Rubén Fernández, presidente de I.G.P. Ternera Asturiana. “Consumir Ternera Asturiana es apostar por el futuro del campo en Asturias”

0
298
Terneras asturianas
Foto: IGP Ternera Asturiana
[Total:0    Promedio:0/5]

– Publirreportaje –

Hace 17 años nació el Consejo Regulador de la I.G.P. Ternera Asturiana con el objetivo de asegurar la calidad de la carne que se produce en Asturias, certificando y garantizando el origen de las razas de vacuno asturianas y un sistema sostenible de producción.

Tenemos además una importante responsabilidad social ya que el sector cárnico es clave en el presente y futuro del sector agrario asturiano”, apunta Rubén Fernández, ganadero y presidente de la I.G.P. El medio ambiente asturiano es lo que permite que las razas autóctonas puedan alimentarse libremente aprovechando los pastos naturales y por tanto la defensa del medio ambiente es una cuestión “de vital importancia”. “Los ganaderos debemos promover un uso respetuoso de los recursos naturales porque nuestro activo más importante es la naturaleza que nos rodea”.

Desde su nacimiento el volumen de carne certificada por la I.G.P. no ha dejado de crecer en contraste con los datos demográficos que dicen que en Asturias el campo se sigue despoblando. El número de explotaciones ganaderas se ha reducido en estos últimos años en parte porque muchas pequeñas ganaderías fueron sustituidas por otras de mediano tamaño. Sin embargo desde la I.G.P. el discurso es optimista. “Nosotros estamos convencidos de que hay futuro en la ganadería con Ternera Asturiana y por eso nos esforzamos en darle visibilidad a los jóvenes y en especial a las mujeres jóvenes que optan por hacer de la cría de vacuno su modo de vida”.

Estos diecisiete años de vida han permitido a la I.G.P. situarse como cuarta marca de calidad de España, aportando anualmente un valor comercial al sector primario de 32,6 millones de euros. En esta andadura se han certificado 325.000 canales y 83 millones de kilos de carne, e integrando más de 6.000 explotaciones ganaderas de Asturias.
Otro de los pilares fundamentales e irrenunciables para el Consejo Regulador es el respeto al bienestar animal. Uno de los requisitos para certificar carne bajo el sello es que los terneros pasen los primeros meses de vida junto a sus madres para que los puedan amamantar. Después los animales son criados siguiendo las prácticas tradicionales del manejo del ganado en Asturias, lo que incluye el aprovechamiento de los recursos naturales y la vida en libertad gran parte o incluso todo el año.

“Hay futuro en la ganadería con Ternera Asturiana. Nos esforzamos por visibilizar a los jóvenes, en especial a las mujeres que optan por hacer de la cría de vacuno su modo de vida”

Ternera Asturiana presentó el pasado año la nueva Marca de Garantía Vacuno Mayor Asturiano, una reivindicación de los sectores cárnico y hostelero asturianos, que entendieron bien el valor que aporta una marca de calidad como Ternera Asturiana de cara a ofrecer todas las garantías a su clientela. “Se trata de un producto diferente”, defiende Fernández. “Es una carne de sabor intenso, más tierna y más saludable, no sólo por tener menos grasa infiltrada sino porque está asociada a una producción más sostenible. Estamos hablando de una raza autóctona que tiene unas características únicas porque a pesar de ser carne de animales más viejos, su genética hace que siga siendo tierna, aún con periodos cortos de maduración”.

La Ternera Asturiana de los Valles, la de más calidad de Europa

Así se determina, al menos, en un estudio cofinanciado por la Comisión Europea en el que se analizan las 15 mejores razas europeas de carne, estudio en el que la raza Asturiana de los Valles ha obtenido la puntuación más alta, destacando la ternura, jugosidad y valor nutritivo de su carne asturiana.

piezas de carne de ternera asturiana
Foto: IGP Ternera Asturiana

Según la gerente de la I.G.P. Ternera Asturiana, Elena Cebada, “es indiscutible que la raza es fundamental para obtener un producto de primera, como es la Ternera Asturiana. La labor de ASEAVA y la apuesta de los ganaderos asturianos por la raza ha llevado a la Asturiana de los Valles de estar en peligro de extinción a ser la raza autóctona más exitosa de España”. Pero considera que, además de la genética «que resulta fundamental» hay que destacar la labor del ganadero y de la industria, “porque la mejor genética se puede ir al traste con un mal manejo a lo largo de la cadena de producción. La cría tradicional, la alimentación con leche materna y pastos y un manejo en el que se asegura el bienestar animal, son determinantes en la calidad del producto”.


Un producto SOSTENIBLE

Son razas autóctonas, criadas de forma tradicional, por más de seis mil familias de ganaderos asturianos, con una media de doce reses por explotación. Garantizan así un absoluto respeto por el bienestar animal y por el medio ambiente en el proceso de cría, que se realiza aprovechando recursos naturales la práctica totalidad del año.

Es un producto saludable, determinado por sus principales características que vienen dadas por su genética y por esa forma tradicional de producción asociada a los pastos cantábricos. Con características como la terneza, la ausencia de grasa, un perfil elevado de Omega 3 o la jugosidad, los principales distintivos de la Ternera Asturiana.
Un origen, Asturias, bien identificado y apreciado por el consumidor final.
Y todo ello, garantizado por su Consejo Regulador.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor, introduce tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí