Respuesta global

0
76
[Total:0    Promedio:0/5]

Impresiona ver la imagen de satélite que ofrece la NASA de todos los incendios activos que hay en el planeta. Algunos puntos rojos están tan juntos que solo a simple vista ya auguran una catástrofe medioambiental. La Amazonia, el pulmón del planeta que genera el 20% de la producción mundial de oxígeno está en llamas. Mientras el Gobierno brasileño atribuye los incendios a una sequía de carácter extraordinario o le echa la culpa a las ONGs, distintas organizaciones consideran que han sido provocados para aprovechar esas tierras para la minería o agricultura extensiva, actividades promovidas por el propio Bolsonaro que no dudó en cambiar leyes de protección medioambiental y de comunidades indígenas cuando accedió al poder. Desde entonces los incendios se han incrementado un 145%.

Varios fuegos activos afectan al 45% de Siberia. Las autoridades son desde la última reforma legislativa-, quienes deciden en cada momento si extinguir un incendio es viable o no según el coste económico y la amenaza que suponga para las personas. La realidad es que no se extinguen y, el humo y las cenizas se esparcen por más de un tercio del país. Alaska se encuentra en parecidas circunstancias. Ambos focos han arrojado a la atmósfera más de cincuenta millones de toneladas de CO2 solo en junio y julio.

La zona que arde en África es superior a la sudamericana. Los incendios aquí son una constante como resultado de las practicas agrícolas y ganaderas tradicionales. ¿Son problemas locales o catástrofes ambientales que nos afectan a todos? La vida en el planeta no puede depender de un puñado de dirigentes, más preocupados por conseguir poder en el presente que por la vida en el futuro. Es un problema global que exige una respuesta internacional común. ¡Ya!

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí