos permita tener una mayor capacidad en los meses de más afluencia -principalmente el verano-, con esto pretendemos duplicar el número de plazas actual.

Camino de Santiago
“El Camino en su origen tuvo una motivación religiosa y cuando hablamos de recuperar la espiritualidad nos referimos a no banalizar el proyecto sólo con festejos, sino conservar el origen por el que surge el Camino”
-Lanzar un proyecto tan ambicioso como éste, en medio de la crisis que estamos atravesando y con el turismo cotizando a la baja, ¿no cree que puede mermar las expectativas que en un principio se han marcado?
-Los objetivos que nos hemos marcado sin duda son ambiciosos. Pretendemos que el número de visitantes -no peregrinos-, que lleguen a Galicia a lo largo de este año, esté entre ocho y diez millones. Pensamos que la crisis puede ser incluso positiva porque la opción de destinar tu tiempo de ocio, tus vacaciones, a realizar el Camino de Santiago es económica y asequible y te ofrece un abanico de opciones. Muchas familias posiblemente no se puedan ir a Cancún pero sí pueden venir al Camino y además gastando muy poco dinero. A la crisis económica hay que sumar una crisis de valores y dentro de este marco, para muchas personas el Camino es una especie de viaje interior de encuentro consigo mismo. Pensamos que estos dos factores pueden de alguna manera compensar esta caída en el mercado del turismo.
-Con Xacobeo 2010 se pretende recuperar la ‘espiritualidad’ del evento. ¿En qué sentido? ¿Ha sido difícil compaginar los intereses de la Iglesia con los de los ciudadanos?
-Hablamos de espiritualidad como algo que trasciende la religión y abarca más iniciativas. El Camino en su origen tuvo una motivación religiosa y cuando hablamos de recuperar la espiritualidad nos referimos a no banalizar el proyecto sólo con festejos, sino conservar el origen de por qué surge el Camino. De hecho trabajamos con cuatro ejes en la comunicación, factores motivacionales por los que una persona puede animarse a hacer el Camino. En primer lugar la espiritualidad, pero hay otros tres. Naturaleza, porque la peregrinación es un contacto muy intenso con el medio natural. Cultura, en dos niveles: el Camino está salpicado de patrimonio histórico que se puede visitar y a ello añadimos un programa cultural que se extiende a toda Galicia. Y por último el plato fuerte de la gastronomía gallega.
El papel de la Iglesia en el proyecto es muy importante. Tenemos un acuerdo con el Obispado de Lugo y Arzobispado de Santiago por el que aportamos financiación para que tengan abiertas todas las iglesias del Camino Francés. También financiamos el dispositivo de control de accesos a la Catedral en el Año Santo -entre marzo y octubre-, tanto del número de personas como de la prohibición de entrar con mochilas. Financiamos la nueva Oficina del Peregrino donde se entregarán las “Compostelas”, y también ayudamos económicamente con proyectos que apoyan la espiritualidad: encuentros con jóvenes europeos, comunidades religiosas...
“Queremos generar proyectos con capacidad de trascender, dejar un legado a diferentes niveles para el futuro”
-¿Qué le gustaría que quedase en la mente de los que realicen este año el Xacobeo?
-Me gusta la pregunta porque principalmente lo que buscamos es, por una parte, no concentrar las inversiones en eventos efímeros. Xacobeo no es un festival de música. No queríamos que Xacobeo mirase sólo hacia el pasado sino que también incorporase una parte contemporánea, de futuro. En este sentido queremos generar proyectos con capacidad de trascender, dejar un legado a diferentes niveles para el futuro. Por una parte, pretendemos que todos los eventos que hagamos a nivel cultural y de reflexión, pensamiento y demás, queden registrados con soportes audiovisuales para que el día de mañana se pueda ver qué sucedió en Xacobeo 2010. Por otro lado tenemos intención de generar una serie de publicaciones -que también permanezcan- de los diferentes proyectos que estamos haciendo. Pero sobre todo, quedará un Camino puesto a punto, porque es la base del proyecto y para ello estamos haciendo un gran esfuerzo.
-Hay gente que hará el Xacobeo por primera vez y otros repetirán la experiencia. ¿Qué tiene de diferente este Xacobeo respecto al de 2004?
-El proyecto es diferente entre otras cosas porque los contextos en los que desarrolla son bastante distintos: En 2004 había una gran bonanza económica y se contó con mucho más presupuesto, desde el punto de vista de gestión cultural se hicieron muchos festejos, conciertos, fuegos artificiales... En esta ocasión hemos cambiado la lista de artistas por conceptos con programaciones estructuradas que aporten un peso social, cultural e intelectual en cuanto a contenidos. También contamos con la ayuda de las nuevas tecnologías. A pesar de contar con menos promoción que 2004 estamos haciendo un trabajo muy importante de segmentación de público, de mercados para dirigir mensajes y personalizar ofertas.
“La opción de destinar tu tiempo de ocio, tus vacaciones, a realizar el Camino de Santiago es económica y asequible y te ofrece un abanico de opciones”
-¿Han recibido críticas por la ausencia hasta el momento de grandes eventos...?
-Hemos optado por un modelo distinto. Quiero recordar que en su día, la programación del Xacobeo 2004 se presentó en abril/mayo de ese mismo año. Nosotros en cambio presentamos una parte de la programación en octubre de 2009, es decir, nos quedan aún cuatro meses para presentar el resto del programa que tenemos preparado. La gente tiene curiosidad por conocer lo que está por llegar, los grandes conciertos... Mi equipo y yo hicimos una apuesta para cambiar el concepto de Xacobeo presentando primero “el resto” por decirlo de alguna forma y luego, los conciertos. Supone un riesgo pero merece la pena. Nunca se trabaja a gusto de todos.
-Una curiosidad, ¿es usted gallego?
-Sí, me fui de Galicia en el 93 cuando terminé la carrera. Viví entre Madrid y Barcelona estos dieciséis años y he vuelto ahora, en mayo del pasado año.
-Además de una buena gestión supongo que para llevar a cabo un proyecto como éste, es básico imprimir el espíritu y la energía de lo que es Xacobeo y esta tierra.... Hace falta llevarlo en la sangre.
-Sin lugar a dudas. Cuando me ofrecieron esta oportunidad no me lo pensé ni dos minutos. Después de mi trayectoria fuera, éste era el momento y lo tenía delante de mí. Cumplir los cuarenta en Galicia, en Año Santo y poder estar al frente de esto como gestor cultural es lo máximo a lo que puedes aspirar.

Ejército de VoluntariosA lo largo de los nueve Caminos de Santiago encontraremos a un ejército de voluntarios dispuestos a colaborar en distintas tareas. Unos lo harán desde puestos fijos -ayuntamientos, albergues- y otros serán itinerantes recorriendo distintas etapas de la ruta. Un programa financiado por la UE ha permitido que la organización pueda contar con voluntariado europeo lingüístico para ayudar a los encargados de albergues a comunicarse con los peregrinos en distintos idiomas. Varias personas de la Tercera Edad forman el último grupo de voluntarios. “Como ‘sabios’ del Camino han querido participar en todo esto. Ellos serán los que aporten la magia al peregrino”, explica Ignacio Santos.
Fotos: Archivo Fotográfico Xacobeo
scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p