«Díxomelu un paxarín»

0
32
alt
title
[Total:0    Promedio:0/5]

¿Cuántas veces hemos oído esta frase, cuando alguien descubre un secreto? Muchas frases hechas pueden tener profundas raíces en tradiciones antiguas y pueden rastrearse en viejos textos medievales o en otras culturas afines.
Precisamente este tipo de frases podemos encontrarlas en antiguas sagas germánicas.
Así, en la saga islandesa de Ragnar Lodbrokar, escrita hacia 1250, se habla de un personaje vikingo que vivió en el siglo IX. Ahí encontramos un capítulo en el que se cuenta que Ragnar está casado con Aslaug, una mujer a la que también conocen con el sobrenombre de «Kraka» (La Urraca). Pero Ragnar planea, en un viaje a Suecia, casarse con Ingibjörg, hija del Rey Eystein. De vuelta a casa hace jurar a sus hombres que no contarán nada de sus maquinaciones.
Apenas entra en casa, su mujer, Aslaug le pregunta por noticias nuevas. Aunque Ragnar elude hablar de sus intenciones, Aslaug le recrimina que quiera casarse con otra cuando ya está casado con ella. Ragnar, enfurecido quiere matar a sus hombres por haber descubierto su secreto. Pero su mujer le calma diciéndole que esa noticia se la dijeron los pájaros que se habían posado cerca de él, en Suecia. Y es que Aslaug había heredado de su padre Sigurd, el don de conocer el lenguaje de los pájaros.
Este Sigurd, no es otro que Sigfrido, el de la saga de los Nibelungos (siglo XIII) que había alcanzado ese don al bañarse en la sangre del dragón Fafnir.
 Sigfrido matando al dragón Fafnir, según dibujo de Arthur Rackham (siglo XIX)No es éste el único personaje que puede interpretar el canto de los pájaros, así en la saga de los Yslingos, compilada por Snorri Sturlusson (1178-1241) se cuenta que el Rey Dag el Sabio era informado por los pájaros de lo que acaecía en su reino.
En la «historia danesa» de Saxo Gramático (segunda mitad del siglo XII) Fridlevo escucha y entiende un poema cantado por cisnes. Siguiendo con la mitología escandinava, el propio Odín era informado de lo que ocurría en el mundo por dos cuervos, llamados «Memoria» y «Pensamiento».
En la alta Edad Media, Icmaro de Reims, habla de augures que pueden hacer predicciones del vuelo de los pájaros o interpretar su canto.
Lo mismo decía el geógrafo griego Estrabón de los astures de la Edad del Hierro, y en nuestra tradición oral existe un buen número de historias en las que se augura mediante el canto del cuco, la lechuza, el vuelo de los cuervos, etc.
Así que, como vemos, frases como «Díxomelo un paxarín» ya vienen de muy antiguo. §

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí