Turismo en un rincón del paraíso

0
91
Hórreo en Agüera, en Belmonte de Miranda
Hórreo en Agüera, Belmonte / Foto: Fusión Asturias
[Total:0    Promedio:0/5]

Hablar de turismo rural en Belmonte es poner el acento en disfrutar del medio natural, un entorno acogedor en el que todavía es posible encontrar las madreñas a la puerta de casa, y que ofrece muchas posibilidades al visitante.

La tranquilidad que se respira en el entorno rural y la cercanía de unas gentes sencillas y abiertas son valores que no se encuentran fácilmente. Hay que ir a lugares no masificados por el turismo para descubrirlos, rincones como Belmonte de Miranda: con tan sólo 1.739 habitantes, los vecinos se comportan como una gran familia distribuida entre la capital y los muchos pueblos que salpican su geografía.
Por eso, por una naturaleza exuberante, y por una gastronomía que hace honor a una buena mesa, Belmonte resulta más que atractivo para los amantes del turismo rural que pueden escoger entre una variada oferta de casas y otros alojamientos rurales. «Algunos vienen atraídos por la cercanía al Parque de Somiedo, pero luego se quedan sorprendidos por el propio concejo, no se imaginaban que pudiera ser tan bonito», comenta un empresario de turismo rural de la zona. Todos coinciden en señalar que Belmonte siempre impresiona gratamente.
La caza de jabalí, corzo o perdices atrae también a muchos visitantes, al igual que la posibilidad de pescar salmones y truchas en los caudales del Pigüeña y el Narcea, ya que una ribera de este río corresponde al concejo. También hay dos cotos de pesca sin muerte, uno en la villa de Belmonte y otro en Selviella.
La posibilidad de visitar la mina de oro, conocer brañas vaqueiras, recorrer una antigua calzada romana o visitar un pequeño pueblo medieval, son algunas de las opciones extra que ofrece el concejo.Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí