El Caballo Blanco de Santiago

0
153
El Caballo Blanco de Santiago
El Caballo Blanco de Santiago
[Total:0    Promedio:0/5]

«El caballu blancu de Santiagu col dentame sangrando» es uno de los miedos o cocos utilizados en Porrúa (Llanes) para amedrentar a los críos que se portan mal. Pero tras él se esconden unas raíces mucho más antiguas. Se trata de la reminiscencia de los caballos, especialmente de color blanco, que hacían de animal sicopompo, es decir conductor de las almas al Más Allá, en las mitologías célticas y germanas.
Esta creencia puede atestiguarse arqueológicamente entre los Vadinienses, tribu que ocupó el oriente de Asturias en la Edad del Hierro (Ponga, Onís, Cangues d’Onís), en sus estelas funerarias, donde aparece grabado en piedra un caballo con el nombre del difunto inscrito. Pero aún hay más: Santiago es un santo guerrero y conductor de los muertos, así aparece en la «leyenda dorada», obra del dominico genovés Jacobo El Caballo Blanco de Santiagode la Vorágine, en 1264. En ella se cuenta cómo un peregrino encontró de noche, en un paraje inhóspito, un muerto. Se le aparece Santiago montado en su caballo blanco, quien sube al muerto y al peregrino al caballo y galopan toda la noche al Otro Mundo.
Resulta frecuente que cuando los mitos van perdiendo fuerza terminen transformándose en cocos para asustar a los críos. Este es el caso del fantasmal caballo. En Ribadesella podemos encontrar un caso parecido: «El burru sangrau» (recordemos que en lengua asturiana burru significa caballo).
Este tipo de caballos que llevan el alma de los difuntos terminaron cristianizándose como una manifestación más del Diaño Burllón. También podemos encontrarlos en otros lugares de Europa, el Nikur y el Vatnahestur de Escandinavia, el Kelpie escocés o el Cheval Mallet de Francia son algunos ejemplos. §

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí