Rebecos en el Aramo. La repoblación da sus frutos

0
64
Rebecos en el Aramo
Foto: Pablo Quirós
[Total:0    Promedio:0/5]

Ya en 2005 comenzó a darse forma a la idea de volver a ver rebecos en la Sierra del Aramo, en el marco de un proyecto auspiciado por el Principado de Asturias. Una vez concluido, con la suelta de un total de treinta rebecos, se pone en marcha un refuerzo encabezado esta vez por la Sociedad de Cazadores de Morcín, con respaldo del programa Leader de Montaña Central.

La primera parte de esta idea comenzó a andar una vez que tanto la Consejería de Medio Ambiente del Principado como los expertos europeos consultados dieron el visto bueno al proyecto; se explicó también a los guardas de las zonas donde iban a ser capturados los rebecos (Somiedo y Proaza); a la Junta consultiva del Parque Natural de Somiedo, las Sociedades de los cazadores de Morcín, Lena y Quirós, y los políticos locales. Y en cuanto todas las partes mostraron su conformidad, comenzó la recuperación del rebeco del Aramo, dentro del marco del consiguiente Estudio del Aprovechamiento Cinegético como recurso turístico en la Montaña Central.
En este momento ese proyecto de repoblación ya ha finalizado, según informa Valentín Morán Álvarez, presidente de la Sociedad de Cazadores de Morcín. Treinta rebecos fue el número total de ejemplares que se soltaron en la zona de Caranga (Quirós), los últimos en 2009.
No obstante, para reforzar la anterior campaña la Sociedad de Cazadores de Morcín encabeza un nuevo programa que cuenta con fondos del programa Leader, de Montaña Central. La dotación económica es de 141.000 €, de los cuales el 81,25% están subvencionados por el programa Leader. El resto de la financiación, que ha de ser externa, está prácticamente conseguida ya y sólo queda firmar los acuerdos que ya están en marcha con Repsol y Gas Natural.

La Sierra del Aramo es una zona en la que esta especie puede habitar sin alterar el equilibrio biológico y sin repercutir negativamente en los intereses del ganado doméstico.

La previsión es que a principios de octubre se pueda comenzar ya con las capturas. Previamente se hará una presentación pública del proyecto a cargo de las tres sociedades, Quirós, Lena y Morcín; la Consejería de Medio Ambiente, Montaña Central y las dos empresas colaboradoras.
“Se trata de un refuerzo de todo lo que se hizo con anterioridad –explica Valentín Morán-. Se soltaron treinta rebecos, pero cualquiera de ellos podría tener algún problema. Y aunque sabemos que se están dando bien, porque ya estamos viendo crías, la recuperación será mucho más rápida si soltamos otros treinta más”.
Todos los animales liberados fueron convenientemente marcados para poder realizar seguimientos periódicos, identificándolos gracias a sus marcas individuales.
Y es que la Sierra del Aramo es, según todos los estudios, una zona en la que esta especie puede habitar sin alterar el equilibrio biológico y sin repercutir negativamente en los intereses del ganado doméstico. De hecho, los estudios realizados demuestran que a principios del siglo XIX ya existían rebecos en el Aramo.
En la actualidad, se espera que esta recuperación pueda suponer además un atractivo turístico de cara a las zonas implicadas, que podrían atraer a un mayor número de visitantes interesados en las actividades cinegéticas. “Además para las Sociedades supone un gran apoyo, ya que cada vez hay menos cazadores y tenemos que soportar gastos importantes. Para nosotros es un proyecto muy interesante”.
El trabajo de apoyo realizado por el Consorcio Montaña Central ha resultado muy positivo en todo el proceso: “Sin ellos no podríamos hacer esto –amplía Valentín Morán-. Buscar financiación propia es imposible y se tardaría muchos años en ver los resultados”.
En el proyecto está trabajando la empresa Biogestión, que aporta el asesoramiento técnico; la Consejería de Medio Ambiente y las guarderías, que coordinan las capturas; y la Sociedad de Cazadores de Morcín, que brinda el apoyo humano de socios y cazadores. Pinche aquí para ver más reportajes de esta comarca

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí