José Antonio Labra. “Ahora tenemos una imagen más saludable de la vejez”

0
3
José Antonio Labra. Doctor en psicología y responsable del Área de Atención a Mayores de la Comarca de la Sidra.
[Total: 0   Promedio: 0/5]

José Antonio Labra, doctor en psicología y responsable del Área de Atención a Mayores de la Comarca de la Sidra, dirige esta Área que es todo un ejemplo en Asturias en el desarrollo de políticas sobre el envejecimiento activo y saludable. Además, es uno de los creadores de un método de evaluación de la actividad cognitiva, pionero en nuestro país.

-¿En qué lugar sitúa la sociedad a las personas mayores?
-Es una pregunta difícil de responder porque tiene varias vertientes. Por un lado, los avances en la medicina permiten que se llegue a una edad avanzada en mejores condiciones de salud, las personas son menos dependientes y eso contribuye a tener una imagen más saludable de la vejez. Por otro, también hubo un avance en las políticas sociales de atención a personas mayores, especialmente en lo referente al envejecimiento activo, de forma que ellos son partícipes de muchas actividades que se ponen en marcha. Por poner un ejemplo, están las actividades intergeneracionales que hace unos años no se estilaban y que están dando muy buenos resultados.
Una tercera vertiente es la que contempla a las personas mayores como educadoras. Es una visión muy interesante que nosotros estamos desarrollando y que habría que potenciar. Sin embargo hay otros terrenos en los que todavía hay clichés perjudiciales, como por ejemplo ver a la persona mayor como una carga económica.

-¿A qué se debe esta imagen negativa?
-Es lo que se refleja en los medios de comunicación porque lo manejan los políticos. No hay más que ver el tratamiento que se da al tema de las pensiones y su sostenibilidad cuando hay elecciones. No se dice explícitamente que las personas mayores son una carga pero sí implícitamente, y lo utilizan los partidos a su antojo para justificar sus campañas, eso es muy perjudicial. Este estereotipo se recrudece aún más en épocas de crisis económicas. No se está considerando la riqueza económica ni la bolsa de empleo que genera este sector de la sociedad.

“Los políticos no dicen explícitamente que las personas mayores son una carga pero si implícitamente, eso es muy perjudicial”

-Respecto a la labor educadora que mencionaba anteriormente ¿qué papel juegan ahora los abuelos respecto a sus nietos?
-La crisis ha potenciado que esos lazos sean más estrechos porque muchas familias han tenido que ir a vivir a la casa de sus padres, y aunque esto puede tener consecuencias negativas también las hay positivas porque se ha transformado la imagen de los abuelos. En el medio rural se está recuperando la capacidad del abuelo como educador. Al mejorar la salud de los mayores estos también pueden jugar con sus nietos, llevarlos a comprar, al parque y esto crea lazos de unión.

-¿Envejecen peor las personas que viven solas?
-No necesariamente, una cosa es vivir sola y otra vivir en soledad. Hay personas que viven solas porque no tienen familiares cercanos o vecinos, y en cambio se buscan la vida para relacionarse, acudir a talleres, bajar al mercado y participar en actividades, en cambio hay otras personas -que incluso pueden vivir acompañadas-, pero se sienten muy solas. La soledad es un fenómeno muy subjetivo que tiene que ver con factores personales. Tiene que ver con la percepción que cada uno tiene de su entorno físico y de cómo afronta cada uno la tarea evolutiva de enfrentarse a situaciones a las que hay que hacer frente, como por ejemplo la pérdida de un ser querido. Ante situaciones difíciles las personas tienen que luchar para superarlas, quien no lo hace puede entrar en una situación de apatía o de tristeza, que puede conducirle a la soledad.

-¿Hay suficientes recursos en el Principado de Asturias para atender a nuestros mayores o se trata de una cuestión de organización?
-La pregunta es la adecuada, porque una cosa es que haya suficientes medios y otra diferente que estén bien organizados. Yo creo que hay medios pero existe un problema de planificación de los recursos. No es posible que en un municipio la ayuda a domicilio tenga un ratio de cobertura y un coste para el usuario y que en otro municipio cercano tenga otra tasa y otra cobertura. No se explica que en la Comarca de la Sidra ofrezcamos un servicio que ha ido aumentando año tras año porque la gente está encantada y que en un municipio colindante no exista ese servicio. Es preciso hacer estudios pormenorizados de cada municipio, ver qué recursos se pueden aprovechar y planificar en este sentido.

“No se explica que en la Comarca de la Sidra ofrezcamos un servicio de comida a domicilio que ha ido aumentando año tras año porque la gente está encantada, y que en un municipio colindante no exista ese servicio”

-Junto con Julio Menor ha creado un sistema de evaluación pionero, la PECC, Prueba para la Evaluación de la Cognición Cotidiana ¿Qué ventajas aporta ese sistema?
-Es un instrumento de evaluación, una prueba que evalúa la capacidad mental que tenemos para realizar tareas cotidianas. Nos permite obtener información fiable, algo que es difícil de obtener por los métodos tradicionales. Cuando una persona tiene un problema motor o relacionado con el auto cuidado, a través de la propia observación o de lo que nos transmitan sus familiares podemos evaluarla, pero hay ciertas tareas que son más complicadas de evaluar porque poseen un componente cognitivo fuerte, es lo que se denomina cognición cotidiana. Hablamos, por ejemplo, de manejar el dinero, llevar las cuentas del banco, preparar una receta de cocina, entender una factura del teléfono… tareas necesarias para poder vivir en el ámbito comunitario y que son las que primero se deterioran.

-¿En qué consiste este sistema evaluador?
-Lo novedoso de este sistema frente a otros que ya existen es que lo que hace la persona es realizar una serie de tareas delante del evaluador. Nosotros le presentamos las diferentes tareas en un contexto muy similar al real a través de dos personajes ficticios, y el evaluador va anotando los errores que va cometiendo, en caso de que los cometa. A través de la observación, obtenemos la información necesaria para decidir si esa persona tiene deterioradas ciertas actividades mentales, y si es así, cuáles sí y cuáles no. Puede ocurrir que una persona tenga problemas para manejar el dinero pero prepare perfectamente una receta de cocina. Este instrumento nos permite determinar en qué tareas concretas falla la persona, porque no en todas están implicados los mismos procesos mentales.

-¿Qué acogida está obteniendo la PECC?
-Muy buena, la prueba está publicada por la Editorial Eos y ya se está vendiendo en toda España y en Sudamérica. Nuestra intención ahora es darla a conocer. Ya se han puesto en contacto con nosotros psicólogos internos residentes en Asturias y médicos forenses, para los que resulta es muy interesante porque son los que valoran si a una persona hay que incapacitarla o no legalmente. Y esto hasta ahora era una laguna importante, pues a muchos hijos por interés personal les interesa manejar el dinero de sus familiares y son los médicos forenses los que redactan el informe para el juez. Ahora si pasa la prueba ya saben que la persona puede por sí misma controlar su economía.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí