Polígonos de Obanca y Tebongo. Luz verde a la empresa

0
13
Polígono de Obanca. Cangas del Narcea.
Polígono de Obanca. / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

En un entorno natural, los polígonos de Obanca y Tebongo, son el corazón empresarial de la comarca, más en este entorno de crisis tan cacareado. En un momento convulso en el sector del carbón, estas áreas industriales son la esperanza laboral de una zona que debe buscar nuevas vías de desarrollo.


El polígono de Obanca fue el primer asentamiento industrial creado en el concejo de Cangas del Narcea. Inaugurado en 1999, la alta demanda de ocupación fue la principal característica desde su nacimiento. Obanca se convirtió rápidamente en la referencia empresarial del suroccidente, al ser el único lugar donde ubicar una empresa con espacio e infraestructuras suficientes para desarrollar una actividad creciente. Tanto el IDEPA como el Ayuntamiento se volcaron para equipar el lugar con todo lo necesario: muelle de carga y descarga de camiones, rotondas de acceso con amplitud suficiente para vehículos de grandes dimensiones, asfaltado de calles, zonas de aparcamiento, puntos limpios, hidrantes, señalización, buzón… Ese primer empuje no ha disminuido con el tiempo, ya que las mejoras son continuas, el Ayuntamiento se encarga de las labores de limpieza y mantenimiento, el polígono está vigilado y las zonas verdes comunes atendidas. El año pasado además se dio un fuerte impulso a las comunicaciones de la zona, con la llegada de la fibra óptica al polígono, permitiendo así acceder a una navegación por internet veinte veces más rápida que hasta el momento..

El año pasado se dio un fuerte impulso a las comunicaciones de Obanca, con la llegada de la fibra óptica al polígono.

Los 65.000 metros cuadrados de Obanca dan cabida a más de veinte empresas. Existe también un centro de empresas creado en 2004 para dar salida y apoyo a los tan necesarios proyectos de emprendimiento empresarial. El Centro alberga un semillero de empresas, prestando apoyo logístico y administrativo a las de nueva creación, asesorando en las gestiones necesarias, colaborando en la búsqueda de financiación y proporcionando determinados servicios gratuitos como fotocopiadora, fax, escáner, proyectores para presentaciones… También ofrecen un servicio de domiciliación social virtual y soluciones de alojamiento físico en régimen de alquiler, siempre que se planteen como una opción temporal y no definitiva.

Polígono de Tebongo. Cangas del Narcea
Polígono de Tebongo. / Foto: Fusión Asturias


Dos polígonos complementarios

Desde su creación, en el polígono de Obanca la demanda de espacio siempre superó a la oferta, así que con el tiempo se plantearon nuevas zonas, y se pusieron en marcha nuevos proyectos. De ellos, Tebongo es el único en funcionamiento, ya que otras zonas se han retrasado o descartado por culpa del revés económico. Es el caso de la zona de Cibuyo, que se plantea como una zona de actividad agroalimentaria, aunque de momento ha quedado relegada.

A pesar de las dificultades, desde el Ayuntamiento insisten en que el proyecto de construcción del matadero en Tebongo no está abandonado, y que será un impulso para la actividad del sector empresarial cangués.

Los 15.000 metros cuadrados del polígono de Tebongo pudieron urbanizarse gracias a la financiación del Plan Complementario de Reactivación de las Comarcas Mineras; por eso a la hora de adjudicar el espacio disponible en sus veinticinco parcelas primó la innovación tecnológica y la generación de empleo. La parcela número 26 se reserva para un proyecto que no termina de salir, pero al que no se renuncia: el matadero municipal, que sería fundamental teniendo en cuenta la importancia de la ganadería en la economía del concejo. A pesar de las dificultades, desde el Ayuntamiento insisten en que el proyecto no está abandonado, y que será un impulso para la actividad del sector empresarial cangués.
Tanto Obanca como Tebongo se encuentran muy cerca de la capital de Cangas del Narcea, y se benefician de las mismas comunicaciones que ella. Los proyectos de futuro de ambas zonas dan fe de la buena salud de la empresa comarcal que, aún a pesar de las dificultades económicas globales, aguanta quizá con un crecimiento más ralentizado, pero sin un retroceso evidente.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí