Tapia de Casariego. Momentos de seducción

0
66
Vista de la costa de Tapia de Casariego
Foto: Josequín Miláns del Bosch
[Total:0    Promedio:0/5]

Se le conoce por ser uno de los concejos más bellos del occidente asturiano. El magnetismo de esta villa en época estival y la belleza de una rasa litoral con hermosos arenales y escarpados acantilados son las primeras cuestiones que le han convertido en un núcleo turístico de primer orden. Pero motivos no le faltan durante todo el año para seducir al viajero.



El concejo se halla arrullado por las aguas del Cantábrico y enmarcado entre los municipios de Castropol, al oeste, y El Franco, al este. Su cercanía a la comunidad gallega se hace patente en el lenguaje propio del lugar (la ‘fala’, una variedad lingüística gallega-asturiana), y las excelentes comunicaciones -gracias a la autovía A-6- la sitúan en poco más de una hora con el centro de la región asturiana.
La capital costera, Tapia de Casariego, es además de un destacado destino vacacional, el núcleo más poblado del municipio y centraliza la mayoría de los servicios. La localidad, que se sitúa en un entrante hacia el mar, tiene en su faro de principios del siglo pasado una de sus imágenes más pintorescas. Pero hay tantos rincones para visitar como posibilidades de interacción ofrece este territorio de 65,51 kilómetros cuadrados. La cuenta final siempre es a favor de Tapia, que irremediablemente conquista al visitante. He aquí doce planes que se pueden conjugar en este territorio:

De paseo por la villa. En invierno, la fuerza del Cantábrico impregna la atmósfera y la villa se presenta especialmente atractiva para un turismo tranquilo, sin masificaciones y que permite captar la esencia de la vida en un pueblo de mar. Las terrazas del puerto o el paseo marítimo en verano manifiestan, por el contrario, una vida exuberante. Con independencia de la estación es imprescindible visitar la zona del puerto, acercarse hasta el faro, contemplar las vistas desde el mirador de Os Cañóis o conocer la plaza de la Constitución, núcleo principal de la villa y donde se encuentra el edificio consistorial y la estatua del Marqués de Casariego. En sus inmediaciones, se halla también uno de los accesos al Parque Histórico del Navia (comarca en la que se integra el concejo junto con otros siete municipios del Occidente). La Puerta de Tapia se halla ubicada en la Casa de la Cultura y entre otras temáticas permite conocer las numerosas casas palacio que se encuentran en todo el Parque.

Cabalgando las olas. El surf es desde hace muchos años el deporte rey del concejo, desde que en 1968 dos deportistas australianos Peter y Robert Gulley desembarcaron con sus tablas en las playas de Tapia. Ahora, con acercarse en Semana Santa, se puede comprobar el tirón de esta práctica que puntualmente celebra en la localidad el Campeonato Internacional de Surf Goanna. La asistencia de público está siempre garantizada, y en la pasada edición contó con una invitada excepcional: la embajadora de Australia, Virginia Greville.
Tan hondo ha calado este deporte en el municipio que ya son tres las escuelas donde poder iniciarse y perfeccionar la técnica del surf. Tapia pone los maestros y las playas adecuadas para enamorarse de las olas.

Al sol de Tapia. El concejo ofrece once playas en una línea de costa que alterna grandes acantilados con bellos arenales de arena fina y dorada y calas de cantos rodados. Toda una diversa gama que incluye desde la urbana playa de Los Campos, en la capital del concejo y que este año luce bandera azul, hasta la frecuentada por los amantes del nudismo, Mixota, la ventosa Serantes, a menudo apta para la práctica del surf y la extensa Penarronda, también bandera azul.

Entre alfombras florales. La Fiesta de la Virgen del Carmen engalana la villa tapiega durante varios días del mes de julio, pero hay un día especialmente entrañable, el 16 de julio. Las calles de Tapia adornadas de bellas alfombras florales esperan a la imagen de la Virgen en su marcha hacia el muelle donde la reciben los marineros. El hondo sentimiento de ese momento viene acompañado del ensordecedor sonido de las sirenas de los barcos y la traca de cohetes.

Noches de música en la playa. El Festival Intercéltico d’ Occidente permite disfrutar de la música en un escenario espectacular, la playa del Murallón, un anfiteatro natural con el mar como telón de fondo. El FID’O cumple este mes de agosto su veinte aniversario y promete una edición de un alto nivel, con grupos de folk y bandas de gaitas de Galicia, Asturias y también de fuera de nuestras fronteras , de Irlanda, Escocia y Bretaña. Especialmente recomendable la llamada Noite Máxica, y también la Misa Folclórica, que cada año tiene más adeptos.

De percebes, mejillones y bonito. La gastronomía basada en productos del mar es parte fundamental en la vida de los tapiegos y en cualquier época del año es posible degustarlos en los restaurantes locales. Así que nada mejor que probarlos in situ preparados por auténticos profesionales. Además, para impulsar su consumo los restauradores organizan a lo largo del año, diferentes jornadas gastronómicas. El verano es para el bonito y los meses más fríos son para el pulpo, los mejillones, los percebes y el marisco, entre otras ofertas.

Practicando golf en Tapia de Casariego (Asturias)
Foto: Cierro Grande
De hoyo en hoyo. Tapia añade al turismo de playa y de naturaleza su oferta golfista. Afortunadamente el de Cierro Grande, en Rapalcuarto, es uno de los campos con mejor drenaje en Asturias, lo cual permite que esta instalación abra durante todo el año. En invierno son conocidas sus liguillas y en verano, la afluencia se incrementa con socios que vienen de distintas partes de España. Su ubicación, justo al lado del mar, es otro de sus atractivos. Los más pequeños pueden también familiarizarse con este deporte a través de las clases.

A lomos de un caballo. La experiencia de conocer el concejo en una ruta a caballo es de lo más gratificante y es posible en el concejo gracias a un centro de hípica ubicado en el pueblo de Villargomil. La orografía de Tapia es ideal para esta práctica en cualquier momento del año, con la ventaja de poder adentrarse en alguna de sus bellas playas fuera de la temporada alta de turismo. Las rutas guiadas -con grupos de 5 o 6 personas- se realizan con caballos adecuados y permiten tanto itinerarios de costa como de interior.

De puesto en puesto. Los mercados populares son una excelente ocasión para conocer en poco tiempo los productos que ofrece cada territorio. En la localidad tapiega, esa posibilidad la brinda la Feria CampoMar que en el mes de agosto (del 15 al 21) inunda las calles de la capital con todo tipo de productos agroalimentarios y gastronómicos. La recomendación es probar el queso y requesón de la zona, producto este último que da nombre al máximo galardón que se entrega en el Certamen. Además, la feria incluye diferentes artesanías como cerámica, bisutería, cuero, etc. Estas también pueden encontrarse en el VII Encuentro de Artesanos que se celebra del 22 al 24 de julio en el puerto de Tapia.

Emulando a Fernando Alonso. La propuesta de pasar un rato con los amigos o la familia en un circuito de karts es otra de las opciones posibles ya que en el concejo se encuentra el segundo karting más grande de Asturias y uno de los mejores de la cornisa cantábrica. La velocidad atrae no solo a los asturianos pues en sus pistas es posible encontrarse a aficionados venidos de Galicia, Madrid… que disfrutan participando en sus propias competiciones. Si los adultos lo disfrutan enormemente para los más pequeños conducir su propio vehículo, en un circuito adaptado para ellos, es una experiencia única que desde luego querrán repetir.

Fotografiando la historia. Para los aficionados a la fotografía o al coleccionismo en general una buena opción es acercarse hasta el IES ‘Marqués de Casariego’. Allí se encuentra el Museo de Cámaras Fotográficas que lleva el nombre de su autor Everardo Fernández Cadenas. El fotógrafo, también conocido como ‘Súcaro’ llegó a acumular más de un centenar de máquinas (muchas de ellas fruto de un legado familiar), que se exponen en este aula. Es posible encontrar desde las máquinas de cajón de finales del siglo XIX hasta las cámaras actuales, así como todo tipo de materiales y accesorios relacionados con la cinematografía y la fotografía.

Un cuento de romanos. Las prospecciones auríferas de origen celta y romano han dejado huella en el concejo. En el pueblo de Salave, existen tres lagunas artificiales (Lagunas de Silva) creadas como consecuencia de la explotación del mineral. Hoy día se hallan en medio de un bosque y recubiertas de vegetación pero todavía es posible contemplar en este entorno bocaminas y canales de dichos trabajos. Existe una ruta que comunica las Lagunas con el barrio de San Martín, en Tapia de Casariego, que puede complementar la visita.

Un verde interior. Ante el indiscutible protagonismo de la costa los pueblos del interior del concejo quedan a menudo en un segundo plano, pero no por ello son de menor interés. La opción de disfrutar de lugares como el Valle de San Agustin, una zona de gran belleza y en la que es posible encontrar los restos de un viejo castro celta y varios molinos resulta muy atractiva. Antes de llegar a nuestro destino podemos visitar el Santuario de los Santos Mártires o de Santa María del Monte, y frente a este paraje se halla el el pico Faro (254 m.) desde donde disfrutaremos de las vistas a la costa.

Tapia sobre las olas
Profesores y alumnos de la Escuela Picante Surf
Profesores y alumnos de Picante Surf / Foto: Picante Surf


Lo que en un principio surgió como un club para la organización de campeonatos locales, nacionales e internacionales, se convirtió con el tiempo en una escuela y una tienda de surf de referencia en el norte.
Este verano se preparan para una celebración de cumpleaños especial. «Este año cumplimos 30 años –comenta Pedro Méndez, director de la escuela Picante Surf-, y además de las actividades propias de la escuela con los cursillos para todas las edades y niveles, vamos a celebrar el Campeonato Tapiego de Surf Picante 30 años. También organizamos una limpieza de la playa de Tapia y su entorno para que los niños se conciencien de que la playa hay que dejarla más limpia de lo que la encontramos. Después organizaremos juegos surferos y actividades deportivas para todos los que vengan a la limpieza».
Méndez, que además de ser Graduado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte con la especialidad de surf es formador de futuros formadores para la Federación Gallega, reconoce que el surf es un deporte en auge. Prueba de ello es que los datos anuales facilitados por el Ministerio reflejan un aumento considerable de licencias federativas. «Al principio se consideraba un deporte para gente atrevida, para unos locos. Pero ahora el surf ha venido para quedarse y ya no solo se practica en verano; las playas están llenas durante todo el año y esto para Tapia puede ser un reclamo increíble porque tenemos unas playas perfectas para poder practicarlo».

Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí