Pesoz. Fiesta interior

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Fusión Asturias   
Martes, 27 de Septiembre de 2011 11:10
Pesoz. Fiesta interior 5.0 out of 5 based on 1 votes.
El interior del occidente asturiano alberga concejos como el de Pesoz, donde la arquitectura tradicional se combina con restos de pasado medieval, y donde las fiestas populares dan paso en otoño a la Festa del Viño.

Vista general de PesozA media montaña, entre elevaciones que no alcanzan los ochocientos metros de altitud, Pesoz se refugia de miradas indiscretas entre bosques de robles y abedules que en estas fechas cambian de color, antes de dejar caer sus hojas y alfombrar los caminos. El concejo de Pesoz se define por un pasado medieval del que todavía quedan muestras, y una vida rural acorde a los ciclos naturales. Entre las actividades tradicionales más emblemáticas, la que da renombre al concejo es el cultivo del viñedo y la producción de vino en algunos pueblos, sobre todo en Pelorde. Como reconocimiento, el 15 de octubre tendrá lugar la V Festa del Viño, con múltiples actividades vinícolas y mercado tradicional. La producción de vino se combina con actividades agrarias y forestales, que hoy se amplían hacia el sector turístico a través del turismo rural, puesto que la zona -libre de industria- conserva ríos y bosques con sus características originarias.
La cabecera del municipio es el propio Pesoz que centra la vida cotidiana en torno a la plaza, en la que se encuentran el Ayuntamiento y también el Palacio de Ron. Este edificio, de propiedad particular, tiene cuatro alas en torno a un patio central, y está flanqueado por dos torres. En su interior se conservan restos de una antigua torre defensiva denominada Castillo de Pesoz. Detrás del palacio se encuentra la Iglesia de Santiago de Pesoz, de origen románico todavía visible en su ábside del siglo XII.
Puesto que éste es un concejo eminentemente rural, todos los pueblos y caminos tienen su propio encanto. Entre ellos destaca el pueblo de Argul, en la margen izquierda del río Agüeira, por sus casas de piedra apoyadas sobre la roca natural y los muros de las fincas, así como los altos corredores que permiten ir entre unas casas y otras sin pisar la calle. Por debajo se forman túneles de características únicas, que se emplean para el paso de personas y ganado. Entre los edificios, cabe señalar la capilla de Argul, y la Casa de Vilar, la Casa de Bastián y la Casa del Escultor. También destaca la capilla de San Miguel, situada en un bosque por el que pasa el antiguo camino de Argul a Pesoz.
Otra de las construcciones emblemáticas del concejo de Pesoz son los palomares, ya en desuso, pero aún existentes en varios pueblos como Villabrille, Pelorde y Argul. Se construyeron en una época donde aquí era abundante el cultivo de cereales, lo que permitía alimentar a las bandadas. Algunos están adosados a las viviendas y otros muestran en solitario su planta circular, como un bello recuerdo de otra época.

RutasRuta del Agüeira
Bosque a las orillas del río AgüeiraDurante tres horas de caminata se pueden recorrer los diez kilómetros de esta senda que parte de Pesoz, prosigue por el antiguo camino de Villarmarzo y desciende hasta el río Agüeira a través de un espeso bosque de castaños. En el camino se cruza el río y se asciende hacia el caserío abandonado de Sequeiros, para luego bajar hasta el río Ahío. Se atraviesa por una pasarela de madera ubicada junto a un viejo molino y luego se asciende por bosques de castaños y pinos, para continuar a media ladera entre prados y huertas hasta la capilla de San Miguel y el pueblo de Argul. El regreso a Pesoz puede hacerse a orillas del Agüeira.

Capilla de La PaicegaRuta de La Paicega
Esta ruta parte también de Pesoz para ascender por un frondoso bosque de castaños y abedules hasta el pueblo de Sanzo. Algunos claros permiten admirar el paisaje que queda más abajo, como el Valle de Agüeira y del Castro de Santa Cruz. Más adelante hay un camino vecinal que conduce a La Paicega, poblado contruido a mediados del siglo XX para los obreros que vinieron a construir la presa de Salime, hoy abandonado. Entre la vegetación todavía se encuentran las viviendas, barracones, restos del teleférico o la característica capilla de La Paicega. Un mirador ofrece una vista privilegiada del curso medio del río Navia.
Fotos: Fusión Asturias
Pinche aquí para ver más reportajes de este concejoscroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p