Imágenes de Asturias

descargar


Suscríbete

Recibe cada mes el sumario en tu correo

Errores Divinos

Imprimir E-mail
(1 Voto)
Escrito por Teobaldo Antuña   
Miércoles, 28 de Marzo de 2012 09:38
Errores Divinos 5.0 out of 5 based on 1 votes.
El Espíritu Santo, como es paloma, a veces tiene dificultades con los idiomas humanos modernos. El Papa alemán habla en castellano en México y se refiere a la 'persona humana'.

Aún cuando cuenta la leyenda que había infundido el don de lenguas a los pioneros no debe ser fácil pasar de las semíticas a las latinas, porque ese mismo error comete cotidianamente el jefe de los católicos españoles; Señor Rouco Varela: sobra el calificativo, "persona" significa "ser humano", ¿vale? Enseñar al que no sabe, obra de caridad.

Los santos doctores de la Real Academia de la Lengua advierten sobre los manuales de lenguaje no sexista, dicen que corremos el riesgo de hacer el idioma impracticable. Yo creo que no es para tanto y sí que existe machismo en el habla; cuando se dice "el progreso técnico del hombre" no se refiere a ambos géneros, porque ya se sabe que el femenino es incapaz de usar herramientas, tan cierto como que la Tierra es plana. Otro ejemplo de anteayer: mi amigo Fernando prepara un borrador para la revista cultural del ayuntamiento; hace referencia a la proyección de una película que cuenta el proceso de ilegalización del POUM en 1937, escribe "la desmovilización de un ejército de 10.000 hombres".

Estriba la gracia del chiste en que las milicias populares tenían centenares de combatientes femeninas, que fueron obligadas a retirarse del combate para pasar a ser cocineras, enfermeras u ocupar otras funciones "propias de su sexo y condición". Ambos problemas de redacción tienen soluciones muy sencillas: "progreso técnico de la Humanidad", "ejército de 10.000 personas", sólo hace falta pensar con la otra mitad del cerebro.

Claro que también han de hacer su tarea las propias interesadas. La Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Langreo edita una revista en la que colaboran diferentes asociaciones, hago constar mi felicitación por una entrevista a Neri la Lechera, incansable trabajadora, orgullosa madre soltera, ejemplo de amor propio, sonrisa permanente, pero denuncio que una publicación tan costosa no puede tener errores sintácticos ni faltas de ortografía; primera respuesta de la autoridad: "¡También los tiene La Nueva España!". Tenemos que ser más serios. Y sobre todo más serias.

Ciertamente algunas situaciones no son para reírse. Tengo unas notas de hace casi un año, en la madrugada del 26 de abril pasado un ciudadano se queja amargamente en el programa de radio "Hablar por hablar" porque "va a tener que ir a la cárcel sin ser un ladrón o un asesino, sólo" porque agredió a su mujer y porque le encontraron conduciendo borracho. La locutora quiere hacerle razonar sobre los delitos: "¿Qué le dijo el juez en la primera detención". "Que no podía volver a deleitar", (delinquir).

Para relajar un poco vamos al fútbol. Los radiofonistas deportivos tienen su punto de divismo, llevados de la autosuficiencia no se preocupan de preparar las entrevistas y a veces suceden estas cosas. Programa estrella de la cadena SER, después de una gloriosa actuación del Bilbao está en antena uno de sus jóvenes valores:
-Divo de la Radio: "Bueno, así que otra perla más de Navarra"
-Futbolista: "No, yo soy de Laguardia, es Álava"
-Divo: "Bueno, sí de la Navarra alavesa...Ya te sigo en Twitter..."
-F: "No, yo no tengo Twitter"
-D: "Oye, ¡qué gol metió el Iraola, eh?"
-F (alucinando): "No..."
...
-D (sin nervios): "Bueno, dio en el palo, pero si llega a entrar..."
Manifestación contra la reforma laboral en Córdoba
Escribo estas líneas muy poco antes de la Huelga General. Empezaron a calentarse los motores sindicales en manifestaciones el 19 de febrero. Por circunstancias familiares me tocó en Córdoba y por allí andaba la señora de la foto que ilustra el artículo. Se quejaba, con razón, de que la gente no gritaba ni nada, parecía más bien un paseo dominical, con aquella mañana soleada; agitando la bandera con garbo animaba al personal a seguir sus voces: "¡Españaaa, Españaaa!", deportista despistada, al parecer.

Para cerrar, -y prometo no hacer comentarios; ya se los hice a la firmante-, reproduzco literalmente una línea de la carta que, sobre los últimos cambios legislativos, envía la responsable del Sindicato de la Construcción de UGT a sus afiliados y afiliadas: "...estamos trasladando al conjunto de los trabajadores en especial a nuestros afiliados los aspectos más lascivos de la reforma laboral..."

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla scroll back to top
 

Directorio de empresas

silvota_trabajador

Directorio de  Guía de Asturias

Números publicados

portadas

Concejos

mapa_asturias_p