El Franco. Turismo para todos.

0
181
Playa de Porcía (El Franco)
Playa de Porcía / Foto: Fusión Asturias
[Total: 0   Promedio: 0/5]

Además de ser conocido por sus concurridas playas, el concejo de El Franco combina los atractivos de mar e interior, con un importante patrimonio cultural y una atractiva agenda cultural y festiva.

La espectacularidad de la costa franquina ha hecho que este paisaje, de abruptos acantilados y mar bravo, sea muy apreciado por los bañistas, que encuentran aquí playas para todos los gustos. Desde la arena fina de Porcía hasta los cantos rodados de Castello, en El Franco es posible encontrar pequeñas e íntimas calas donde estar casi en soledad, y también playas concurridas que cuentan con todos los servicios. El turismo de costa es una de las grandes bazas del concejo, pero lo cierto es que sus habitantes han trabajado mucho para diversificar su oferta, y plantear diferentes opciones que incluyen también el turismo de interior.
Para ello han puesto en valor un importante patrimonio natural, con joyas como las Covas de Andía, declaradas Monumento Natural en 2002. Se encuentran tierra adentro, en la parroquia de Arancedo y tienen un curioso paisaje a base de huecos y cuevas excavadas en la roca caliza, herencia de una explotación de oro de la época romana. También en el interior del concejo se pueden visitar las Cascadas de Penadecablas, saltos de agua de difícil acceso, que se compensa con las espectaculares vistas. El mismo río que crea estas cascadas -el río Mazo- condiciona el paisaje de Boimouro, donde hace ya tiempo hubo una herrería de la que aún se pueden ver los restos. También el río Porcía, con numerosos molinos junto a su curso, provee de frondosa vegetación y de fauna típica, como el salmón o la nutria, protegida a nivel europeo.

El Franco ha puesto en valor un importante patrimonio natural, que incluye también el turismo de interior.

Otro de los puntos fuertes del concejo es una red de pequeños museos, tanto de iniciativa pública como privada. Llaman la atención la Casa de África, colección privada en las antiguas escuelas de La Braña; el Museo de la Forja, con obras artesanales que se exponen en la casa familiar del autor, Ángel Fernández López, más conocido como «Angelito»; o el belén tradicional asturiano y pequeño museo etnográfico situado en A Caridá. El complejo cultural As Quintas, completamente restaurado, alberga diferentes servicios municipales y se presenta como una excelente muestra de la arquitectura tradicional de la zona.
El Camino de Santiago es una de las rutas que permite recorrer varios parajes de interés del concejo. Entre Castello y Porcía, el camino es de dificultad baja (unas dos horas) y recorre lugares como el molín de Mingolín, de propiedad particular, la Capilla de San Pelayo en Mernes o la iglesia de Valdepares, del siglo XVI. También de esa época es la ermita de Porcía que se encuentra al final de trayecto. Para detenerse y descansar, disfrutando del entorno, en A Caridá hay un albergue de peregrinos. Y si hay quien prefiere caminar un poco más, la Senda Costera coincide con el Camino de Santiago en el comienzo y el final de la ruta, pero amplía el recorrido en varios kilómetros que bordean el litoral.Pinche aquí para ver más reportajes de este concejo

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí