La leyenda de los Miranda

0
258
La leyenda de los Miranda
La leyenda de los Miranda
[Total:0    Promedio:0/5]

Cuenta Tirso de Avilés (1517-1599) que los de este linaje casaron con una encantada, una xana, y tuvieron un hijo y una hija. Un día espió a su mujer mientras se bañaba y vio cómo se transformaba en una gran serpiente.

Al verse sorprendida huyó con sus hijos bajo el brazo, pero al cruzar un río se le cayó la hija. Ella fue la que dio el inicio al linaje de los Miranda. Por eso alrededor del escudo se representan dos serpientes enlazadas. Otros cuentan que fue porque un caballero de este apellido derrotó a una sierpe gigantesca en Soutu de los Infantes (Salas), que devoraba gentes y ganados. De todos modos el episodio de la xana que se transforma en serpiente es el mismo que recopiló Jean d’Arras en el Poitou francés sobre el Hada Melusina y el Señor de Lusignan.
Fue muy frecuente, durante la Edad Media, potenciar este tipo de leyendas para reforzar los linajes, haciéndolos descender de casamientos realizados con los propios genios tutelares de la tierra. Otra versión dice que un caballero de los Miranda mató en la mitológica batalla de Clavijo dos sierpes monstruosas que los moros habían conjurado mediante encantamientos.
Además, el escudo incluye cinco doncellas que se tapan con una venera. Esto hace referencia a la leyenda del tributo de las cien doncellas que tenía que pagar el Rey Mauregato, como impuesto a los moros. Se cuenta que las gentes de Cangas y Tineu tenían que dar cinco doncellas como tributo, y Albaro Fernández de Miranda, viniendo de romero de Santiago Escudo de Miranda-Quirós en el Palacio de Llanuces.

Escudo de Miranda-Quirós en el Palacio de Llanuces.
En el cuartel superior-derecha pueden verse las cinco damas y las culebras rodean el escudo. En la parte inferior dos doncellas con cuerpo serpentiforme.

por Riberas del Sil se encontró con los moros que las llevaban prisioneras. Los derrotó y fueron liberadas. Después, en unión a los Ponce de León solicitaron al Rey Ramiro I que no volviese a pagar tan infamante tributo, se enfrentaron en la supuesta batalla de Clavijo (844) y derrotaron a los moros gracias a la intervención de Santiago en su caballo blanco. En realidad la batalla de Clavijo nunca existió y la figura de Santiago Matamoros se inspira en antiguas creencias indoeuropeas.§

 

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí